Las 5 Mejores Películas de Maggie Gyllenhaal

Una de las actrices para mi gusto más desperdiciadas y aun así con una cantidad de cintas de calidad dramática muy importante, hoy cumple 43 años Maggie Gyllenhaal, sin duda uno de los rostros femeninos más reconocibles de la actuación en la primera década del nuevo milenio.

Descendiente de la realeza sueca, hija de director y de familia artística, Maggie comenzó su carrera a los 15 años, casi a la par que la de su hermano menor, Jake, con el cual en esa primera etapa incluso pudo compartir su primer ascenso en la cinta de culto, Donnie Darko, de 2001. Maggie tuvo que esperar solo un año más para saltar a la fama de la mano de una comedia negra muy peculiar, tan romántica como sadomasoquista; dicho escalafón le valdría una cierta imagen de símbolo sexual, provista de una belleza tan particular como dicho film. Dicha posición la acompañaría durante toda su carrera, sujeta a papeles con algún toque de extravagancia o erotismo, sin serle ajeno el drama, la comedia, el romance y/o el thriller, confirmando siempre su talento y versatilidad tanto en roles secundarios como en protagónicos.

Con 46 créditos entre cine y televisión en su haber, el cuidado con el que selecciona sus proyectos también la ha convertido en una actriz de una constancia “no comercial”, teniendo una especie de renacimiento histriónico hace apenas un par de años.

Ganadora de 21 premios, de entre los que destaca un Globo de Oro, celebremos el cumpleaños de Maggie con sus 5 Mejores Películas

 

5 – Frank (Abrahamson, 2014)

Una gran cinta, tesis cinematográfica de la subcultura musical hipster y/o de garaje, es en la cuestión actoral donde se refleja el verdadero tono del film, pues más que comedia estamos ante un tratamiento tragicómico que al final incluso se puede convertir bajo un humor muy negro, en algo cruento y “especial”. La química que logra el trío de Fassbender y su cabezota, la narración de Domhnall Gleeson y la figura anti heroica de Maggie Gyllenhall regala momentos de buen valor histriónico los cuales se disparan en la secuencia final, donde el protagonista nos recuerda de que fue toda la cinta exclamando “Amo tu pared! “Los amo a todos”, un discurso que solo podrán comprender los que ya han visto el film

 

4 – Stranger than Fiction (Forster, 2006)

Entrañable comedia negra de corte surrealista donde el papel de Gyllenhaal, a pesar de tener pocos minutos en pantalla, es fundamental para crear la naturalidad dramática del film, ya que su rol de reparto es el que interactúa de manera directa con un Will Ferrell irreconocible y en una actuación dramática única y buena en su carrera. La química es palpable en un secundario cuento romántico entre estos dos seres totalmente distintos, y en donde Maggie funge con esa sensualidad y rebeldía que la caracterizaría desde sus inicios 4 años antes. La mejor escena del film sigue siendo el clímax de dicho romance, donde la voz de Ferrell se combinan con la canción original de Wreckless Erick “Whole Wide World”.

 

3 – Crazy Heart (Cooper, 2009)

Maggie cerraría una década de ensueño (acababa también de suplir a Holmes en The Dark Knight) con su única nominación al Oscar en el rubro de actriz de reparto, papel que le permitió sacudirse un poco esa estela de morbo para adentrare en un rol maternal de fuertes emociones y de gran apoyo para el consecuente y justo Oscar a un Jeff Bridges desgarrador. De nuevo, es de notarse la compenetración dramática de Maggie hacía con estos pequeños pero sustanciales papeles secundarios, desempeños que le permiten explotar con claridad todo su potencial en las secuencias que es requerida. Todo bien hasta ese 2009, lo único malo es que a partir de esta cinta su presencia en pantallas se reduciría de manera importante

 

2 – Secretary (Shainberg, 2002)

Tan polémica como exquisitamente retorcida, esta divertidísima fábula de romance y sadomasoquismo permitió a James Spader cerrar su proceso de galán enfermizo, mientras del otro lado protagonista vio nacer a una Maggie Gylenhaal tan sensual como dramáticamente inmejorable. El tono ácido con el que incluso comienza el film (al suplir el trastorno de ella con un accidental intento de suicidio) acompaña la estructura de un personaje entrañable y ciertamente foco de atracción y morbo, en una química sublime que desembocará en un giro un poco sorpresivo dadas las condiciones “anti románticas” primeramente descritas por su narrativa. Un cuento romántico revolucionario, cómico y trasgresor, su toque surreal es la cereza del pastel

 

1 – The Kindergarten Teacher (Colangelo, 2018)

A pesar de los ciertos baches narrativos, una efectiva tarea de reestructura en su guion permite  emerger el brillante desempeño de Maggie Gyllenhaal en el que sin duda es el más complejo y maduro papel de su carrera. La actriz entrega un exquisito y enfermizo (y hasta un poco sexual, sello de la casa) retrato de obsesión y auto destrucción con una singular frialdad que para su clímax llega a estremecer. Ella es el punto clave del film que acapara todo las esquinas de su argumento y en el que recae todo el sentido y esfuerzo directivo de Colangelo, en lo que se convierte en una química directora – actriz fascinante. Sin duda un remake que gracias a Gyllenhaal es incluso superior a su original presentación de origen israelí.

 

 

Etiquetas:  

Acerca del autor

El Fett   @El_Fett   cinescopia.com

El más realista y cabrón crítico de cine que pueda existir. Ente sin misericordia que tiene el halago de transmitir a los mortales su sentir y sabiduría en el mejor recinto sobre el séptimo arte. Cinéfilo de corazón y crítico crudo por vocación. Alter ego del Licenciado en mercadotecnia y RRPP Oscar M Rodríguez (FB) Sigueme en twitter @El_Fett


Leave a Reply

Your email address will not be published. Required fields are marked *

*

*

*