Las 5 Mejores Películas de Ron Perlman

Uno de los actores mayormente de reparto más querido en el entorno fílmico, un día como hoy de 1950 nace Ron Perlman, distinguido peculiarmente no solo por su físico, sino por su asociación con variados directores de aventuras, terror y acción que lo han llevado a interpretar tan variados personajes como de culto.

Perlman siempre fue consiente de dos cosas en su vida, y de ahí la explicación de su éxito como actor: la primera, su devoción por la actuación, estudiando artes dramáticas para encausar ese inobjetable talento; la segunda, su peculiar forma craneal, que brillantemente aprovechó como diferenciador para abrirse puertas en producciones teatrales, televisivas y posteriormente fílmicas, adquiriendo papeles acordes a su físico y que lejos de molestarle, le harían subir tanto en presencia como en posicionamiento entre la audiencia e industria.

Ganador de un Globo de Oro por su participación en la serie La Bella y la Bestia (misma que le permitió despegar su carrera) y actor de más de 250 títulos entre el cine y la televisión, Perlman a sus 71 años sigue siendo uno de los actores más prolíficos y solicitados en el medio. Celebrémoslo con sus 5 Mejores Películas.

 

5 – Drive (Winding Refn, 2011)

Una pequeña pero sustancial participación, que en lo personal me encanta debido al misticismo antagónico que el mismo Winding Refn mantiene durante toda la cinta, y que llega a su momento cumbre en el clímax de la venganza de este vengador anónimo con chaqueta de alacrán. Perlman interpreta al jefe mafioso (que se esconde como el dueño de un negocio de pizzas) detrás de toda la operación y desgracia que afecta a nuestro antihéroe en uno de los mejores western modernos de los últimos 20 años, un también magnífico thriller que significó el “one hit wonder” de Refn. Perlman tiene infinidad de papeles de este tipo, incluso relegados a un personaje “terciario”, pero que por su presencia física nunca pasarán desapercibidos

 

4 – La guerre du feu (Annaud, 1981)

Su primer papel fílmico fue dentro de una de las mejores y más originales aventuras, una metáfora de adaptación social, industrial y bélica situada en la prehistoria y en donde un clan de cavernícolas neandertales son dependientes de un fuego que saben mantener, pero no crear. Así pues y tras el ataque de otra tribu menos evolucionada que apaga su fuego, la odisea de tres machos comenzará por el preciado elemento, cruzando parajes de ensueño y peligros mortales. Un inmejorable debut idóneo para su peculiar físico (donde interpretaría a uno de los tres machos neandertales), Perlman además de ganar relevancia, conocería al amor de su vida dentro de esta producción, su ahora esposa la diseñadora de bisutería y joyas Opal Stone.

 

3 – Der name der rose (Annaud, 1986)

Dos directores serían claves para su carrera, siendo el francés una especie de mentor y padrino directivo que aprovecharía sus rasgos físicos para encomendarle personajes ciertamente complejos y de una importancia narrativa muy relevante dentro de sus relatos. En la obra cumbre de Annaud, un relato tan oscuro como entretenido que enfrenta a la hipocresía religiosa con la propia naturaleza de la fe, Perlman interpretaría al tétrico y mórbido testigo de todo el siniestro misterio que se esconde en una abadía, nuevamente casi careciendo de diálogos (tal y como en la Guerra del fuego) y dependiendo todo de su talento corporal y caracterización facial debajo de ese grotesco maquillaje

 

2 – Cronos (Del Toro, 1993)

En algún momento el cine mexicano vio en un regordete y talentoso cineasta tapatío, revivir las viejas glorias de la fantasía mexicana, pero ahora con la calidad y complejidad narrativa suficientes para hacerse premios de Cannes y Sitges. Parece lógico que Del Toro haya echado mano de Perlman en esta su primera incursión directiva en largometrajes, pero no para usarlo como un monstruo (físicamente al menos), sino como el villano principal de esta fresca y tenebrosa fábula de vampiros que se ha posicionado con el pasar de los años como una de las historias más originales sobre el tópico. Verdaderamente amenazante pero con el carisma que lo distingue, esta sería el comienzo de una larga amistad entre el realizador tapatío y el actor…

 

1 – Hellboy (Del Toro, 2004)

… Y que a la larga daría su mayor fruto en la adaptación de uno de los más controvertidos cómics sobre superhéroes: Hellboy, personaje al cual Perlman hace completamente suyo al captar de manera perfecta la naturaleza del demonio y agregarle su carismática chispa repleta de sarcasmo y humor negro. Posiblemente el éxito de esta adaptación no se debe ni siquiera a Del Toro, sino entonces al propio actor, dejando en claro que no habría un histrión tan perfecto para hacerse de las pieles infernales de este renegado (la nueva adaptación fue algo sumamente humillante). Desgraciadamente y con la pobre secuela todo se derrumbaría para Del Toro y Perlman, dejando a esta cinta como una de las mejores curiosidades del subgénero.

Etiquetas:  

Acerca del autor

El Fett   @El_Fett   cinescopia.com

El más realista y cabrón crítico de cine que pueda existir. Ente sin misericordia que tiene el halago de transmitir a los mortales su sentir y sabiduría en el mejor recinto sobre el séptimo arte. Cinéfilo de corazón y crítico crudo por vocación. Alter ego del Licenciado en mercadotecnia y RRPP Oscar M Rodríguez (FB) Sigueme en twitter @El_Fett


Leave a Reply

Your email address will not be published. Required fields are marked *

*

*

*