Las 5 Mejores Películas Mexicanas estrenadas en 2021

El día de ayer tuvimos una interesante plática con el director mexicano Samuel Kishi, responsable de una de las mejores películas nacionales de los últimos años, Los Lobos. Este evento nos llevó a hacer un resumen y corte de las buenas películas de manufactura indie que poco a poco se han ganado el respeto y gusto de la crítica y de la audiencia, no solo en el mercado nacional, sino también recolectando premios de manera global desde el año pasado.

A continuación hacemos un conteo de las mejores películas mexicanas estrenadas en este 2021 ¿Ya las viste? ¿Cuáles te faltan? La realidad es que no puedes perdértelas.

 

Bonus – Feral (Andrés Kaiser, 2018)

Por El Cine Actuario

Los presupuestos del cine mexicano son bastante limitados y a pesar de esto los creadores de historia del séptimo arte nacional no se detienen ante tal adversidad; este es el caso de Feral, que a pesar de contar una historia del horror psicológico de un padre intentando a través del psicoanálisis y la fe reingresar a 3 niños salvajes, con un estilo que combina el found footage (que recuerda mucho a Canoa de Felipe Cazals), combinado en montaje con un falso documental a nivel visual más limpio; Andres Kaiser nos cuenta la historia de un hombre que poco a poco va descendiendo a la locura, demostrando que con bastante creatividad, una buena trama se puede hacer una cinta decente. El verdadero terror no radica en lo que no conocemos, sino en las conyuntura de lo poco que nos conocemos.

 

5 – Selva Trágica (Yulene Olaizola, 2020)

Por El Fett

Con los elementos del western, la directora se da la libertad de fomentar esa unidimensional estructura entre sus personajes, dejando que la voz off dé un trasfondo más acorde a los surreales eventos suscitados. El relato va creciendo en complejidad técnica y narrativa al posicionar un par de poderosas secuencias que van construyendo un literal caminito hacía un final lleno de tensión y magia oscura: primero, con una secuencia típica de vaqueros ambientada de manera fresca dentro de aquella selva; y segundo, con un cierre fastuoso, una secuencia que esclarece su oscuro y selvático folclor maya, y su esencia surreal que ensalza sus dos más grandes virtudes, la fotografía y la belleza de su protagonista.

 

4 – El Diablo entre las piernas (Arturo Ripstein, 2019)

Por El Cine Actuario

A estas alturas Arturo Ripstein no tiene nada que demostrarle al público, su calidad cinematográfica está más que comprobada, sin embargo, el maestro es noble y ha venido a darnos una clase de manejo de cámara y creación de tensiones. Acompañado de un buen guion de Paz Alicia, y un elenco de lujo (Silvia Pasquel, Alejandro Suarez, Daniel Giménez Cacho, Patricia Reyes Spindola), El diablo entre las piernas es una historia de disputa conyugales donde vemos Ripstein en estado puro; claustrofóbica, sórdida, antiestética, provocadora, elocuente, reflexiva todo con el objetivo de mostrar los lados más polémicos de una sociedad mexicana que quizás a pesar de su transformación en esencia sigue siendo la misma de los años 70 ¿será por eso que Arturo no quita el “dedo del renglón” con ese estilo incómodo?

 

3 – Sin señas particulares (Fernanda Valadez, 2020)

Por El Fett

A pesar de sus debilidades narrativas y actorales, Sin señas particulares es tan empática y rica visualmente que es difícil encasillarla, y creo que ahí radica su genialidad: su imponente y crudo retrato neorrealista crece en complejidad y suspenso hasta llegar a un tono siniestro que, fiel al folclor y al distintivo fílmico mexicano, combina lo terrorífico de su cotidianidad con tonos surreales y metáforas sobre la más pura maldad (el clímax es verdaderamente impresionante). A pesar de esta compleja combinación de corrientes, la directora Fernanda Valadez nunca pierde de vista el objetivo de su relato, que es construir un punzante llanto, crítica y hasta homenaje a aquellos(as) caídos(as) de México: los(as) desaparecidos(as) y sus familias.

 

2 – Ok, está bien (Gabriela Ivette Sandoval, 2020)

Por El Cine Actuario

Sin solicitar ni un peso del FIDECINE, sin ningún financiamiento privado, sin estímulos fiscales, a base de puro corazón, ingenio, y con un guion picante, “Ok, está bien” es una propuesta arriesgada, que en tiempos donde la complacencia, la mediocridad, el humor de retrete son la carta de presentación de muchas producciones mexicanas, la directora Gabriela Sandoval y Roberto Andrade (Tio Robert) en el guion crean una propuesta incomoda, critica, multi – humorística que refleja su amor al séptimo, y que rompe con los convencionalismos vistos incontables veces en el menú nacional; demostrando que Manhattan no le pide nada a Tlatelolco. Mas propuestas arriesgadas y menos Derbez por favor.

 

1 – Los Lobos (Samuel Kishi, 2019)

Por El Fett

Absorbente, la solvencia de su guion permite una compleja, precisa y entrañable introspección emocional y psicológica de sus “lobos” sin una sobre exploración de los sucesos que los llevan ahí, a un departamento de condiciones degradantes donde una madre soltera y sus dos niños deberán subsistir tras dejar México y buscar una mejor vida en los Estados Unidos. Cabe destacar la conexión que el director logra con Martha Reyes Arias, actriz que brinda un “tour de force” impresionante, con una solemnidad dramática que al igual que su argumento no pretenden aleccionar sobre la inmigración, sino solamente indagar en aquel momento clave en el que esta pequeña familia descubrirá su nuevo camino y destino. De lo mejor del cine mexicano de los últimos tiempos

Etiquetas:  

Acerca del autor

Cinescopia   @Cinescopia   cinescopia.com

Equipo editorial de Cinescopia.


Leave a Reply

Your email address will not be published. Required fields are marked *

*

*

*