Las Chicas Bond: Amores y desamores

A lo largo de seis décadas, decenas de mujeres hermosas han desfilado en la pantalla mostrando sus atributos en las películas de James Bond, para beneplácito de los admiradores (y admiradoras ¿Por qué no?) de la belleza femenina. Con sus siluetas y rostros casi perfectos, de acuerdo a los cánones estéticos de su respectiva época, cada una representa la fantasía erótica del espectador que encuentra en ellas lo más cercano a la mujer de sus sueños.

Pero no os preocupéis mis queridos lectores, porque una cosa son las chicas Bond y otra muy distinta las actrices que las encarnan. Es así que para conquistarlas no es necesario ser un Sean Connery o un Roger Moore; es más, hay casos en que ni siquiera es indispensable ser un tipo amable o bien parecido.

Prepárense para bajar a la chicas Bond del pedestal porque al igual que las mujeres reales, todas ellas saben, que en gustos se rompen géneros.

 

Ursula Andress

Aunque no es la primera mujer que aparece a cuadro en actitud amorosa con 007, Ursula Andress está considerada oficialmente como la primera chica Bond de la franquicia, lo que puede resultar hasta curioso pues su personaje Honey Rider casi es metido con calzador en la trama de Dr. No. Convertida en uno de los símbolos sexuales de los años sesenta, se dice le dio vuelo a la hilacha con personajes del espectáculo y el deporte como James Dean, Marlon Brando, Elvis Presley, Harry Hamlin (con quien a pesar de la diferencia de edades tuvo un hijo) y el boxeador Carlos Monzón. Estuvo casada con John Derek, director de 10 La mujer perfecta.

 

Kim Basinger

En Nunca digas nunca jamás, película que no forma parte de la franquicia oficial del 007, hace su aparición una jovencísima Kim Basinger en el rol de Domino Petachi. La rubia actriz que junto al actor Alec Baldwin formó una de las parejas más sexies del cine durante casi una década. Ambos protagonizaron películas como La huída y The Marrying man, tuvieron una hija, y hoy ya separados están irreconocibles.

 

Barbara Bach

¿Quieres conquistar a una ex-chica Bond pero eres un tipo no muy agraciado? Eso es fácil sí eres una super estrella de rock. Si no me crees, pregúntale al ex-beatle Ringo Starr. La bella modelo y actriz que interpretó a Anya Amasova la agente triple X en la película La espía que me amó no solo llegó al altar con el baterista, también ha formado una de las parejas más estables del espectáculo con casi 40 años de matrimonio. Raro es no verlos aparecer juntos en todos lados.

 

Monica Bellucci

Su nombre es sinónimo de belleza y sensualidad, uno de los mejores regalos que ha dado Italia a la cinematografía. Por fortuna llegó a la franquicia del 007 en el rol de Lucia Sciarra, por desgracia no fue en sus años de plena juventud, pero sí en los de más renombre internacional, siendo la chica Bond más longeva con 50 años de edad. En 1999 contrajó matrimonio con el actor francés Vincent Cassel con quien compartió créditos en películas como El apartamento, Irreversible y Agentes Secretos. En 2013 se separaron ¡Yo no la hubiera dejado ir!

 

Halle Berry

Como se darán cuenta ustedes a lo largo de éste conteo, la estabilidad amorosa no es algo que se les dé mucho a las ex-chicas Bond. Tal es el caso de quien interpreta a la audaz “Jinx” en Otro día para morir. Halle Berry tiene la costumbre casi religiosa de casarse y divorciarse cada dos años con un pretendiente cada vez peor que el anterior. Su vida romántica marcada por las infidelidades y la violencia doméstica ha sido tormentosa. Tras varios matrimonios fallidos, volvió a tropezar con la misma piedra al casarse con el actor francés Olivier Martínez de quien se separó por los constantes pleitos en los que éste se veía involucrado. Al parecer, Halle ya es una especialista en poner su vida en riesgo dentro y fuera de la pantalla.

 

Britt Ekland

Sin duda, una de la chicas Bond más tiernas de esta lista es Britt Ekland, la actriz sueca interpreta a Mary Goodnight (no es broma, ya sabe cómo se las gastan con los nombres), en la película El hombre del revolver de oro. Una década antes de aparecer como chica Bond, la espigada rubia contrajo nupcias con el actor británico Peter Sellers, lo que confirma el viejo adagio de “simpatía mata carita” ¿O habrá sido el dinero? En este caso, apuesto por lo primero. En la década de los ochenta se matrimonió con el baterista Slim Jim Phantom, integrante de la banda Stray Cats, a quien por cierto, tan sólo le llevaba 20 añitos.

 

Sophie Marceau

Elektra King, heredera de un imperio petrolero en 007 El mundo no basta utiliza sus encantos para manipular por igual al agente secreto James Bond y al desertor dela KGB Viktor Sokas “Renard”. La actriz francesa Sophie Marceau fue esposa del director polaco Andrzej Zulawski, quien entre sus obras más importantes cuenta con la cinta de horror de culto Posesión. Posteriormente tuvo una breve relación con el productor Jim Lemley con quien procreó una hija. El actor Christopher Lambert, otrora protagonista de Highlander fue una de sus más recientes parejas.

 

Denise Richards

Hasta la fecha no sabemos qué es más difícil de creer, que la ex-modelo interpretara a una física nuclear en 007 El mundo no basta o que haya dado su brazo a torcer para casarse con Charlie Sheen, de sobra conocido por sus adicción al alcohol, las drogas, la pornografía y otras linduras. Con el buen Charlie Harper, tuvo dos hijas y tras una serie de intentos por reconciliarse y varios pleitos legales, terminó por separarse. Al parecer, el actor resultó más amenazante que cualquier villano de la franquicia y la ex-chica Bond tampoco puede presumir tener la inteligencia de su personaje Christmas Jones. También mantuvo una relación breve con el guitarrista y compositor Richie Sambora.

 

Talisa Soto

Pasó de ser la novia de un zar de la droga en la película Licencia para matar, a convertirse en la vida real en la esposa de un actor conocido por protagonizar una de las mejores series policíacas de la televisión. Me refiero a Talisa Soto, esposa de Benjamin Bratt mejor conocido por el personaje del detective Curtis en La Ley y el Orden.

 

Jill St. John

Durante el final épico de Los diamantes son eternos, Tiffany Case vistiendo un diminuto bikini lidia con una ametralladora mientras 007 intenta evitar que Blofeld escape. Ella es Jill St. John, chica Bond de la séptima entrega de la franquicia. De gustos muy variados fue relacionada sentimentalmente con personajes tan disímiles como Sean Connery y el diplomático y político estadounidense Henry Kissinger (¡Válgame Dios!). Contrajo nupcias por cuatro ocasiones, siendo la última con el actor Robert Wagner.

Etiquetas:  

Acerca del autor

Flaco Cachubi     blogcinefantastico.blogspot.mx/

Amante del séptimo arte desde que tiene memoria o lo que es lo mismo desde que vio Superman. Sus géneros favoritos son el horror, la fantasía y la ciencia ficción. Ferviente admirador de Hitchcock y asiduo lector de Stephen King. El cine de luchadores, su máximo placer culposo. Se describe a sí mismo como un ser viviente que cultiva su mente, para ser un cadáver muy culto.


Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

*

*

*