Leyendas del Cine: Gabriel Figueroa

¿Qué hubiera sido del cine mexicano sin Gabriel Figueroa? ¿Qué hubiera sido de Emilio Fernández? ¿De Luis Buñuel? ¿De Gavaldón? ¿De nosotros? Maestro de la luz y de los contrastes cromáticos, dotó al cine mexicano no solo de la fuerza expresiva y profundidad poética necesarias para aquellos relatos de romance, de drama y  surrealismo, sino también de esa esencia de corte nacionalista que le dio significado e identidad a nuestra industria fílmica. En otras palabras, a través de su visión, de su lente y de su amor por los parajes mexicanos, Figueroa instituyó nuestra imagen cinematográfica, convirtiendo también en héroes de la narración al maguey, al volcán, a la nube recién formada, al nopal y a todos aquellos elementos tan propios de nuestro México que prácticamente fueron reconocidos en todos los festivales internacionales a través de su carrera en más de 200 títulos.

Un día como hoy nace Gabriel Figueroa, la fotografía mexicana, el proyector de nuestra naturaleza, el socio eterno de nuestra época de oro, una Leyenda del Cine.

Editorial (El Fett)

“Estoy seguro de que si algún mérito tengo, es saber servirme de mis ojos, que conducen a las cámaras en la tarea de aprisionar no sólo los colores, las luces y las sombras, sino el movimiento que es la vida.”

Etiquetas:  

Acerca del autor

Kim Tobias   @kimm_tobias   behance.net/kimtobias

Enamorada del cine clásico y los guiones astutos. También odio los finales felices... ["La estimulación visual es la razón del cine. De otra manera podríamos simplemente apagar las luces y llamarlo radio" R.A.]


Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

*

*

*