Leyendas del Cine: Miroslava

Perseguida por los nazis llegó a México para ser una leyenda, una fugaz, pero brillante, una trágica, pero hermosa. Su carrera como actriz comenzaría dentro de la exclusiva esfera de la época de oro del cine mexicano al acudir a uno de sus bailes en el Country Club de la Ciudad de México. Prontamente se haría de un lugar dentro de la industria posicionando su talento y belleza a lado de Roberto Gavaldón, Mario Moreno, Ernesto Alonso, Pedro Armendariz, Jorge Negrete y Dolores del Río, entre otros, también participando en algunos westerns dentro del cine americano.

A pesar de que su carrera comenzó a crecer demostrando en sus últimas cintas que era más que un símbolo sensual para el lucimiento de los actores, su luz se apagaría rápidamente trastocando a todos los medios. Víctima de depresión y adicta al desamor, tras 9 años de carrera y solo 30 películas, la actriz cometería suicidio, dicen los rumores, por el casamiento de su amante el torero Luis Miguel Dominguín.

Un día como hoy nace la diva trágica, la pasajera y deslumbrante hermosura checa, la querida y adoptada por México Miroslava, una Leyenda del Cine.

Editorial

Etiquetas:  

Acerca del autor

Kim Tobias   @kimm_tobias   behance.net/kimtobias

Nacida en la era equivocada. Enamorada del cine clásico y los guiones astutos. También odio los finales felices... ["La estimulación visual es la razón del cine. De otra manera podríamos simplemente apagar las luces y llamarlo radio" R.A.]


Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

*

*

*