Leyendas del Cine: Pedro Armendáriz

Pedro, el de mirada de claroscuros, de ojos profundos y sueños lejanos. El hombre que le dio al sombrero una razón para habitar en las cabezas de los mexicanos. Que se llenó de lodo los pies, se lustró las botas negras y trepó a caballo para recorrer pueblos místicos con sabor a maíz, a café tostado y chocolate. Pedro, el hombre de piel canela que trastocó el recato de las diosas del celuloide. Pedro, el hombre que enalteció la masculinidad, que fue descubierto interpretando a Hamlet mientras le recitaba a un turista gringo y desde entonces supo que su vida estaba hecha para actuar.

Pedro, el hombre que con el arrojo y el coraje de los volcanes no pudo soportar la idea del dolor, del sufrir extenuante y prefirió quitarse la vida disparando a su pecho una bala cargada de sus propios demonios, preocupaciones y temores, esos que nadie nunca pudo ver bajo el cielo de su mirada y que sólo él, consigo mismo pudo llevarse a la tumba.

Pedro Armendáriz nace un día como hoy, una Leyenda del Cine y la vigésima novena pieza de la colección traída a ustedes por Kim Tobías

Editorial (Cat Movie Lee)

 Infografía_Armendariz

Etiquetas:  

Acerca del autor

Kim Tobias   @kimm_tobias   behance.net/kimtobias

Nacida en la era equivocada. Enamorada del cine clásico y los guiones astutos. También odio los finales felices... ["La estimulación visual es la razón del cine. De otra manera podríamos simplemente apagar las luces y llamarlo radio" R.A.]


Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

*

*

*