Leyendas del Cine: Stanley Kubrick

Maestro y genio, sin duda para todos los que pertenecemos a este recinto, el mejor y más grande cineasta de la historia. Perfeccionista y revolucionario, Stanley Kubrick fue un artista incomprendido que marcó un estilo de elegancia narrativa inigualable. La Academia no lo entendió, tampoco en su momento mucha crítica, audiencia y ni siquiera sus actores o equipo más allegado, pero el que empezara como fotógrafo desde muy chico comprendía que estaba haciendo una obra distintiva, que más allá de tocar y marcar nuevos y únicos estándares para los géneros de la ciencia ficción, la comedia, el drama bélico, el terror y el suspenso, también forjaría una leyenda casi mística alrededor de su obra y figura.

Hombre de familia, de una calidad humana sobrecogedora fuera del set, pero de un recio y obsesivo comportamiento dentro de este, la dualidad de este genio solo se pudo comprender con la posteridad y permanencia de sus películas, las cuales se mantienen como referentes artísticos y sociales a los que el tiempo solo confirma como joyas maestras.

Un día como hoy nace el más grande, nuestro Maestro Stanley Kubrick, una Leyenda del Cine traída a ustedes por Kim Tobías.

Editorial (El Fett)

Etiquetas:  

Acerca del autor

Kim Tobias   @kimm_tobias   behance.net/kimtobias

Nacida en la era equivocada. Enamorada del cine clásico y los guiones astutos. También odio los finales felices... ["La estimulación visual es la razón del cine. De otra manera podríamos simplemente apagar las luces y llamarlo radio" R.A.]


Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

*

*

*