Leyendas del Cine: Vivien Leigh

Un bagaje teatral envidiable con más de 30 años de carrera en los escenarios la impulsaron a convertirse en una de las mejores y más fugaces actrices de Hollywood gracias a su talento y carácter. Pareciera que sus trastornos bipolares se imprimirían en sus legendarios personajes; sin embargo, su radiante belleza y sus imponentes ojos verdes influirían para que tanto la audiencia, como sus coprotagonistas y su amado Olivier, aceptaran y abrazaran esa tierna locura que desbordaba una demencia pasional.

Un día como hoy nace Vivien Leigh, la princesa bipolar, la que el viento se llevó, una actriz llamada deseo, una Leyenda del Cine.

Editorial

Etiquetas:  

Acerca del autor

Kim Tobias   @kimm_tobias   behance.net/kimtobias

Enamorada del cine clásico y los guiones astutos. También odio los finales felices... ["La estimulación visual es la razón del cine. De otra manera podríamos simplemente apagar las luces y llamarlo radio" R.A.]


Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

*

*

*