Life: Vida Inteligente ¡Un refrito bien hecho!

Cuando vimos el tráiler de Life, del director sueco (de origen chileno) Daniel Espinosa, más de uno gritamos al unísono “remake de Alien, remake de Alien”. Y ya con eso en mente la tachamos de copia barata. Y como todos sabemos, los refritos por lo general nunca terminan por gustarnos del todo, máxime si nos tocó ver la película original y ésta nos gusto.

Pues bien, yo entro en ese número de los que gritaron que era una copia de Alien (antes de verla claro), estaba casi indignada porque dije ¿qué no tenemos ya la otra precuela de Alien tocando a la puerta? Era casi insultante.

Y luego me tocó ir a verla en la premier.

Vámonos por partes. No es mejor que Alien, no lo es, eso no está en discusión. Sin embargo he de decir que si usted estimado lector es de una generación reciente, que no conoce el maravilloso trabajo de diseño del fallecido padre del Alien, H.R.Giger entonces posiblemente usted vaya a disfrutar horrores esta cinta y le parezca de lo mejor que se ha hecho.

Y es que pocos son los fallos que tiene, digo, para una cinta de su género.

En primer lugar un aplauso por lo claustrofóbico de la ambientación. Muy bien recreado el ambiente de encerramiento de la Estación Espacial Internacional. Nos ha tocado ver entrevistas y documentales sobre la vida de los astronautas en el espacio y el ambiente en que se mueven se recrea muy bien en la película, de hecho hasta nos presentan un preview de un documental q les están haciendo a los personajes dentro de la película. Todo muy bien ahí.

Después tenemos las actuaciones. De ello nos queda claro una cosa; Ryan Reynolds se autoencasilla en un personaje que no le cuesta trabajo, no hay película donde no sea ‘el chistosito’. Alguien debería decirle que intente otra cosa porque sus personajes vienen siendo él mismo toda la vida y la vdd es que ya cansa.

El resto del elenco lo conforman, Jake Gyllenhaal ( a quien los años le cayeron encima), Rebecca Ferguson ( a quien vimos toda sexy en la última Mission Impossible), Hiroyuki Sanada (un rostro cada vez más frecuente en producciones gringas tanto de cine como de TV), Ariyon Bakare y Olga Dihovichnaya. Todos ellos muy correctos en sus papeles, sin llegar a sobresalir pero sin ser malos.

¿De qué va?

Pues como el tráiler nos lo muestra, un grupo de científicos en la Estación Espacial Internacional ha recibido una muestra biológica de Marte en la que han descubierto una forma de vida que se encuentra en estado primitivo. Se le hacen ciertas pruebas y el ente termina por cobrar vida y comienza a crecer. Toma la forma de un primo lejano de Patricio Estrella solo que transparente. Y al poco tiempo ya es algo parecido a una estrella de mar muy mona y muy suavecita. Y si, adquiere algo de conciencia y ahí si ¡sálvese quien pueda! De un momento a otro se vuelve salvaje y pues usted ya sabe lo que sigue, mejor ni se lo cuento para que lo disfrute.

Eso sí, este alien carece del terror de aquella bella pieza provista de dos bocas con afilados dientes que nos regaló Giger, y ese es uno de los mayores fallos diría yo. No se ve terrorífico, bueno, en primera instancia, porque ya para el final la méndiga cosa claro que da miedo, pero no deja de ser un alien ‘lindo’.

La historia no es original por donde se le vea. Es un vil refrito de Alien, si, lo es… Pero es un buen refrito. Guarda ese suspenso y ese terror en el espacio al que nos acostumbró Rydley Scott allá por 1979. El guión de Rhett Reese y Paul Wernick (ambos escritores de Deadpool) está muy bien llevado y junto con la música de Jon Ekstrand, son la dupla perfecta que consigue tenerlo a uno pegado al filo del asiento y olvidarse de las palomitas por un buen rato. Finalmente a eso es a lo que vamos, a divertirnos y entretenernos.

Del director Daniel Espinosa solo podemos decir cosas buenas y es que no cualquiera es capaz de recrear esa terrorífica claustrofobia espacial con buenos resultados y a él le salió muy bien. El ritmo que le imprime a la película es ágil aunque al inicio un poco lento, como cualquiera de su tipo, y poco a poco va tomando ritmo hasta tenerlo a uno clavado a la butaca. La escena de la caminata de Ekaterina tratando de llegar a una puerta de la EEI, es de las mejores secuencias que tiene la película.

Y espere a ver el final. Puede resultarle predecible, sí, pero es bueno.

La Similitud con Alien

Creo que Life tiene la mala suerte de que ya tenemos precedentes similares sobre vida extraterrestre, y más en concreto estamos esperando la próxima llegada de la nueva precuela de Alien a la gran pantalla. Es por eso que creo que Life a pesar de no ser mala va a ser olvidada dentro de muy poco.

Tal vez si no tuviéramos a Alien Covenant a la vuelta de la esquina las cosas le irían mejor, pero lo cierto es que a pesar de las similitudes, Life es muy entretenida sin llegar a ser excelente. Cumple su cometido de ser disfrutable y eso es lo que cuenta ¿no?.

Si va a verla no olvide comentarnos qué le pareció. Posiblemente usted tenga otra opinión.

¡Hasta la próxima!

Etiquetas:  

Acerca del autor

Chikilla    

Nacida en el norte, con gusto por el cine y la música retro ochentera y noventera, amante de las nubes esponjaditas y los días lluviosos, las segundas meriendas y el vino tinto. El cine es el mejor vicio que uno puede tener.


1 Comment

Leave a Reply

Your email address will not be published. Required fields are marked *

*

*

*