Los 10 Besos Más Icónicos en la Historia del Cine

En la pasión y en el amor un simple beso puede significar más que mil palabras, no solamente puede ser la representación máxima de la sensualidad, también puede ser el sello de un pacto sagrado entre la pareja, la muestra de cariño y de afecto, o el momento mágico por el cual un tándem es capaz de perderse en un instante.

En el mundo del cine hemos tenido diferentes ósculos que han acompañado a nuestras vidas y se han quedado marcados de manera icónica en el séptimo arte.En el día mundial del beso, aquí la lista de los besos más Icónicos del séptimo arte:

 

Star Wars Episode V: The Empire Strikes Back

Han Solo está a punto de ser congelado en carbonita, y antes de sufrir este trágico destino le da lo que parece ser un beso de despedida a la Princesa Leia, para después, pronunciar la mítica frase: “Te amo”, “Lo sé”. Una demostración de lo airoso que era el personaje de Harrison Ford hasta en el amor

 

Spider-man (2001)

Después de salvar a Mary Jane, la tensión se rompe cuando ella le da un beso a Spiderman bajo la lluvia y de cabeza, siendo la representación del empollón en su alter ego consiguiendo a la chica popular del colegio. Narrativamente no es tan fuerte como otros del top, pero hay que reconocer que la manera en que está ejecutado es sumamente original.

 

My Girl

Una de las escenas más tiernas, donde dos niños llamados Thomas y Vada se comienzan a preguntar si han besado alguien, dándose posteriormente un beso casto y tímido el cual representaría el primero para los dos. Conmovedora secuencia cuya ejecución haría más triste el trágico desenlace de este filme.

 

Lady and The Tramp

Mientras Reina y Golfo disfrutan de una cena romántica acompañada de música y de spaghetti, “por accidente”, al comer un fideo, se dan un beso tierno el cual termina por ser el punto de quiebre de la tensión de estos dos canes. Una secuencia enternecedora que nos recuerda que el amor no hace distinción de razas.

 

From Here to Eternity

Karen es la esposa de un oficial del ejército quien, por problemas con su matrimonio, se va con un soldado de menor rango, Warden; su relación prohibida pero pasional es representada de manera perfecta en esta escena en la playa donde la sensualidad y romanticismo se encuentra a tope en uno de los momentos más icónicos de la historia del cine.

 

The Godfather Part II

Tras una serie de incidentes, Michael descubre que los atentados son producto de la traición de Fredo, quien admite tener cierta envidia o recelo, por lo que Michael le da el beso de la muerte para dejarle en claro que en cuanto tenga la oportunidad lo aniquilará. Una escena fuerte y dramática que demuestra que no siempre los besos son sinónimo de cariño

 

Amelie

El beso entre Amelie y Nino podrá no ser de los más apasionados en la historia del cine, pero si uno de los más originales. Amelie le da un beso cerca de los labios, otro en el cuello y otro en el párpado, simbolizando el cariño que le tiene a Nino expresado en varias formas. Una de las escenas más graciosas y románticas de la historia del cine francés.

 

Breakfast at Tiffany’s

No solo es un escena romántica, es una secuencia catártica y de superación dónde nuestra protagonista no solamente rescata un gato, sino se encuentra a ella misma, para posteriormente sellar su viaje de autodescubrimiento con un beso frente al hombre que ama. Uno de los mejores cierres de una película, tan humano y que nos enseña que para amar a alguien más hay que amarnos primero.

 

Gone With The Wind

Una escena que brilla no solamente por su romanticismo, sino por el grado de honestidad de Rhett al saber que quizás no vuelva a ver a Scarlett y que culmina con un beso, una cachetada y un par de reprochos. Tóxica relación, pero sumamente pasional.

 

Casablanca

Pensaron que nunca se volverían a ver, separados por la guerra, el reencuentro de Ilsa y Rick genera uno de los besos más apasionados de la historia del cine que nos recuerda que  “Siempre tendremos París”. Curiosamente Humprey y Bergman apenas se toleraban, y aún así pudieron “actuar” ante las cámaras de manera apasionada.

 

Bonus: Cinema Paradiso

Una de las escenas más nostálgicas. Salvatore regresa a Roma y comienza a mirar el carrete que Alfredo le hizo el cual contiene todas las escenas románticas que el padre recortaba de las películas cuando era niño, con lágrimas en los ojos nuestro protagonista a través del arte, se perdona a si mismo y en haber sido tan cruel y distante con su lugar de origen y pasado. Un final que nos demuestra que el arte también puede ser un medio para reencontrarnos con nosotros mismos.

Etiquetas:  

Acerca del autor

El Cine Actuario   @maxpower_ar?s=09   facebook.com/dvclocblog

Actuario/Economista, Amante del Cine, Devoto de Dios, Intuitivo, Curioso, Rockero de corazón, Fanático de los Libros y del deporte de las tacleadas, quesero, colchonero, diablo rojo. "Las estadísticas son la forma en que las matemáticas cuentan las historias" "El arte es una ciencia y el trabajo del critico al igual que el del investigador es exponer sus axiomas y teoremas al mundo" "Estar de acuerdo, en no estar en desacuerdo es saludable"


Leave a Reply

Your email address will not be published. Required fields are marked *

*

*

*