Los Motivos de Luz: La oscura realidad de Elvira

Tomando como punto de partida el interrogatorio al que es sometida Elvira Luz Cruz (soberbia Patricia Reyes Spíndola), para aclarar las circunstancias y los motivos que presuntamente la llevaron a estrangular a sus cuatro hijos, el director mexicano Felipe Cazals desarrolla otro filme desgarrador basado en el caso real de una mujer doblemente enjuiciada; por un lado por las autoridades y por el otro por un sector de la sociedad en franca descomposición regido por la violencia física y psicológica.

El lente de Felipe Cazals captura una realidad lacerante, una situación que prevalece hasta nuestros días y que es consecuencia de la pobreza extrema que aqueja a cualquier país tercermundista, aunque éste se presuma en vías de desarrollo, como se presumió en su momento que Luz fuera culpable, aún no habiendo evidencias contundentes por encima de las tantas dudas razonables e irregularidades en el proceso judicial.

Mientras una psicóloga (Delia Casanova) y una abogada (Marta Aura), charlan con Luz intentando comprender cuáles fueron las causas que la llevaron a cometer el parricidio basándose en un esquema extranjero que califica todos los casos por igual, investigación que se complica debido a los episodios amnésicos de la acusada y sus delirios de caracter religioso, por medio de flashbacks se nos pone al tanto de los momentos claves que condenaron a Luz a una vida de ostracismo.

Una inocente Luz entrada en la adolescencia es abusada por un cura (José Ángel García) quien le propone “sacarle el nahual” a su modo, con la condición de mantener el secreto. Ya con un niño en su haber, la trastocada existencia desde la temprana edad, toma tintes de tragedia griega, aquella de Eurípides donde Medea cae rendida ante los encantos de Jasón por culpa de la diosa Afrodita para después por celos matar a sus propios hijos, no obstante, aquí  el enamorado no era princípe, sino Sebastián (Alonso Echánove) un parásito social achichincle de un arribista. Con Sebastián, Luz mantiene una relación tóxica de alcances tan enfermizos como por desgracia comunes (“¿Por qué estaba con él si la golpeaba?” “¿Con tanto hijo quién me iba a querer”?).

Luz consume sus días en pauperrimo hogar donde imperan los comportamientos machistas inculcados desde el mismo seno materno (“Luz tiene hijos por caliente, mi hijo es hombre ¿A quién le dan pan que llore?), soportando los maltratos e infidelidades del sátiro Sebastián quien solo sirve para procrear y los insultos de la madre solapadora de éste  (Ana Ofelia Murguía), a quién en el filme no se descarta como la verdadera autora del crimen.

Los motivos de luz no es una película fácil de digerir, como no lo es ningún caso de nota roja por mucho que formen parte de nuestro diario acontecer, el guion propone un debate acerca de las distintas realidades subsistentes en un mismo lugar y lo que ha de considerarse normal a partir de cada una de ellas.

¿Es Luz una persona normal? ¿Normal desde la perspectiva de quién? Anormal quizá sería si su comportamiento fuera diferente después de transitar por semejante infierno. Lo anormal tal vez sería desear seguir viviendo.

Felipe Cazals fue premiado con la Concha de Plata en el Festival Internacional de San Sebastian. Por su parte, Patricia Reyes Spíndola y Ana Ofelia Murguía recibieron el Premio Ariel a Mejor Actuación Femenina y Mejor Co-actuación Femenina respectivamente.

Etiquetas:  

Acerca del autor

Flaco Cachubi     blogcinefantastico.blogspot.mx/

Amante del séptimo arte desde que tiene memoria o lo que es lo mismo desde que vio Superman. Sus géneros favoritos son el horror, la fantasía y la ciencia ficción. Ferviente admirador de Hitchcock y asiduo lector de Stephen King. El cine de luchadores, su máximo placer culposo. Se describe a sí mismo como un ser viviente que cultiva su mente, para ser un cadáver muy culto.


Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

*

*

*