Mis momentos favoritos: La elección de “El Luchador”

El héroe toma su decisión. Rechazar una vida normal, una vida que le presenta oportunidades de redención y de la formación de una familia, una vida que le ofrece una falsa paz a su corazón, una vida que  ha dejado de conocer hace largo tiempo y de la cual no sabe cómo enfrentar sus causas y consecuencias. Por ello sufre, por ello su corazón se hace débil.

El héroe intenta construir su vida lejos de su esencia y fracasa en el intento. No porque sea incapaz, ni porque sea una persona destructiva, ni mucho menos por que sea una persona vil. Simplemente es porque no puede mentir, porque es honesto y no conoce la forma de permanecer lejos de su esencia. No conoce la forma de relacionarse con los individuos de aquella vida.

El héroe tras la su odisea experimental decide quedarse y trascender mas allá de su fuerza física y mental, pese que a su musa lo acompaña hasta la cruzada final, pese a que la tentación de una vida normal de nuevo se le presenta. No es un suicidio, no es una autodestrucción, es solamente la elección de seguir siendo él mismo y que, aunque pereciera en ello, permanecería en su casa, respetado, admirado, cómodo, pero lo más importante… feliz.

Una de las más hermosas escenas del cine de la década 0 se presenta en este film de Aronofsky, desentendido por unos, amados por otros, The Wrestler es una analogía perfecta de las decisiones que hay que tomar en la vida para llega a una plenitud. Randy “The Ram” (interpretado por un fastuoso Mickey Rourke) debe afrontar el destino y posible culminación de su vida en felicidad y plenitud. Agradecido por su tiempo y con el público que lo quiere no solo como una figura, sino como a un respetado patriarca, Randy rechaza su última oportunidad frente a su dama y se prepara para trascender en vida y en el séptimo arte.

Acerca del autor

El Fett   @El_Fett   cinescopia.com

El más realista y cabrón crítico de cine que pueda existir. Ente sin misericordia que tiene el halago de transmitir a los mortales su sentir y sabiduría en el mejor recinto sobre el séptimo arte. Cinéfilo de corazón y crítico crudo por vocación. Alter ego del Licenciado en mercadotecnia y RRPP Oscar M Rodríguez (FB) Sigueme en twitter @El_Fett


1 comentario

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

*

*

*