Momentos Favoritos de la TV: BoJack Horseman

Si algo abunda en la serie de BoJack Horseman son momentos épicos. Ya sea una simple frase, una sola secuencia o un episodio completo; así que inclinarme por uno solo fue algo que me costó trabajo. Entre rememoraciones y revisiones, me decidí por el momento que probablemente me estrujo más el corazón (y de seguro lo seguirá haciendo cada vez que lo vea) dentro de su total de 77 episodios.

Spoilers a continuación que corresponden a la Temporada 3, episodio 11: That’s Too Much, Man!

Entre el pequeño círculo de personas que BoJack podría considerar como sus amigos, Sarah Lynn ocupaba el lugar más especial, el de familia. Casi como un padre para la chica, bien podría ser la persona con la que compartía más similitudes, comenzando por el ascenso a la fama y su evolución hacia una vida de excesos y destrucción emocional.

Para desgracia de BoJack, su compañía nunca se reflejó en algo positivo, pues el role model que representó resultó en la peor de sus acciones aun cuando era consciente de la gran influencia que él representaba desde que ella era una niña; es por eso que de todas las tragedias y errores en su vida, ninguna lo marcaría tanto como la pérdida de Sarah Lynn.

Y como espectador eres testigo de todos estos momentos, de la construcción de un personaje condenado cuya empatía con BoJack se ve reflejada en múltiples ocasiones, una afinidad especial que se va aunando hasta que la historia llega a su destino inevitable.

Después de un episodio lleno de abusos, básicamente un resumen de lo que BoJack representaba en la vida de su coestrella de Horsin’ Around, la conclusión llega engalanada por profundas declaraciones que simbolizaban el fuerte lazo que unía a nuestros personajes, desde los sueños ocultos e inseguridades de Sarah Lynn hasta el “Te amo” más real que el caballo nos regala dentro del show.

Una falso arrebato al corazón cuando parece que la chica ya no responde a los llamados de Horseman, seguido de un típico acto de “comedy relief” que nos prepararía subliminalmente para el próximo gran momento: El planetario. El último minuto del episodio nos muestra una fantástica vista, un íntimo momento en el que BoJack sigue intentando demostrar a Lynn lo importante que ella es para él, un intento de reflexión sobre sus vidas que queda inmortalizado por el silencio. 

“We’re not doomed. In the great, grand scheme of things, we’re just tiny specks that will one day be forgotten. So it doesn’t matter what we did in the past, or how we’ll be remembered. The only thing that matters is right now, this moment, this one spectacular moment we are sharing together.”

— BoJack Horseman.

 

Etiquetas:  

Acerca del autor

Kim Tobias   @kimm_tobias   behance.net/kimtobias

Enamorada del cine clásico y los guiones astutos. También odio los finales felices... ["La estimulación visual es la razón del cine. De otra manera podríamos simplemente apagar las luces y llamarlo radio" R.A.]


Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

*

*

*