Momentos Favoritos del Cine: Alien

No es mentira, según la psicología sufro de un estrés post traumático gracias al cabrón de mi primo que me puso a ver esta joya cuando yo quizá tenía solo 10 años, un estado de miedo puro según los expertos que despierta en mi sensaciones como ansiedad y desesperación y que me causan que hasta la fecha no poder ver por mi solo Alien a menos de que me encuentre acompañado o a la luz de día. No es que comience a gritar, me tape los ojos o salga corriendo, sino que sencillamente comienzo a sentir un malestar emocional y físico cuando apenas se aproxima la explosión del pecho, entre otras maravillosas e incomodas sensaciones que aún con sus 40 años de vida me siguen aterrorizando y sorprendiendo

Recuerdo bien que en aquella primera ocasión no fue la salida del Alien del pecho de Kane lo que me traumatizó por completo, tampoco la súbita aparición del xenomorfo en los ductos en la muerte del Capitán Dallas (escena que hace a todo niño cagarse del susto) y ni siquiera el ritmo oscuro y la impresión del mejor suspenso en aquella química entre el Alien y el gato Jonesy ¡No! Sino Ash, el androide fue el principal problema de mi trauma y quizá la razón por la que en su revisión completa aún no logre superar este estado (es chistoso, pero puedo ver todos los clips por separado sin que me causen algún conflicto, pero es la comunión del ritmo, la atmósfera, la música, las actuaciones veraces, el espacio, la claustrofobia y en si todo el desarrollo cronológico y narrativo de Scott el que me despierta mi genuino terror)

El traidor androide se descompone y es destruido en su intento por asesinar a Ripley. Los 3 sobrevivientes del Nostromo re conectan su cabeza para extraerle la verdad sobre su misión y si es posible algunos datos que les ayuden para eliminar a la criatura. Ash no es de mucha ayuda, el androide revela la cruenta verdad y en su proceso avienta uno de los diálogos mas tenebrosos del cine al admirar la pureza de la criatura mientras simpatiza con la futura muerte de sus ex compañeros ¡Brutal!

Lo irónico de esto es que Scott jodió mi infancia y ahora me jode la existencia con sus asquerosos bodrios ¿Alguien me acompaña a ver Alien? Cordialmente invitad@s cuando gusten para celebrar los 40 años

 

Etiquetas:  

Acerca del autor

El Fett   @El_Fett   cinescopia.com

El más realista y cabrón crítico de cine que pueda existir. Ente sin misericordia que tiene el halago de transmitir a los mortales su sentir y sabiduría en el mejor recinto sobre el séptimo arte. Cinéfilo de corazón y crítico crudo por vocación. Alter ego del Licenciado en mercadotecnia y RRPP Oscar M Rodríguez (FB) Sigueme en twitter @El_Fett


4 comentarios

  • Esta escena nunca me dio miedo ni la gran cosa, sin embargo la parte que me da miedo es Ripley escapando del Nostromo, y es que los pasillos claustrofóbicos y el constante sonido de la alarma de emergencia me ponen al borde del asiento.

    No puedo comentar en el Top de superhéroes… ¿qué pasó?

    Responder
    • Perdone la ausencia estimado, vengo llegandode unas largas vacaciones. Esa secuencia quiza es la que mas me ha estresado en la vida sin duda alguna estimado. Alien es una maravilla del terror y de la SF

      Responder
  • ¡Méndigo Scott!, me afectaron también su Prometheus y su covenant, pero en lugar de miedo como con la cinta de Alien, con las últimas me dio coraje.

    Responder

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

*

*

*