Momentos Favoritos del Cine: Ginger Snaps

Usted no está para saberlo mi querido lector, pero su servidor es un amante de las efémerides, cumpleaños, aniversarios luctuosos y fechas de estreno. Y justo por estos días me topé con el cumple de la actriz Emily Perkins, conocida por los miembros de la generación X y por los amantes del horror como Beverly en la adaptación televisiva de la novela IT de Stephen King.

Por lo anterior, creo que viene como anillo al dedo celebrar su 43 aniversario recordando su mejor película: Ginger snaps.

Brigitte (Emily Perkins) y Ginger (Katharine Isabelle) son dos hermanas adolescentes que comparten un mórbido gusto por lo macabro, específicamente tienen una fijación con la muerte, vista a través de sus expresiones más violentas; tienen como afición tomar fotografías en las que recrean suicidios protagonizados por ellas mismas y, en la escuela son consideradas unos bichos raros. Sin embargo, los problemas de adaptación en el colegio serán lo de menos, una vez que sean atacadas por lo que parece un hombre lobo, llevándose Ginger la peor parte. Ginger comenzará a sufrir una paulatina serie de transformaciones que van desde el crecimiento de vello corporal hasta la aparición de garras. Por su parte, Brigitte, fiel al juramento de nunca separarse, asume la responsabilidad de ocultarla mientras encuentra un antídoto.

Un hecho curioso es que Ginger sufre dos transformaciones en forma simultanea; por un lado se transmuta en loba y por el otro, experimenta los cambios físicos propios de la adolescencia, lo que se podría interpretar como una metáfora de la misma. En ambas fases está presente el dolor, el desconcierto, el cambio de estado de ánimo y la incomprensión, así como un impulsivo deseo sexual que la lleva a clavarle el colmillo a sus parejas, dicho en forma literal.

Ginger snaps es una película canadiense dirigida por John Fawcett, la cual aborda el tema de la licantropía escapando a los esquemas tradicionales, rompiendo con los clichés y las fórmulas ya conocidas del subgénero. Aderezada con algunos momentos de humor negro -no por ello convirtiéndose en una parodia – la película destaca por tener un planteamiento inteligente, en el que se da mayor importancia a la metamorfosis de la protagonista, que a todo el clásico rollo de encontrar al lobo que la mordió, para matarlo y acabar con la maldición.

Otro acierto es la ambientación. La trama se desarrolla en un suburbio como tantas otras, pero aquí no hay chicos guapos y muchachas lindas estilo Beverly Hills 90210 (véase Scream, Sé lo que hicieron el verano pasado), sino jóvenes comunes y corrientes que distan mucho del american way of life, de hecho encajan más en una película como Kids de Larry Clark.

Los efectos especiales y el maquillaje son bastante modestos, no obstante, alcanzan un nivel aceptable. A resaltar la actuación de las protagonistas, sobre todo Emily Perkins, quien ironicamente en el 2000, ya tenía la edad de 23 años, lo que no fue un obstáculo para ser nominada como mejor actriz en algunas premiaciones de cine de género como los Fangoria Chainsaw Awards.

Amantes de los lobitos de Stephenie Meyers favor de abstenerce.

Etiquetas:  

Acerca del autor

Flaco Cachubi     blogcinefantastico.blogspot.mx/

Amante del séptimo arte desde que tiene memoria o lo que es lo mismo desde que vio Superman. Sus géneros favoritos son el horror, la fantasía y la ciencia ficción. Ferviente admirador de Hitchcock y asiduo lector de Stephen King. El cine de luchadores, su máximo placer culposo. Se describe a sí mismo como un ser viviente que cultiva su mente, para ser un cadáver muy culto.


2 comentarios

  • Estos si son hombres…. mas bien mujeres lobo… usualmente el mito del hombre lobo debe explorar el hecho de que usualmente la criatura es el hombre incapaz de controlar sus instintos sobre su raciocinio, lo cual lo vuelve una criatura hambrienta, lasciva y, sobretodo, mortal… y Ginger Snaps (curiosamente tomaron el nombre de unas galletas populares en Estados Unidos) lo muestra desde un punto de vista muy femenino… no quiero imaginar a esa chica si le coinciden la luna llena y sus dias lluviosos…

    Responder
  • Jajaja. Hoy aparte de acertado muy divertido tu comentario Travsam . Saludos con el codo.

    Responder

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

*

*

*