Momentos Favoritos del Cine: Martin Scorsese y la música

Hoy el Maestro Martin Scorsese cumple 73 años, y solo parece justo y necesario que el momento favorito de este martes sea dedicado a su filmografía. Pero en esta ocasión haremos algo distinto ¿Quieren? En lugar de recordar solo uno, recordaremos variadas secuencias de su mágica obra bajo el análisis de un solo factor: la conjunción musical  y el importante papel que el soundtrack y/o las partituras desempeñan dentro de su trabajo.

Martin-Scorsese-and-Mick-Jagger-new-HBO-series

No sé si ya lo saben o lo han notado, pero el gran fanático del jazz y de The Rolling Stones es también un conocedor erudito de la música, habilidad que parece solo comparable a su técnica narrativa donde el concepto audiovisual adquiere significados ceremoniales al ser esta una contraparte del trágico destino de sus personajes anti heroicos. Así, Scorsese nos sumerge siempre bajo un hechizo donde la violencia, el crimen, la desdicha y los trastornos mentales y emocionales se transforman en pasajes de excelencia visual, tensión dramática y/o magia musical, ya sea bajo las notas de una pieza de partitura clásica para enmarcar la espectacularidad de una estación de tren francesa o la época de oro de Hollywood, la adquisición de una banda sonora sinónima de suspenso para sumergirnos en cabos o islas siniestras, una buena pista de rock para representar el más grande mundo del hampa o los simples sonidos del saxofón delimitando a su oscuro taxista, el maestro se transforma también en un director de orquesta al llevar las batutas visuales y auditivas de todas y cada una de sus odiseas

martin-scorsese-robbie-robertson-feature

¿Les parece si comenzamos mostrando este elemento desde sus créditos? No hay mejor ejemplo que la partitura original de Bernard Herrmann restaurada y actualizada a uno de los mejores remakes de la historia: Cape Fear

Seguimos este recorrido con Johann Sebastian Bach Toccata and Fugue in  D Minor; The Aviator y la tragedia del visionario Howard Hughes son la excusa perfecta.

No es la mejor, pero la versión de Van Morrison de Comfortably Numb para The Departed nos dejó sembrada en la mente y los sentidos la sensual imagen de Vera Farmiga

¿Que tal algo de raíces culturales para sus Pandillas? Un silbido y percusiones de Otha Turner and the Rising Star & Drum. La melodía se llama Shimmy She Wobble y es el comienzo de Gangs of New York

No podemos dejar el gran clásico de los 90’s y al buen muchacho Eric Clapton en partida doble

El imprescindible trabajo en conjunto con Peter Gabriel para el inquietante pero extraordinario experimento de banda sonora para The Last Temptation of Christ

De nuevo el Maestro Bernard y esos magníficos solos de saxofón para retratara la soledad y locura de Taxi Driver

Y fiel a su estilo, la adaptación narrativa se traspasa también a la musical. Martin es un ser que evoluciona en el lenguaje del cine y la música, y para una prueba el fantástico soundtrack de The Wolf of Wal Street, que entre muchas cosas contiene a 7Horse y a su Meth Lab Zoso Sticker

Etiquetas:  

Acerca del autor

El Fett   @El_Fett   cinescopia.com

El más realista y cabrón crítico de cine que pueda existir. Ente sin misericordia que tiene el halago de transmitir a los mortales su sentir y sabiduría en el mejor recinto sobre el séptimo arte. Cinéfilo de corazón y crítico crudo por vocación. Alter ego del Licenciado en mercadotecnia y RRPP Oscar M Rodríguez (FB) Sigueme en twitter @El_Fett


Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

*

*

*