Moros y cristianos en el trailer final de Robin Hood

Taron Egerton sigue los pasos de Errol Flynn, Kevin Costner, Sean Connery, Russell Crowe y sepa usted cuántos actores más que han interpretado al famoso ladrón con guarida en el bosque de Sherwood.

Robin Hood, opera prima del realizador televisivo Otto Bathurst, nos presenta las aventuras de Robin de Loxley y un guerrero moro (sí, nuevamente como en la versión dirigida en 1991 por Kevin Reynolds), quienes arman tremendo zafarrancho contra la corona inglesa. La cinta promete escenas de acción al más puro estilo Matrix por descabellado que parezca, una buena dosis de romance y sobre todo mucho humor.

Al otrora protagonista de Kingsman lo acompañan Jamie Foxx, Jamie Dornan, Eve Hewson y Ben Mendelsohn como el villano de Ready Player One, ¡Ah no! No es cierto, como el Sheriff de Nottinham aunque no se nota la diferencia.

Lo que pinta como la locura medieval del año se estrena en noviembre.

Etiquetas:  

Acerca del autor

Flaco Cachubi     blogcinefantastico.blogspot.mx/

Amante del séptimo arte desde que tiene memoria o lo que es lo mismo desde que vio Superman. Sus géneros favoritos son el horror, la fantasía y la ciencia ficción. Ferviente admirador de Hitchcock y asiduo lector de Stephen King. El cine de luchadores, su máximo placer culposo. Se describe a sí mismo como un ser viviente que cultiva su mente, para ser un cadáver muy culto.


5 comentarios

  • ¿QUÉ entiendes tú por «moro», Flaco Cachubi? A estas alturas ni deja de sorprender tanta ignorancia supina…

    Responder
  • ¡No se esponje querida lectora! Ya sabe que en Cinescopia nos da por el sano cotorreo. El título alude al platillo gastronómico del mismo nombre. En ningún momento se usa la palabra de manera peyorativa, ahora que, cualquier reclamo hagáselo saber a los gringos quienes suelen en su filmografía utilizar el termino como sinónimo de musulmán. Saludos.

    Responder
  • Me satisface en parte tu respuesta, al menos algo sabes de gastronomía cubana y la aplicaste aquí. No creo que el sempiterno racismo de los del norte tenga que ver aquí más de lo debido. Te preguntaba porque de más está recordar que ese término jamás ha sido sinónimo de musulmán más allá del reduccionismo español que lo sometió a eso. «Moro» fue el nombre que los romanos designaron a los pueblos de África del norte y que una vez los árabes asiáticos convirtieron al Islam y fueron parte de las invasiones medievales, empezó a ser usado como sinónimo de musulmán. También tenía implicaciones fisonómicas, ya que para los de Roma estas gentes eran un tanto «prietas», algo que los españoles también recogieron y de ahí surgieron palabras como: moreno, morocho, moruno…y ese plato cubano, que no es más que arriz blanco con frijoles oscuros.
    En todo caso, te hice la observación para que te des cuenta que el califativo no es válido para extrapolarlo a «todos» los musulmanes que, por cierto, son de determinadas y varias nacionalidades y con rasgos físicos muy distintos. Aunque ya veo que para este película vuelven a escoger al clásico de «tez oscura» para hacer de musulmán. Y encima te equivocas tú, pero si es que los otros…

    Responder
  • Gracias por la extensa y nutrida explicación querida lectora. Dicho sea con todo respeto y sin escarnio, su sapiencia enamora. Buen día.

    Responder
  • Mientras haya servido para cambiarte esquemas y hacerte menos borrico, me doy por complacida. Gracias.

    Responder

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

*

*

*