Oscar 2018: Predicción Mejor Actor

Un ministro británico adicto al puro y a la guerra; un diseñador de modas con problemas emocionales; un pobre negro al que quieren volver blanco; un teenager que coquetea con el amigo de su papá; y un abogado que pierde la ética al ver el billete (¿Será eso normal?) ¿Quién se llevará el Oscar como mejor actor?

 

2 ganadores previos, 3 experimentados, 2 novatos, dos negros, tres blancos, 3 británicos, uno que se cree italiano ¡Hasta dos Daniel! 4 fungen como meros invitados a calentar el asiento para ver como el talento y kilos de maquillaje empujan al favorito y ganador por default ¿Quieren apostar a otro caballo? ¿O se quedan con el semental que lleva la delantera?

 

El ganador: Gary Oldman (Darkest Hour)

Premios acumulados: Globo de Oro, Critic Choice, SAG y 17 galardones de los círculos de crítica incluyendo al de Washington

Experiencia Oscaril: Una nominación previa en esta misma categoría por Tinker Tailor Soldier Spy (2011)

Predicción: 99% de probabilidades

Pros: Ganador indiscutible de la quinteta, la transformación de Oldman no es solo superflua (aunque dicho factor siempre es remunerado por Oscar), sino intima, psicológica y emocional, transformándose literalmente en el primer ministro británico en una catedra actoral que hasta Day-Lewis envidiaría. Una carrera llena de clásicos y grandes personajes (aunque con algunos grandes baches en su etapa más comercial), lo hacen rotundo favorito para enmendar ese pequeño gran error de la Academia en no haberlo reconocido en su temprana etapa, donde el actor siempre con gran solvencia sorprendió con un par e villanos icónicos y dignos de mención

Contras: La cinta en general palidece frente a su actuación, pero en realidad no habrá ningún obstáculo entre él y el podio-

 

El despedido: Daniel Day-Lewis (Phantom Thread)

Premios acumulados: El reconocimiento de 4 círculos de crítica

Experiencia Oscaril: Todo en esta misma categoría, 3 Oscar ganados por My Left Foot (1989), There Will Be Blood (2007) y Lincoln (2012); además de 2 nominaciones por In the Name of the Father (1993) y Gangs of New York (2002)

Predicción: 1% de probabilidades

Pros: El mejor actor de su generación (y quizá de la historia) se despide de manera formidable en un papel hecho a su medida, como si se tratase de todo el conglomerado de sus anteriores desempeños pero sin repetirse, gracias a un guion y personaje solemnes, complejo, intenso e irónicamente adverso a su maduración, en el papel de un obsesivo e inestablemente emocional diseñador de modas. La química que crea con la revelación Vicky Krieps es digna de admirarse. Llamado su último trabajo, de haber una sorpresa en esta categoría sería la del cuarto Oscar para despedirlo como se merece.

Contras: De no estar Gary Oldman, podríamos estar hablando del record como el actor protagónico más premiado de la historia, empatando los 4 de Katherine Hepburn. Pero… con Churchill no se puede razonar.

 

El sufrido: Daniel Kaluuya (Get Out)

Premios acumulados: El reconocimiento de 3 círculos de crítica

Experiencia Oscaril: Debut en la ceremonia

Predicción: 0% de probabilidades

Pros: Bien estaba en Kaluuya en reclamar junto a su director la etiqueta cómica de esta cinta, y es que su personaje, eje de la cinta, es aquel que sufre primero ante la incertidumbre social, pero después ante el terror de perder el control de su cuerpo y conciencia ¡Y que sufrimiento! El novato actor es capaz de proyectar terror, angustia y un sentido de supervivencia natural en cada situación que Peele le propone. La inclusión racial hubiera competido muy bien en otros años

Contras: Supongamos que no existe Oldman, y aunque su actuación es superior a la del siguiente contendiente, Oscar daría cuenta que el año pasado se vio muy “negro”, por lo que su sentido de inclusión y compensación hubieran ido a parar a otro novato más blanquito.

 

El novato: Timothee Chalamet (Call me by your name)

Premios acumulados: El reconocimiento de 9 círculos de crítica, incluyendo los de nueva York y Los Ángeles

Experiencia Oscaril: Debut en la ceremonia

Predicción: 0% de probabilidades

Pros: Uno de los más jóvenes en la historia del Oscar, Chalamet apareció con el mismo personaje (solo que heterosexual) en Lady Bird, siendo el mérito de esta nominación no solo el representar el despertar sexual de una manera bastante convincente, sino también aprender el idioma italiano y tocar el piano para lograr su casting y actuación ¡Comprometido el chaval! Algo que se nota sobre todo en el último segmento de la cinta, donde el joven despliega ese intenso registro dramático que bien lo podría posicionar como uno de los talentos a seguir en un futuro (A menos que Marvel o DC no lo jalen a una de sus películas).

Contras: Supongamos que no existe Oldman, y aunque su actuación puede ser equiparable a la de Kaluuya, Oscar daría cuenta que el año pasado se vio muy “gay”, por lo que su sentido de inclusión y compensación hubieran ido a parar al otro novato menos gay ¿Se fijan que difícil es entender al pinche tendencioso Oscar?

 

El que no sabe qué hace aquí: Denzel Washington (Roman J. Israel Esq.)

Premios acumulados: Ninguno

Experiencia Oscaril: 2 Oscar ganados, uno como mejor actor de reparto por Glory (1989) y uno como actor protagónico por Training Day (2001). 5 nominaciones previas, una como actor de reparto por Cry Freedom (1987) y 4 como actor protagónico por Malcolm X (1992), The Hurricane(1999), Flight (2012) y Fences (2016).

Predicción: 0% de probabilidades

Pros: La realidad es que Denzel es un excelente actor, uno de los mejores desde hace poco más de 20 años, sin embargo él bien sabe que esta vez solo fue invitado a calentar el asiento. En el papel de un abogado con estrictas normas éticas que ve transformada su ideología a partir del resquebrajamiento del sistema y la tentación del billete, el veterano histrión de nuevo logra un papel entrañable, logrando que dicha metamorfosis se desarrolle de manera convincente en una cinta que va mejorando conforme se acerca su acto final.

Contras: Incluso para Denzel podría parecer de mal gusto aparecerse en la ceremonia sabiendo que su inclusión en la quinteta se dio a partir del escándalo de James Franco. Es triste, pero más allá de su buena actuación, su nominación se debe a la omisión propositiva y patrocinada por e movimiento feminista de Hollywood

 

Al que sacaron: James Franco (The Disaster Artist)

Premios acumulados: Globo de Oro y 3 reconocimientos de los círculos de crítica

Experiencia Oscaril: Nominación previa en esta misma categoría por 127 Hours (2010)

¡Ojo! No faltó ¡Lo sacaron! Debido a sus acciones de acoso y recientes acusaciones por el movimiento Time’s Up, Franco se vio imposibilitado de competir a pesar de lograr el único papel que le hubiera presentado un poco (solo un poquitititito) de competencia al de Oldman, siendo su musa Tommy Wiseau, el irónico personaje que le diera la mejor actuación en su vida(y dudo que pueda volver a tener una oportunidad de reconocimiento como esta), demostrando que a pesar de andar en drogas, acosos, vicios y en compadrazgo con su comunidad actoral cómica, Franco es un buen actor cuando se lo propone

Etiquetas:  

Acerca del autor

El Fett   @El_Fett   cinescopia.com

El más realista y cabrón crítico de cine que pueda existir. Ente sin misericordia que tiene el halago de transmitir a los mortales su sentir y sabiduría en el mejor recinto sobre el séptimo arte. Cinéfilo de corazón y crítico crudo por vocación. Alter ego del Licenciado en mercadotecnia y RRPP Oscar M Rodríguez (FB) Sigueme en twitter @El_Fett


Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

*

*

*