Oscars 2019: Predicción Mejor Película Extranjera (o de habla no inglesa)

Otro año más de la pésima premiación de Hollywood y lo que les faltaba para completar su círculo mediocre era acabar con el único premio que todavía tenía algún prestigio; hablo de la Mejor Película extranjera, en las siguientes líneas sabrán las razones.

 

La favorita sin ninguna razón: Roma (Alfonso Cuarón)

Premios acumulados: BAFTA, León de Oro de Venecia y el reconocimiento de 21 círculos de la crítica, entre ellos los de Nueva York, Los Ángeles, San Francisco y Washington

Experiencia Oscaril: Dos victorias, una como director y en edición por Gravity (2013); más otras 4 nominaciones previas, una en guion original (Y tu Mamá También, 2001), en guion adaptado y edición (Children of Men, 2006) y cómo productor por la misma Gravity. Además este año repite en otras 4 categorías, fotografía, película, director y guion original

Una historia totalmente plana, aburridora, insípida, vacía y tonta logra llevarse el favoritismo sin ningún razonamiento lógico, es casi segura su victoria pero no por razones cinematográficas y más bien por razones políticas. Su inmerecido premio en Venecia, el cual le otorgó un amigo presidente del jurado (así cualquiera) lo confirma. Estamos en una era en que el cine de verdad ha pasado a un segundo plano, señoras y señores hemos llegado a la idiocracia.

 

La que debería ganar: Cold War (Pawel Pawlikowski)

Premios acumulados: El Goya y el reconocimiento del mejor film en los Premios de Cine Europeos

Experiencia Oscaril: Ya se hizo del galardón en esta categoría por Ida (2015

Con una potente dirección que ya es parte de un estilo, una fotografía impecable (sin duda la mejor del año) y una historia que a priori iba a resultar muy pasional dada la premisa de amor casi prohibido por las circunstancias. Desafortunadamente el talón de Aquiles de las películas del director polaco son sus guiones y es que sin ser una mala historia, le hace falta alma, corazón, fuerza, todo esto también dentro del estilo del director y que ya vimos en Ida.

 

La Manipuladora: Capernaum (Nadine Labaki)

Premios acumulados: El Premio del Jurado del Festival de Cannes

Experiencia Oscaril: Primera mención para Labaki

Sabemos que la realidad es muy cruel y por más que el cine se quiera acercar a ello, no siempre resulta sensato hacerlo; tiene el problema de verse envuelto en la facilidad de empatía con los personajes que resulta en guiones sin ningún esfuerzo, y que procura salir avante a través de la tragedia y no de las historias. Entre más mal hagan sentir al espectador se cree que es buen cine y eso no es así.

 

La silenciosa: Shoplifters (Hirokazu Kore-eda)

Premios acumulados: La Palma de Oro del Festival de Cannes

Experiencia Oscaril: Primera mención para Kore-eda

Ha pasado tan desapercibida la ganadora de Cannes que realmente no se entiende, conociendo la filmografía de Kore-eda y su entrañable forma de abordar los conflictos familiares era de esperarse que hiciera un poco más de ruido, además que estamos seguros que tiene más guión que Roma. Eso no quita que sea una buena película pero que difícilmente pueda dar una sorpresa.

 

La pérdida: Never Look Away (Florian Henckel von Donnersmarck)

Premios acumulados: Un par de menciones especiales en el Festival de Venecia

Experiencia Oscaril: Ganador en esta categoría por La Vida de los Otros (2006)

¿En serio? Un secreto oculto que ocurrió en la segunda guerra mundial, una historia de amor que se verá afectada por este, nazis arrepentidos, todos los elementos que le encantan a Hollywood y no la tienen en cuenta, aún sabiendo que el director nos trajo hace algunos años la interesante y maravillosa La vida de los otros, en fin, más y más razones para obviar este estúpido premio.

Etiquetas:  

Acerca del autor

Bedub    


Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

*

*

*