Perdida: Buena película, Mal marketing

Por el título, recuerda a la icónica película de David Fincher. Por el tráiler, pareciera ser una mezcla entre thriller sobrenatural y asesinos. Por la lamentable publicidad, pareciera que se cuelga de la constante crisis de desapariciones y feminicidios del país. Empero, no es lo que parece: Perdida, del director Jorge Michel Grau, es una intrigante película que oculta mucho más de lo que se espera.

Destruido por el rompimiento con su esposa, Carolina (Paulina Dávila) y de su aparente desaparición, Eric (José María de Tavira), director de orquesta, comienza una relación con Fabiana (Cristina Rodlo), quien se muda a su gigantesca casa. Al poco tiempo de que esto ocurre, extraños sucesos comienzan a ocurrir. La película es un remake de la colombiana La cara oculta (2011, dir. Andrés Baiz), y el nuevo guion fue trabajado por Anton Goenechea y Hatem Khraiche, uno de los escritores de la película original; el desarrollo de la historia, guiado a través de tres personajes clave, es bastante bueno, y tiene los suficientes giros narrativos para mantenernos al borde del asiento.

La dirección de Grau demuestra que es de los directores mexicanos de horror más interesantes, logrando una propuesta refrescante para las audiencias nacionales. Quien se roba la película por completo es Rodlo, con su firme presencia y comando en pantalla; por su parte, Tavira no llena por completo el saco de su personaje y resulta poco creíble. Por su lado, Dávila realiza una buena interpretación como Carolina, mostrando un amplio rango emocional y desarrollo de su personaje.

Con una excelente banda sonora y una tensión sostenida, Perdida es una excelente opción para el fin de semana.

Etiquetas:  

Acerca del autor

Oraleia    

Snob pretenciosa en recuperación, punk de gustos refinados y valemadrista con corazón. Crítica de cine.


Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

*

*

*