Rango: ¡El Viejo Oeste está vivo!

La anterior semana su caza recompensas favorito visitó un sagrado recinto del séptimo arte para presenciar esta animación del género que cabe decir, es el favorito de su servidor, así que por dicho factor lo menos que se podía esperar es que pusiera mi cara de incrédulo mamón e ir al cine con muchas expectativas (como siempre me pasa con este género).

El llamado “genero americano” es una cátedra de cómo hacer cine en todo aspecto cuando el film en cuestión es de una innegable calidad. Basta recordar legendarias películas como The Searchers de John Ford; el spaguetti western de Sergio Leone, que dio como fruto quizá la más grande película del género: The Good, The Bad and The Ugly; el ilustre paso de Eastwood a director con joyas como High Plains Drifter o la excelsa ganadora del Oscar Unforgiven; el “western contemporáneo” explotado maravillosamente por los Coen en No Country for Old Men. Estas cabecillas legendarias en el rubro junto a películas impecables como Silverado, True Grit, Rio Bravo, Tombstone, 3:10 to Yuma, The Assessination of Jesse James, entre otras, tienen en común la perfección abordada en sus tomas, su bella fotografía y la patente y uso continuo de uno de los planos más bellos del cine llamado “el plano americano”, representativo indudable del género. (Desde el rostro a las rodillas). Combinadas con un buen guion, la dirección de un capaz “vaquero” y las actuaciones requeridas por el género ¡Señores, tenemos una joya cinematográfica!

A pesar de su belleza, el western cada vez da más evidencia de su inminente extinción en las salas cinematográficas, sin embargo, siempre hay una luz que intenta mantener el género vivo y en la mente del respetable y, sin duda, Rango es una de estas

Cabe aclarar primeramente que Rango no es apta para escuincles, así que padres de familia y primos buena onda, absténgase de llevar chiquillos que estén preguntando fuerte y claro ¿Qué es escroto? (¡No es mentira! A su servidor le paso este anterior fin de semana). Rango es apta para los amantes e incrédulos sobre el género, los cuales se divertirán como chiquillos al presenciar un western en todo el sentido de la palabra, un western bizarro, teatral y hermoso que denota todo requisito que conlleva llevar a cabo un film como este y que bajo la dirección de Verbinski detona un ritmo cautivante y emocionante.

Un solitario, casero e histriónico camaleón se enfrenta con su destino tras arribar al pueblo de Dirt tras extrañas circunstancias. Dirt (el cual recuerda al pueblo de Hell en High Plains Drifter), es un pueblo azotado por el crimen y la sequia, en el cual sus entrañables habitantes luchan día a día por su supervivencia en espera de un milagro. Dicho milagro será representado por Rango, el cual, tras hacerse como sheriff del pueblo después de mostrar su suerte en varias ocasiones, promete restaurar el orden y acabar con la misteriosa sequia. Todo esto mientras un mariachi de búhos nos narra su leyenda.

Un film inolvidable que sin duda entre sus mayores virtudes se encuentra la magnífica estructura de sus personajes: desde el sheriff camaleón, hasta la serpiente pistolera; desde el roedor compinche, hasta el cuervo indio; desde el banquero ardilla, hasta el guía armadillo. A esto hay que agregar las secuencias obligadas de tiroteos y persecuciones de un western, dentro de las cuales Verbinski sobresale mostrando no solo acción trepidante, sino misterio y suspenso en estas.

Un guion que compensa el cliché de mostrar al respetable una historia de redención y de la eterna búsqueda del “Quien soy yo” con imprescindibles momentos dichos del recuerdo, entre estos, quizá el más grande homenaje a Clint Eastwood en la historias del cine.

Otro factor a destacar es que los conservadores no se sentirán defraudados con el doblaje al español, ya que el film cuenta con la nobleza de poder adaptarse al idioma de manera perfecta debido a su trama y ambientación en un lejano oeste imaginario y colindante al país mexicano ¿La banda sonora? Mismo caso del poder de adaptación e influencia que tiene el género sobre México y viceversa, al estar interpretada por una parvada de búhos mariachis y rockeros que sin duda harán que el tema principal sea consumido por el amante del cine.

Sin duda la atmósfera seca, sucia y sedienta de la trama se transmite de manera inusual y exquisita, lo cual demuestra que Verbinski hizo un buen trabajo (y es más que un pirata) y que sin duda habrá que tenerlo en la mira después de regalarnos un western que sin duda entrará entre los favoritos del género. 

Y como se menciona en el film: El western de seguro se morirá, pero este 2011 se mantiene vivo con Rango.

Acerca del autor

El Fett   @El_Fett   cinescopia.com

El más realista y cabrón crítico de cine que pueda existir. Ente sin misericordia que tiene el halago de transmitir a los mortales su sentir y sabiduría en el mejor recinto sobre el séptimo arte. Cinéfilo de corazón y crítico crudo por vocación. Alter ego del Licenciado en mercadotecnia y RRPP Oscar M Rodríguez (FB) Sigueme en twitter @El_Fett


4 comentarios

  • ¿De verdad crees que Rango es un buen film? Para mi es como meter los varios guiones westerns en una licuadora y luego pegar el resultado encima del si magnifico guión de barrio chino. La historia es una copia muy baja del buen trabajo de verdaderos autores. Lus unicos que hacen buen trabajo son los encargados del modelado y animación y los encaargados de la música.
    Todo esto lo digo con todo respeto a los gustos de cada persona, pero la “imitación” la hicieron evidente en el momento que la tortuga (quien es la descarada copia malhecha del magnifico John Huston) “The future Mr Rango (Mr Gittes), the future”. Y claro, el flojo personaje de Rango dista mucho del señor Gittes/Nicholson
    Yo soy un fiel admirador del genero western, pero mas lo soy de buenas historias bien interpretadas.

    Responder
    • Respeto su punto de vista y el parecido con Chinatown es evidente, asi como la combinacion de varios libretos del western.

      Sin embargo, el producto que resulto ser Rango para estas epocas revitaliza el western. No hablo de originalidad ni creatividad en su trama, sino de un trabajo bien hecho para le genero y mas cuando este se amplia a un ramo como el de la animacion.

      El western de pos si siempre se ha ayudado de mismas reciclajes de personajes e historias a traves de su historia. Sin ser esto una justificacion para esta pelicula, en mi opinion el filme de Verbinski supera la mediocridad entregando un buen producto. El homenaje a Eastwood, insisto,l fue uno de esos momentos que hacen recordar este film ylo mas disfrutable del film.

      Un saludo y gracias por su comentario y critica. Lo invito a seguir a Cinescopia

      Responder
      • Viendolo asi, estoy de acuerdo tambien en que el film supera la mediocridad. Y si, es nuevo ver este genero en la animación. Y de acuerdo tambien con la aparicion de Clint, como tributo al mas icónico en el género.
        Me gusta el blog y recien soy seguidor de él. Y se agradece la apertura para los comentarios y la imparcialidad en ellos.
        Un saludo y mil gracias por la atención. Sigan así.

        Responder
        • Seguimos mejorando por y para ustedes en este su blog crítico estimado Felix. Muchas gracias por su comentario.
          Se despide su caza recompensas favorito en espera de encontrarme nuevamente con su grata participación.

          Saludos!

          Responder

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

*

*

*