Rogue One: A Star Wars Story, una nueva esperanza

Creo que independientemente de la satisfacción provista por lo que definitivamente es el mejor blockbuster del año y el verdadero despertar de la fuerza desde 1983, mi regocijo esta mañana de jueves se basa en imaginarme lo idiota que en este momento se debe de sentir J.J. Abrams y todo el séquito de acarreados y falsos fanáticos millennials que no tendrán ningún argumento válido para defender la estupidez narrativa de hace un año junto a lo hecho por Gareth Edwards, un director molido y consecuentemente recogido de las cenizas por Disney para lo que literalmente era una misión suicida. Soportado por el guion de Tony Gilroy (El verdadero nuevo héroe de la saga), el joven cineasta lleva a cabo un frente de fantasía bélico que nos retorna a oler, ver y sentir al mito original de Star Wars, sin dejar de apreciar sutilmente un estilo renovador, sucio si se quiere ver de esa forma, pero particular y diferente que nos posiciona en una loable ambientación ficticia de como luciría la sociedad bajo el yugo dictador de un imperio.

landscape-1460038629-rogue-one-star-wars-trailer-things-you-missed

Varios valores alrededor de la figura de Edwards en varios niveles del film: el primero, encausando un ritmo maravilloso, particularmente dramático durante su exposición y emocionalmente espectacular durante su belicoso clímax y conclusión; dos, soportar el cáncer de la fórmula Disney al junto con el libreto, aminorar el diálogo cómico y centrarse en lo que significa una historia con más tonos sombríos, todo esto a pesar de los 40 minutos que según los rumores la productora mandó de nuevo a rodar (Imaginen ahora ustedes el corte del director, que basado en esto debería ser fabuloso); tercero, usar el factor nostálgico de manera efectiva y rotunda (Aprende Abrams), realizando una precuela que respeta las figuras y sus elementos, su lógica interna y cronología y que aun así se siente fresca, sin olvidar de nuevo la posición realista en la que Kurosawa de nuevo es pieza clave e influencia para dotar del argumento clave a Star Wars, en esta ocasión tomando partido de Los 7 Samurai.

La fuerza es el mito, el Sith es un ente terrorífico, el Imperio funge como el protagonista real y los rebeldes sirven como un vehículo de nexo narrativo en toda la saga; desde sus referencias y apariciones sorpresa de varios y conocidos personajes, pasando por sus nuevos mundos y criaturas, hasta las menciones especiales a la serie animada Rebels (quizá el parteaguas de este resurgimiento), Rogue One es construida “rebeldemente” como una bitácora de guerra que a pesar de romper con varios paradigmas de la serie (Banda sonora y títulos iniciales incluidos), retoma esa vieja gloria como una precuela inmediata, logrando en su acto final una conexión emocional con el espectador (especialmente hacia con el warsie), una sensación ya perdida en la infancia y recobrada con tensión y fuerza, intensa fuerza.

rogue-one-new-image-35

Pero no todo es miel sobre hojuelas y no solo la novatez le juega unas malas pasadas a su director. La misma historia no permite que el 90% de sus personajes tengan un trasfondo; esto podría verse como un acierto al no perder el tiempo en tangentes dramáticas que pierdan el motivo principal del film: localizar y robar los planos de la Estrella de la Muerte ¡Y lo es en realidad! Sin embargo la repartición de protagonismo afecta nuevamente a la parte masculina, en este particular caso a un Diego Luna sobrado y nada creíble en su papel como Capitán de la flota estelar, que empeora en su falta de estructura contrariando a un guion con destellos de nunca haberlo podido lograr… o encajar.

Por otro lado el fan service vuelve a lastimar el desarrollo por algunos momentos, no en el nivel de la estúpida The Force Awakens, pero si en un par de secuencias que parecerían innecesarias y metidas con calzador para el deleite de los ridículos que aplauden durante la proyección de un film (A quien le quede el saco que se lo ponga).

this-rogue-one-character-was-first-spotted-at-san-diego-comi_j7pj-640

En el plano actoral el feminismo puede estar tranquilo, y es que el libreto también ayuda a que Felicity Jones sea una heroína creíble, palpable, empática y lógica hacía con sus motivos, quizá un poco acelerada durante los primeros minutos del film (Como otros personajes que se unen a la causa solo porque sí), pero progresivamente redimida y posicionada sin temor a equivocarme como una de las grandes heroínas de la saga. Si bien el papel de Diego Luna es inentendible por parte del casting (No señores, no soy malinchista, Luna está sobrado y cualquier actor hubiera podido hacerlo igual o mejor), existen a su alrededor otras piezas unidimensionales más atractivas que soportan su débil presencia, por ejemplo el androide K2 interpretado por un actor de casa Disney como Alan Tudyk, Donnie Yen como un entrañable ciego y nuestro nexo con la fuerza, o bien Ben Mendelsohn, un villano destacable a pesar de la sombra que le hace Vader (En la voz del querido James Earl Jones) y otro gran regreso que prefiero no mencionar, pero en donde destaca el trabajo de los efectos especiales.

En conclusión, podremos irnos por la calaña del discurso social sobre un muro y un nuevo gobierno violento y opresor, o bien los apolíticos podrán traer a colación a 6 de los 7 magníficos, pero nadie podrá quitarle a Rogue One el correcto y cautivador entretenimiento con el que ha regresado la fe y la fuerza a Star Wars y allegados. Un film que se disfruta, que se siente, que íntima con el warsie y divertirá al trekkie, que con un tono más oscuro y menos infantil es capaz de ser apreciado por todas las generaciones sin caer en los falsos profetas y que es capaz de ahuyentar los demonios de las tendencias “feministas” y “teenagers” que tato han lastimado al cine de corte comercial.

Rogue One: A Star Wars Story Darth Vader Photo credit: Lucasfilm/ILM ©2016 Lucasfilm Ltd. All Rights Reserved.

En definitiva, Rogue One es una nueva esperanza ¡Benditos sean Tony Gilroy y Gareth Edwards!

Etiquetas:  

Acerca del autor

El Fett   @El_Fett   cinescopia.com

El más realista y cabrón crítico de cine que pueda existir. Ente sin misericordia que tiene el halago de transmitir a los mortales su sentir y sabiduría en el mejor recinto sobre el séptimo arte. Cinéfilo de corazón y crítico crudo por vocación. Alter ego del Licenciado en mercadotecnia y RRPP Oscar M Rodríguez (FB) Sigueme en twitter @El_Fett


11 comentarios

  • Ya no es reseña ni crítica, Ya casi escribes todo un libró. Jajaja, la tendré que ver, ya que te gustó, aunque casi siempre tengamos criterios diferentes.

    Responder
  • Buen día mi estimado, pues que bien que le haya gustado la cinta, su desvelada tuvo recompensa, parece ser que no fue una idea descabellada hacer este spin off. Espero verla el fin de semana pero leyendo su reseña ya me dio más ansiedad por ir al cine jajaja. Saludos y gracias.

    Responder
  • Acabo de volver del cine, fresco, renovado. El verdadero resurgir de la saga. Rogue One si hace honor al espíritu de la saga sin, como dice usted, dejar de lado lo “nuevo” ¿se dio cuenta lo excelente de la ambientación? la tecnología imaginada en los ’70 sutilmente retocada para encajar en el imaginario actual, sin perder la esencia, el romanticismo de las pantallas de fósforo, las palancas y los botones iluminados.

    Responder
    • Es un gusto que le haya encantado mi estimado, igual ami ya por una tercera y última vez en el cine (creo que es suficiente jaja). Totalmente, lo que usted menciona nos hace sentir nuevamente en aquel universo pero Edwards logró que esta ambientación, misión y aventura se sintieran sucias, sangrientas, cada detalle de la podredumbre, terrorismo, mugre en los trajes se me hizo especialmente bien cuidada. A pesar de que tiene uno que otro fallo, creo que Rogue One puede reconocerse como parte digna de aquella trilogía original, incluso si me lo pregunta, tumbando de un tercer lugar al regreso del jedi

      Saludos estimado y gracias por comentar

      Responder
  • Concuerdo con su critica hacia la pelicula, es quizas el mejor blockbuster del año y es la mejor pelicula de Star Wars desde El Imperio contrataca, con unos minutos finales magistrales. De eliminar algo solo seria una escenas, donde aparecen C3-PO y R2-D2 fan service metido con calzador.

    Pero donde no comparto es en ciertos aspectos de la critica que en cierta manera van conectados, y cito de su critica:

    .- dos, soportar el cáncer de la fórmula Disney al junto con el libreto, aminorar el diálogo cómico y centrarse en lo que significa una historia con más tonos sombríos, todo esto a pesar de los 40 minutos que según los rumores la productora mandó de nuevo a rodar (Imaginen ahora ustedes el corte del director, que basado en esto debería ser fabuloso); .-

    Llamar cancer a la formula Disney actualmente ya me parece sobrado, hace ya mucho tiempo que Disney dejo atras su formula de cuento de hadas, los guiones de Zootopia, Pete´s Dragon, El Libro de la Selva, Moana e incluso Civil War de este mismo año es muestra de esto (pero Pocahontas, La princesa y el sapo, Big Hero 6 y sobretodo El Jorobado de Notre Dame ya lo habian demostrado) , quizas sigue sacando subproductos dirigidos al publico que le dio grandeza pero ya actualmente en su mayoria destinado al mercado domestico.

    Y el segundo punto enlaza directamente con el primero, esos 40 “supuestos” minutos que se volvieron a grabar por orden de los ejecutivos de Disney, quizas hicieron mas bien que mal y me explico, despues del estreno a habido analisis de escenas de los trailers descartadas del montaje final, asi como declaraciones del director sobre el final original de la cinta, y viendo este material podemos darnos cuenta de que rumbos tenia el director, el resultado final es casi perfecto e inolvidable por lo tanto esa intervencion del estudio debio ser justa y necesaria.

    Basta de hecharle tierra a un estudio que al menos este año nos a dejado varias joyas para el recuerdo y que quizas nos siga sorprendiendo en el futuro como ya lo hizo antes.

    Responder
    • Estimado, revisando comentarios le juro que ya le había contestado este pero al parecer no se guardó

      Concuerdo en lo nos dice de Disney, de hecho lo verá en el especial de año de las 40 cosas que nos enseñó el cine
      Gracias por comentar y por su opinión

      Responder
  • Algunos meses después pero encontré tu crítica.

    Coindicimos totalmente en esta película, bueno, no me pareció molesto el fan service que utilizaron, supongo porque en general porque fue mucho mejor que el Ep. VII y en efecto, revive las ganas de seguir viendo Star Wars pase lo que pase, esperemos.

    Saludos y a seguir criticando.

    Responder
    • Nunca es tarde estimado y muchas gracias por su opinión y lectura. Tengo miedo de lo que pueda pasar con Ep 8, sin embargo en Rogue One al menos tuvimos la oportunidad de emocionarnos de nuevo

      Saludos y gracias

      Responder

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

*

*

*