Rogue One, una historia de Star Wars, una historia de una fan

Soy de esa generación que se sorprendió en la niñez cuando vimos Star Wars Una Nueva esperanza (Episodio IV); como era muy niña no cuestioné nada en ese momento, sin embargo, no se me pasó el detalle de que era el cuarto episodio, pero era tan buena que se me olvidó. Claro que me hice súper fan de primera trilogía, que después resultó ser la segunda porque, 16 años después y antes de que terminara el siglo pasado, nos presentaron la cuarta película llamada Episodio I, dándome cuenta que si hubiera salido todo en orden estrictamente cronológico no estuviéramos hablando de esto y el mundo sería otro: Mi hermano no hubiera cambiado el papel tapiz, las sábanas y juguetes cada dos años con los personajes de cada nueva película, yo no me hubiera enamorado de Boba Fett (O sea, era un tipo con casco sin que se le viera la cara y a mí se me hacía muy interesante ….eso lo tengo que ver en terapia) y muchos amigos míos no estuvieran obsesionados con el tema y no se hubieran casado vírgenes.

En el 2005 después de La Venganza de los Sith (Episodio III), podíamos dar por muerta esta saga; el mismo George Lucas le estaba dando el tiro de gracia cuando entró Disney al quite, pagó una cantidad exorbitante por ella y quiso revivirla. El año pasado nos presentaron (ya con Disney al mando y J.J Abrams como director), El despertar de la fuerza (Episodio VII) y aunque los fans de hueso colorado , ya Chavorrucos, morían por un regreso triunfal, fuimos muchos los decepcionados. Para mí fue la misma historia que el Episodio IV solo con una buena remodelada, 1977 pasó a ser 2015.

La saga había caducado ¡Peeero! Este diciembre nos lanzan Rogue One, una historia entre el Episodio III y IV que es la respuesta a la pregunta que nos hicimos cuando una de las senadoras dice ” Hemos robado los planos de la Estrella de la muerte y muchas vidas se han perdido para conseguirlos” ¿quiénes murieron y cómo? esa es la historia que nos cuenta aquí y ¡WOW! ¡Justo lo que nos hacía falta! ¡Qué buena historia! Es una gran cinta con efectos especiales que se ven artesanales pero con la tecnología de estos días y excelentes actuaciones. Eso sí, tiene su corrección político- racial: un chino, un árabe, un rubio, un como italiano, un negro, un robot y hasta un mexicano, pero la heroína, el personaje de Jyn Erso (Felicity Jones) es muy interesante, una chica fuerte, inteligente, ruda pero femenina, la amé. Nuestro Diego “Charolastra” Luna tiene su oportunidad con el co-protagónico y lo hace decentemente.

Darle la batuta al director británico Gareth Edwards fue un gran acierto, la película es sencilla, con buen sonido, la música clásica de la saga, excelente fotografía y un trama muy redonda que conecta perfecto con el Episodio IV. No se necesita haber visto las siete anteriores para disfrutar y divertirse, punto clave de un buen entretenimiento y como dice la Princesa Leia al final, nos da ” esperanza ” … para volver a creer en la fuerza de Star Wars.

Nota: Fíjense en los personajes como los capitanes de las naves de la alianza y cierto oficial Imperial,  digitalizados a partir de la película de 1977.

Etiquetas:  

Acerca del autor

Vilma Aida    


1 comentario

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

*

*

*