Sangre, Sudor y Gloria: con cucharadas de humor y estrés

Es probable que estemos frente a la película más honesta de Michael Bay. Lo digo porque sus películas anteriores terminan siendo algo pretensiosas –disculpen, fanáticos de Transformers; buenos efectos especiales, eso sí. Pero sobretodo lo digo porque el casting está bien hecho. A Mark Wahlberg le creo la estupidez; a La Roca (perdón, Dwayne Johnson) le creo la incapacidad de evitar golpear a todo el mundo, y le creo a Tony Shalhoub el horrible carácter.

Todo el asunto está basado en hechos reales, sucedidos en Miami en los noventas. Y “los hechos” son que Daniel Lugo (Wahlberg), un entrenador personal cansado de su vida, recluta a dos de sus gym-buddies para la ejecución de un “plan maestro” que consiste en el secuestro de un cliente adinerado. El objetivo no solamente es sacarle algo de dinero, es quitarle TODO lo que tiene.

Siendo tres tontos que improvisan durante casi todo el tiempo, basta decir que las cosas a ratos resultan cómicas. La participación de Rebel Wilson (Bridesmaids, Pitch Perfect) y de Ken Jeong (The Hangover, a.k.a. El señor Chang en la serie Community) resultan simpáticas, muy à la Rebel Wilson y muy à la Ken Jeong. Pero las risas están equilibradas con momentos algo estresantes/desesperantes; después de todo estamos hablando de criminales algo mensos tratando de salirse con la suya.

El guión está a cargo de Christopher Markus y Stephen McFeely, quienes trabajaron juntos para las películas de Narnia y Capitán América. Y debo decir que no les quedó nada mal, considerando lo de acción-comedia. Pues no resulta en humor del todo barato, ni en explosión tras explosión, balazo tras balazo. En pocas palabras, retratan la otra cara del “sueño americano”: hacerla en la vida, rápido, a través de crimen. Claro, con situaciones chuscas añadidas para nuestro entretenimiento.

Etiquetas:  

Acerca del autor

Cinescopia   @Cinescopia   cinescopia.com

Equipo editorial de Cinescopia.


4 comentarios

  • No soy fan del género y menos norteamericano, creo que los ingleses son maestros en este tipo de películas… Sin embargo esta reseña antoja, si no hubiese sido por don Ricardo jamás habría puesto atención siquiera a esta película. Muy bien! Saludos.

    Responder
    • ¡Gracias, Israel! Si bien no es una obra maestra, cumple con el objetivo de entretener. Y concuerdo contigo, los ingleses sí que saben. ¡Saludos!

      Responder

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

*

*

*