Shazam!: El nuevo juguete navideño de DC… en abril

Por más que hago memoria desde el Superman de los 70’s hasta la pasada bazofia de Captain Marvel (la de Marvel, porque cabe la casualidad que este nuevo superhéroe comenzó su carrera con dicho nombre, perdiendo los derechos hace ya muchas décadas), no logro recordar un producto de este subgénero enfocado 100% hacia los niños ¡Digo! La adaptación de estos personajes lleva implícita la captación de los infantes, pero hasta ayer todos los productores, directores y guionistas habían aportado para la pantalla grande el dramatismo necesario para expandir su mercado y/o audiencia a un público más adulto  (en especial los de DC y WB, que había seleccionado la ruta de lo “oscuro”).

No puedo decir que Shazam! me haya sorprendido en su narración, ya que desde su avance y teniendo en cuenta lo mal que lo ha pasado DC esto ya se veía venir como algo totalmente bobalicón, sin embargo el inesperado y grato giro vino desde su forma y estrategia comercial, al convertir a este superhéroe mágico en un total producto infantil y navideño (fuera de época), más cercano a las aventuras de Spielberg o al cine de comedia con niños protagonistas de principios de los 90, que a la fórmula de su propio rubro, alejándose en su totalidad no solo del tono “oscuro” de las predecesoras de su universo, sino incluso también del molde masticado de Marvel.

Ignorando las bases en las viñetas (y de la opinión de sus ahora contados seguidores) de un héroe que incluso en algún tiempo logró de mayor popularidad que Superman, DC se acaba de recuperar, al menos comercialmente hablando, al estructurar, definir y presentar a la primera película de superhéroes hecha y dirigida en su totalidad para los niños. Una estrategia arriesgada, pero en este caso funcional gracias a varios factores y a pesar de todas las debilidades que conlleva el subgénero.

En primer lugar hay que aclarar que no porque sea un producto infantil el adulto no lo pueda disfrutar, y eso se debe a una impresión de humor tan efectiva que me hace pensar que el director David F. Sandberg debió dedicarse a la comedia en lugar de hacer terror del más barato en sus dos previas cintas. El ritmo, el guion del novato Henry Gayden y la química entre los escuincles protagonistas y un carismático Zachary Levi hacen que en la primera hora de metraje sea prácticamente imposible dejar de reír, repito, gracias a una serie de situaciones y gags que nos remontan a la nostalgia y el humor de los 90, sin perder ese halo de referencias actuales con mucho ingenio y espontaneidad.

El segundo factor es la fugaz pero correcta estructura de sus personajes; tanto héroes como antagónicos gozan de un trasfondo si bien no creíble al menos coherente, en miras de que Mark Strong y el mismo Levi tengan la suficiente presencia para justificar su duelo de fuerzas y humor final.

En su parte aleccionadora, Shazam! es tan distinta a sus hermanas como tan similar a ¿Disney? Irónico pero muy cierto. Provista de un mensaje moralino que funciona medianamente gracias a su aceptación por su absurdo y su humor inocente y de referencias tan bien definido, el meollo de todo el asunto se centra finalmente una metáfora de aceptación familiar y superación infantil que se vende con el concepto de “cualquier niño puede ser un héroe”, literalmente convirtiendo a un minusválido, a un gordito latino, a un asiático geek, a una negrita de dientes chuecos y adorables y a la pareja de típicos escuincles gringos en los 6 inmortales.

Si bien este último factor desata una serie de eventos excesivos que puede llegar a molestar al adulto por su falta de lógica y alargamiento innecesario de un clímax “muy bobo”, recordemos en ese punto lo que venimos diciendo aquí: Shazam! es en esencia una cinta familiar, navideña y repito, meramente INFANTIL, siendo ese desfachatado momento donde el público es separado, dejando en claro para quién y para qué es la cinta.

El reparto no es para nada mágico, pero hay que hacer una mención aparte para Zachary Levi, que imprime un carisma bárbaro al personaje al no meterse en el traje de superhéroe, sino en el de un niño de 14 años.

Shazam! hubiera sido un clásico en la época de Home Alone, Space Jam o Kindergarten Cop, no me cabe ninguna duda, pero en el actual mundo atestado por superhéroes, quedará en un divertidísimo vehículo para llevar a sus niños a reírse y a aleccionarse sin pretensiones, todo sujeto a las tendencias sociales de inclusión y superación. Me tiene intrigado el cómo este niño mágico va a encajar en el mundo “dark” del DCEU, pero en su disfrutable riesgo radica su carisma.

Etiquetas:  

Acerca del autor

El Fett   @El_Fett   cinescopia.com

El más realista y cabrón crítico de cine que pueda existir. Ente sin misericordia que tiene el halago de transmitir a los mortales su sentir y sabiduría en el mejor recinto sobre el séptimo arte. Cinéfilo de corazón y crítico crudo por vocación. Alter ego del Licenciado en mercadotecnia y RRPP Oscar M Rodríguez (FB) Sigueme en twitter @El_Fett


2 comentarios

  • Creo que al fin ya descubrí cual es el problema del Universo Extendido de DC: simplemente no están preparados para hacer películas de equipos o team-up o que tengan una distribución competente en los roles sin que salgan personajes sobrando. Por ejemplo, la Mujer Maravilla les quedó bien, mientras que Suicide Squad y Liga de la Justicia pero para nada. Ahora viene Shazam!, otra película en solitario, que nada más tiene que enfocarse en presentarnos al héroe protagónico y su mundo…

    Y la verdad les quedó bien.

    Las actuaciones están bien, la dirección está bien, me gustan las peleas, la comedia está bien (Santa diciendo groserías en un noticiero no tiene precio) e incluso el mensaje que usted propone recuerda mucho al mensaje que tenía Into the Spiderverse.

    Corríjame si me equivoco, pero ¿no se supone que Súper Escuela de Heroes (Sky High) es para niños? Considerando su tono y compañía productora (Disney), yo me lo hubiera imaginado. También Los Increíbles y Megamente son para niños (que estén animadas no significa que no deben tomarse en cuenta).

    Fuera de eso, me parece una buena película y quién sabe… ¿un nuevo clásico de Navidad en camino? 4/5.

    Responder
    • Así es estimado, creo que incluso si la hubieran sacado en temporada navideña mejor hubiese sido el resultado. La película no la considero un 4 pero si un actual clasico ya de Navidad para los infantes de hoy en día

      Responder

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

*

*

*