Silent Night: Guía de cómo afrontar el fin del mundo… si eres rico(a)

Hasta cuando se va a acabar el mundo hay diferentes formas de enfrentarlo. Si eres pobre pues puedes quedar ahí, tirado en el suelo, dando un espectáculo muy vulgar y de mal gusto. Sin embargo, si eres de clase alta, con dinero y de preferencia inglés, pues mueres elegantemente en tu casa de campo, rodeado de tus mejores amigos (que también van a morir) después de haber disfrutado de una excelente cena y una “alegre” velada.

De eso va Silent Night, una comedia de humor negro donde vemos a una familia festejando la noche de navidad, sabiendo que es la ultima de sus vidas, ya que hay un desastre, no se sabe si natural o creado, pero donde todos van a morir; la diferencia es que ellos son ricos y tuvieron acceso a unas pastillas envenenadas que el gobierno otorgó solo a cierto sector social alto y saben a que hora hay que tomarlas para no sufrir cuando el desastre llegue.

No hay nada más democrático que las reuniones familiares, así que no importa que sean de la realeza o del barrio, siempre van a existir conflictos y esta familia no es la excepción. Se van dando la típicas discusiones y enfrentamientos que caen en el absurdo porque todos saben que están por morir. Art (Roman Griffin Davis) es el preadolescente hijo mayor de Nell ( Keira Knightley) y Simon ( Matthew Goode) y esta muy preocupado “ por la demás gente” que no tuvo acceso a las pastillas y tiene que lidiar con sus hermanos gemelos Thomas ( Gilby Griffin Davis) y Hardy ( Hardy Griffin Davis) que parece que no se están tomando muy en serio esto del fin del mundo. Los acompañan otra familia conformada por Sandra (Annabelle Wallis) y Tony ( Rufus Jones) que tienen una hija  llamada Kitty (Davida McKenzie) que ignora a su superficial madre que solo espera  un abrazo de su hija. Dos parejas mas están con ellos y también van con sus propios conflictos.

Es una comedia rara, con un sentido del humor ácido y divertido, sin embargo no logra concretar varias de las tantas situaciones que presenta y hay un momento en que la película cae en un letargo, se hace un poco de terror, para terminar en lo que venían anunciando desde el principio, o sea, no hay mucho clímax pero cumple.

Las actuaciones son buenas y se siente buena química entre los actores, además de los antes mencionados, actúan también Lily-Rose Depp, Sope Dirisu, Kirby Howell-Baptiste y Lucy Punch entre otros más.

Es la opera prima de Camille Griffin como directora y escritora que, como dicen, para ser la primera vez no le quedó tan mal y es una directora que promete.

Etiquetas:  

Acerca del autor

Vilma Aida    


Leave a Reply

Your email address will not be published. Required fields are marked *

*

*

*