Sonic: La Película – Una repetida y segura fórmula salvada por Jim Carrey

Después de otro breve exilio de reseñar películas, que sorprendente me parece regresar al ruedo con la historia de un famoso erizo azul salido de los juegos de video de antaño. Y es que suceden varias cosas: no hay mucho que desmenuzarle a un blockbuster de este tipo que está hecho meramente para entretener (y vender mercancía obvio) y no tiene un trasfondo tan elaborado, o tan antiguo, como los churros basados en cómics. Y échenle encima el hecho de que jamás tuve consola alguna de videojuegos al crecer, ya que mi mamá seguro creía que mis hermanos y yo acabaríamos idiotas (ellos de todas maneras acabaron así), por lo que este filme careció aún más de relevancia para mi existencia y bien podía haberlo dejado pasar. Pero el destino me eligió para escribir este review, tal vez porque en su infinita sabiduría quería una visión neutral de la primer entrega de Sonic. Así que amárrense las agujetas que aquí vamos.

Basada en uno de los videojuegos más exitosos de la compañia Sega, la historia se centra en el inquieto y azul erizo Sonic que se encuentra varado en la Tierra. Habiendo pasado gran parte de su tiempo solo y escondido cual Gollum, habrá de conocer y enfrentar las complejidades de nuestro planeta junto a su nuevo amigo humano Tom Wachowski (James Marsden). Uniendo fuerza y velocidad, ambos deberán hacerle frente al villanesco Dr. Robotnik (genial Jim Carrey) que quiere capturar a Sonic para explotar sus poderes y aplicarlo para cosas villanescas.

Después del escándalo que se hizo meses atrás cuando los fans y no fans se quejaron de lo grotesco, horrible e inquietante que se veía el render final del erizo, el director Jeff Fowler dijo “perdón, no sé que estábamos pensando” y paró todo para rediseñar a Sonic y entregar algo decente. Ninguna publicidad es mala y con este evento el filme se puso en el radar de un mayor número de espectadores y sentó un precedente en la industria fílmica porque escucharon a los fanáticos en vez de sólo lanzar un producto con destino seguro a la mediocridad y a una baja taquilla. ¿Por qué no hicieron eso los de Cats después de que enviaron a montones de personas a terapia con un horrendo tráiler? Siendo diseñador, ilustrador y metiche, tenía que ver en que terminaba esto y la verdad el rediseño resultó bastante agradable y hasta tierno en ciertos momentos. Por la reacción de los fanáticos en la sala, el retraso de varios meses del lanzamiento valió la pena y los dejó satisfechos.

En cuestión de historia el guión no arriesga absolutamente nada. Sigue la misma fórmula de otras cien películas y cae en todos los clichés habidos y por haber que la hacen ser totalmente predecible desde los primeros dos minutos. Ahí estará la pelea de bar, la escena tipo X Men del velocista haciendo de las suyas mientras el mundo se encuentra congelado y la obligatoria flatulencia para hacer reir. Lamentablemente en el mercado cinematográfico de ahora el salir de esa comprobada receta provocará la aparición de bloggeros llorones que dirán “¡arruinaron mi infancia!” y, como tienen miles de personas que los obedecen cual borregos, el filme puede declararse muerto antes de ser estrenado. Obviamente Sega no podría arriesgarse a esto y ya aseguraron algunos milloncitos en su bolsa con una historia igual de genérica que Marvel.

Pero no todo pasa sin pena ni gloria en Sonic, ya que al rescate está Jim Carrey como el malvado Dr. Robotnik. Ya se extrañaba ver a Carrey haciendo uso del don cómico con el que nació. Después de su sabático de varios años alejado de este tipo de papeles, regresa hasta más pulido que antes. Su versión del Doctor no fastidia como de repente lo hacía Ace Ventura. Cuando aparece en pantalla se roba la escena a pesar de cuanta madre le pongan con la pantalla verde. De su mano llega la que, a mi gusto, fue la mejor secuencia de la película cuando está en su laboratorio planeando su siguiente golpe mientras baila con música a todo volumen. Seguro no tardan ya los videos de Jim bailando con diferentes canciones.  No te perderás de mucho si te sales después de eso. Un buen regreso para Jim.

Ahora entraremos a mi sección favorita de esta crítica, llamada “Marco se queja”. Por ser dirigida en su mayoría a un público infantil, la función tocó verla doblada al español. No había mayor lío ya que Carrey ahora volvería a ser doblado por Mario Castañeda (Gokú) y no por Derbez, ya que él lo doblaba tan feo que de paso se doblaba a toda la película en la que participaba. Y si, si fue albur. El “chale” llega cuando uno se entera que Sonic será mega doblado por alguien completamente carente de fibras histriónicas hasta para prestar su voz. Uno de esos repugnantes seres llamados “influencers” que sólo gastan el aire y están llenando los internets de contenido absurdo, hueco e improvisado sobre la marcha: Luisito Comunica. Su desempeño como Sonic resulta fastidioso desde el principio. Siempre suena igual, no denota emoción alguna, no trata siquiera de esconder su acento y su peculiar timbre de voz resulta exasperante sobre la marcha. Entiendo que al final esta decisión haya sido solo de marketing, porque gente para ver al vato ese en la premiere había un chingo, pero bien podrían haberle pagado un curso intensivo para que no hiciera algo tan malhecho. La diferencia se puede ver aún más viendo el trailer en idioma original con la voz del que si es comediante Ben Schwartz (Jean-Ralphio de Parks and Rec.). El doblaje no es sólo ir a leer unas líneas y ya, quien lo haga también debe saber actuar para hacerlo como se debe y no a la Krusty el payaso como en este episodio clásico:

En conclusión, Sonic es la película perfecta para dominguear en familia con las crías. Si eres fan del videojuego te encantará ya que está llena de sorpresas para ti. Tiene algunas secuencias de acción bien logradas pero no aporta nada más allá. Ideal para pedir el combo más grande y sentarse a engordar mientas el cerebro se apaga. En verdad que si no fuera por Carrey, me hubiera salido más rápido que Sonic y Barry Allen juntos.

Etiquetas:  

Acerca del autor

El Markovich   @ChocolateBono  

Observador de la escena humana dentro y fuera de la pantalla. El cine y el chisme son de mis cosas favoritas, así que heme aquí. Yo sólo doy mi opinión, al final tú decides.


2 comentarios

  • Nel, yo tenia mis esperanzas perdidas hasta que oi que a Azevrec, fanatico acerrimo de los videojuegos clasicos y odiador mayor del DCEU, dijo que estaba buena… y si lo dice el… hay esperanzas… eso si, lo de Luisito Comunica… nadie lo va a borrar

    Responder
  • Yo la fui a ver apenas y me sorprendio lo entretenida que fue, mi novia (a pesar de que se durmió, porque esas películas siempre tienen ese efecto en ella) disfruto bastante lo que llegó a ver. Ya se extrañaba a Carrey siendo Carrey. Ya no supe si había escena post-créditos, solo me quedé a la de la mitad de créditos.

    No supe hasta después que era Luisito Comunica la voz de Sonic, es una lástima porque le resta mucho su participación.

    Responder

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

*

*

*