Split: Fragmentando a M. Night Shyamalan

El género del suspenso y el terror, creo yo, es un rubro complicado y no a muchos les gusta. Soy de las que disfruta de este y por lo tanto me gusta ver cosas buenas. En 1999 se hizo notar en Hollywood un director y escritor joven indio llamado M. Night Shyamalan con su película “El sexto sentido”, una excelente trama de un niño que ve “gente muerta” y un psicólogo (Bruce Willis) que lo está tratando de ayudar. Todos quedamos impactados con las excelentes actuaciones, muy buena dirección y un final que nos hacia querer quedarnos a la siguiente función para volver a ver lo que no vimos.

Había nacido un genio del suspenso y el terror que poco después nos entregaría “El protegido”, otro tema de la misma categoría también protagonizada por Willis acompañado por Samuel L. Jackson; gran historia sobre un hombre que sufre una extraña enfermedad que por cualquier cosa se rompe los huesos, lo que hace que lo llamen “El hombre de vidrio” (Jackson) y su contra parte, un hombre que al parecer es indestructible y podemos pensar que inmortal (Willis).

Señales” fue otra buena historia sobre los grandes dibujos que empezaron aparecer en los campos sembrados de maíz por todo el mundo, ahora como protagonista tuvo a Mel Gibson (que para mi gusto fue de las ultimas buenas actuaciones de él antes de que se volviera sanguinario-fanático-religioso), un excelente Joaquín Phoenix y a los niños Rory Culkin y Abigail Breslin que se roban media película.

Después vendría una extraña historia llamada “La Colonia” otra vez con Phoenix, Adrien Brody, Sigourney Weaver y (la que dicen se convirtió en su musa, al menos en dos películas) Bryce Dallas Howard; aquí ya vemos una historia rara, detectamos elementos que se empiezan a hacer repetitivos en las producciones del indio y a pesar de las excelentes actuaciones, vemos una caída tremenda en el guion y por consecuente a perder ese encanto.

Después de eso todo fue caída libre con la aburrida “La Dama del agua”, sobre una extraña criatura que sale de una alberca; la absurda “El fin de los tiempos” donde las plantas se nos ponen asesinas y envenenan a cualquier grupo mayor de cinco personas; “Airbender: El guerrero del Aire”, que ya ni me tome la molestia de ver y finalmente la producción de “Devil”, sobre el chamuco que anda en el elevador, momento exacto donde dijimos “Hemos perdido a Shyamalan.  Se acabó el ingenio y fue poco mas que el burro que toco la flauta.

En el 2015 nos presentó “Los Visitantes”, sobre unos niños que van a visitar a sus abuelos bien extraños que no los dejan salir de su habitación después de las 9.30 pm. Resulta interesante ver aquí como Shyamalan quiere revivir el estilo de sus inicios dando como resultado un film decente que no termina de convencer.

Este principio de año (al menos en México) nos presenta “Fragmentado”, protagonizada por James-siempre-lo-he-amado- McAvoy, una excelente película de suspenso donde un tipo tiene 23 personalidades, secuestra a tres adolescentes y estas tienen que convivir con dicho grupo habitando en el mismo individuo. El tipo asiste a terapia con una profesional ya retirada interpretada por la maravillosa Betty Buckley, la cual va conociendo y clasificando las 23 personalidades, sin embargo, hay una vigésimo cuarta que está por surgir después de que tres de estas facetas malas y fuertes toman el control del resto.

Una trama compleja y con una actuación sublime de McAvoy donde los primeros planos de su cara hacen lucir en todo su esplendor al actor. Las adolescentes son interpretadas por Anya Taylor-Joy (The Witch), Haley Lu Richardson y Jessica Sula, las tres muy bien.

La película te mantiene todo el tiempo con el Jesús en la boca; tiene giros muy extraños, pero bien argumentados, dándote al mismo tiempo una sensación de claustrofobia y tensión al no saber que personalidad va a surgir en cada momento; cabe mencionar que de 23 solo vemos 6 pero aun así es una demostración fastuosa del talento de James McAvoy.

El final es muy al estilo de Shyamalan; aunque ya lo suponemos desde buen tiempo antes, tiene sus buenas dosis de sorpresa y por último y lo más importante… conecta con sus inicios. Aunque dicha conclusión no fue del todo de mi agrado, nos da a pensar que el indio se encuentra haciendo algo más redondo de lo acostumbrado y posiblemente, un reinicio con personajes al menos de nuevo exitosos.

¡Bienvenido de vuelta Mr. Shyamalan!

Etiquetas:  

Acerca del autor

Vilma Aida    


1 comentario

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

*

*

*