Star Trek Sin Límites: Fiesta Interestelar

¿Cuán necesario es un reboot? Todo depende, como siempre, del contexto. Y es que no nos hagamos: a estas alturas de la historia, ciertas obras de ciencia ficción han envejecido terriblemente con los años y hoy nos resulta irrisorio que una película situada en un contexto hiper-futurista tenga lugar, digamos, en el año 2000 cuando todos sabemos que entonces no pasó gran cosa…

new-star-trek-beyond-photos

Por otro lado, cuando en la franquicia se cuenta con una de las Peores Películas de la Historia (The Final Frontier, 1989), entonces era necesaria una buena refrescada. Es así como la cada vez más aburrida saga Star Trek logró un muy decoroso resurgimiento de la mano de J.J. Abrams en un reboot que echó mano de una loca Paradoja del Tiempo para re contar la historia de los admirados exploradores espaciales sin desprenderse del universo anterior.

Estamos ante la tercera entrega de este renacimiento, ahora a cargo de Justin Lin y con Abrams en la producción ejecutiva. El guion es de Simon Pegg, quien interpreta al atolondrado Scotty, y Doug Jung. Repite el elenco base, con la adición del solicitado Idris Elba como el nuevo villano.

star-trek-beyond-zoe-saldana-idris-elba-krall

Siendo el nuevo director más conocido por dirigir tres de las entregas de la simplona franquicia Fast And Furious, teníamos pocas esperanzas de un trabajo digno. Afortunadamente, se nos entregó un producto sumamente divertido, que cumple cabalmente con su finalidad que es entretener sin meterse en soplapolleces filosóficas y dramáticas innecesarias. No tendrá un lugar en las convenciones de fanboys desquiciados pero está lejos de aquellos soporíferos bodrios como la mencionada The Final Frontier o Némesis (2002), por ejemplo.

¿De qué va?

El Capitán Kirk y su tripulación se ven forzados a luchar por su vida cuando la nave Enterprise es tomada por una raza alienígena hostil durante una misión de rescate en una nébula inexplorada. Todo por las maquinaciones de Krall (Elba), villano de monstruoso aspecto y oscuros motivos para buscar la aniquilación de la Federación Unida de Planetas.

 

Desmadre galáctico.

Láseres, explosiones, viajes a velocidades supra lumínicas y hasta karatazos al por mayor, matizados por momentos de nostalgia adecuadamente colocados y escenas humorísticas que, contra todo pronóstico, no se sienten forzadas ni apelan a chistes ramplones. Por ahí debuta Sophia Boutella como Jaylah, una alienígena aliada que reparte hostias con kung fu espacial.

Star Trek Beyond†(2016) Left to right: Sofia Boutella (plays Jaylah) and Simon Pegg (plays Scotty)

Star Trek Beyond†(2016)
Left to right: Sofia Boutella (plays Jaylah) and Simon Pegg (plays Scotty)

Ciertamente, el nuevo villano y el desarrollo general del conflicto palidecen ante la complejidad y carisma de Khan, enemigo a vencer en la entrega anterior. La profundidad filosófica fue reemplazada por acción y comedia, lo cual sin embargo confiere al relato un ritmo ágil y entretenido. Un contexto apropiado para el nuevo e irreverente Capitán Kirk, casi adolescente desmadroso por haber crecido sin padre.

Spock, Bones y Kirk mantendrán su cómica dinámica y veremos además un guiño-homenaje a George Takei, primer intérprete de Mr. Sulu. Será evidente, desde luego, que a los humanos (y humanidades) nos seguirá gustando el relajo dentro de varios siglos.

 

¿Hay que verla?

Insisto, no será un clásico pero a juzgar por este verano tan aburrido, es de lo mejor que hay en cartelera si la idea es ir a pasarla bien y gozar de la nostalgia. Fanboys, se van a quejarse con su purismo al carajo.

Etiquetas:  

Acerca del autor

Dr. Dark    

Médico de profesión y cinéfilo de corazón. Amante del buen cine y destructor del que no lo es.


1 comentario

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

*

*

*