Tesoros ignorados del cine: “¿Dónde estás hermano?”

Dicen que las primeras veces jamás se olvidan y esta máxima probó ser cierta para mi con “¿Dónde estás hermano?” (O Brother, Where Art Thou?), una comedia de crimen de los hermanos Coen (Fargo, The Big Lebowski) lanzada en el año 2000, una época en que ver trailers de películas no era tan común y sencillo como ahora sino que muchas veces los veías casi por accidente, como me sucedió con el de este filme. Era la primera vez que un simple avance de cine me absorbía de esa manera, tal vez fue el novedoso uso del color o el divertido ensamble musical, pero en ese momento supe que tenía todos los elementos para ser una gran película, la primera que vi de los Coen y con la que ganaron a un ferviente seguidor más.

Ambientada en la época de la Gran Depresión, la historia comienza con 3 convictos: Everett, Pete y Delmar (George Clooney, John Turturro y Tim Blake Nelson respectivamente) escapando de un grupo de prisioneros para emprender la rápida búsqueda de un tesoro enterrado por Everett, antes de que el área sea inundada para convertirse en un lago y así perderse para siempre. Basada en la Odisea de Homero, a lo largo de esta sátira nuestros héroes se enfrentarán a la seducción de unas Sirenas, se toparán con un malvado Cíclope (John Goodman) e incluso con un ciego Homero y vivirán otras aventuras antes de que el odiseo Everett regrese a los brazos de su Penélope (Holly Hunter).

Imaginada en otro más de los excéntricos universos que los Coen crean para cada uno de sus filmes, cada personaje es explotado e interpretado de manera perfecta por el reparto que integraron. George Clooney en su papel de un Clark Gable sabelotodo con extenso y pomposo vocabulario, nos hace ver que la comedia es uno de los géneros en que Clooney se siente más cómodo ya que nos da una de las interpretaciones más ricas y naturales de toda su carrera pero sin llegar a opacar a sus 2 compañeros de aventuras, cuyos roles también están estratégicamente construidos para hacer brillar a cada actor en su momento, sacándonos carcajadas cada quien a su manera.

Pionera en su campo, “¿Dónde estás hermano?” cambió el mundo de la gradación de color en filmes, ya que fue la primera en usar ajuste de color digital de principio a fin para darle un look en sepias con altos contrastes y tonos dorados, cuidados específicamente para la atmósfera de cada escena, logrando transportar de una manera más intensa al espectador a esos tortuosos pero más simples años 30’s. Esto a la par de un diseño de producción y vestuario impecable para cada persona y cada extra.

Además de ser una sátira de crimen épica y de humor negro, también esta película es un musical. El soundtrack no sólo es un elemento de fondo sino un fuerte integrante más en la estructura narrativa de esta odisea (de hecho tiene papel primordial, pero creo que sería un spoiler si ahondo en eso). Teniendo melodías alegres, macabras e incluso con dejos religiosos, es un disco que posiblemente haga, a más de uno, seguidor del country y del gospel. Con canciones pensadas para cada fase de la historia, el ensamble se convirtió en uno de mis discos favoritos y que sé jamás dejaré de escuchar ni bailar campiranamente al ritmo del banjo.

Tal vez este filme no goce de tanta popularidad como “The Big Lebowski” o “No Country for Old Men” y haya pasado sin pena ni gloria, pero sigue siendo una propuesta bien ejecutada, valiente, inteligente, por demás divertida y rica que vale la pena ver en cualquier momento, sobre todo en esos oscuros tiempos de los que me ha sacado incontables veces. Por eso es tiempo de que esta odisea llegue a ti y reciba el amor que merece.

Etiquetas:  

Acerca del autor

El Markovich   @ChocolateBono  

Observador de la escena humana dentro y fuera de la pantalla. El cine y el chisme son de mis cosas favoritas, así que heme aquí. Yo sólo doy mi opinión, al final tú decides.


3 comentarios

  • Mi estimado El Markovich, this is the El Fett speaking.

    Bienvenido a su nuevo hogar y recinto del buen gusto. Un gusto y honor que colabore desde el día de hoy con nosotros y felicidades por la nueva sección (Bien con los Coen, por fin tendré alguien que me apoye jajaja)

    Saludos desde Guadalajara

    Responder
    • Muchas gracias! Un gustazo estar a bordo y empezar a trabajar, echar el chisme y las recomendaciones de cine con todo el equipo. Y es que los Coen son algo más!

      May the force be with you!

      Responder
  • ¡Si! yo la vi prácticamente por accidente, un día cualquiera, en la TV. Por entonces me preparaba para rendir “Literatura grecolatina” (2004), así que la intención homérica de los Coen se me hizo evidente y muy disfrutable. Y si, estuve tarareando las canciones durante mucho tiempo y aun hoy, Youtube mediante, las dejo sonando mientras transcurre mi mañana laboral.

    Responder

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

*

*

*