The Addams Family 2: No es necesario verle los pezones al Tío Lucas

A ver, desde el 2019 que salió La Familia Addams vimos que era un refrito innecesario, empezando por que ahora viene en animación… y una muy extraña. Los personajes eran feos, como que quisieron hacerlos “extraños” pero al mismo tiempo empatizar con los niños y no les salió. Tuvo muy baja calificación de la crítica (también con nosotros) y parece que para el público infantil fue indiferente, entonces ¿porque hacer una más?

Dos años después, nos vuelven a recetar a la Familia Addams, solo que ahora traen otro conflicto: Merlina se siente diferente a su familia y duda que sea parte de ella, por esto, Homero decide hacer un viaje familiar en una casa rodante por varios lugares emblemáticos de Estados Unidos, como Salem, el Gran Cañón, Miami, El Álamo y otros mas con el fin de reconectar a la familia. En el inter, hay un científico que contacta a Merlina y la convence de que ella puede ser la hija que tal vez perdió. O sea, una trama por demás predecible y vista muchas veces.

No hay mucho que decir de la película, de lo bueno seria la animación, los paisajes, el agua, la arena, todo se ve muy real, el único problema es el diseño de los personajes, como ya dije antes, es muy “extraño”, solo que esta vez, van mas allá. Hay unos personajes que sin mucha explicación son animales antropomorfos y pretenden ser la familia del científico. Un tipo de flamingo muy raro que dicen que es la esposa del científico y una niña puerco que es la hija, pero lo mas cutre es la escena donde está en calzones el tío Lucas y luce unos pezones muy reales, pero al mismo tiempo, muy extraños. Yo no tenía necesidad de verle los pezones al tío Lucas y creo que los niños tampoco la tienen.

El humor es muy soso y lleno de clichés, ni siquiera para niños muy pequeños.  Peca de aburrida. Tiene dos que tres canciones conocidas y otra original pero no logran levantar la película, además de que están metidas con calzador. No, no hay nada rescatable en esta nueva entrega. Esperemos que los realizadores ya se den por vencidos y dejen del lado a esta familia y todos regresemos a los grandes remakes que se hicieron en los 90.

P.D. ¡Dios mío, ya había olvidado los pezones del tío Lucas y los volví a recordar! ¡ayuuudaaa!

Etiquetas:  

Acerca del autor

Vilma Aida    


Leave a Reply

Your email address will not be published. Required fields are marked *

*

*

*