The Curse of La Llorona: Una burla al cine de terror

Desde tiempos inmemoriales, los niños mexicanos han sido asustados por sus padres (y otros adultos) por la leyenda de La Llorona, un mito que ha permanecido en la cultura mexicana por generaciones y que es difícil de imaginar fuera de ese contexto. Es por eso que una adaptación a la pantalla grande en un entorno agringado causa dudas, a pesar de que nos quieran vender el boleto de que pertenece al mismo universo de The Conjuring.

The Curse of La Llorona se centra en Los Ángeles en la época de los 70, en donde una madre soltera con dos hijos, comienza a sufrir extraños sucesos sobrenaturales que inminentemente la llevan a conocer y creer la historia de La Llorona, un mito que ha acechado a la ciudad durante años.

La cinta es, en resumidas cuentas, una producción que se quiso colgar del éxito del universo al que pertenece para hacerse de unos cientos de millones en taquilla. Eso, o de verdad se necesita demasiado valor para hacer una adaptación que no tenga absolutamente nada de rescatable en ningún ámbito posible.

Si bien sabemos que el cine de terror no está pasando por alguno de sus años dorados, la culpa de ello muchas veces la tiene la misma tendencia que persigue. Una que busca irse por el camino “fácil” tomando una historia que podría causar nostalgia y convirtiéndola en una broma pero de mal gusto.

La trama no es interesante en ningún momento, pues falta bastante credibilidad desde el momento en que nos quieren vender el cuento de que La Llorona es mexicana pero ahora vive en E.U.A. porque ese estado fue vendido (o robado, como más le guste). Así que para tratar de hacerle justicia, creyeron que también era buena idea aderezar las situaciones con múltiples frases populares que pretendieran sacarnos dos que tres risitas para pasar el rato. El problema fue que esas risas se dieron cuando los momentos eran supuestamente de miedo, pues eran tan ridículamente malos que era o reír o morir.

No, tampoco hay nada que rescatar de las actuaciones, la fotografía o la música, mucho menos de la dirección, en algo que me atrevería a catalogar (sin duda) como una de las peores propuestas que he visto en el cine en los últimos años. Simplemente no se vale que nos quieran vender este tipo de filmes como algo de terror cuando están lejos de pertenecer a esa naturaleza; es más, de esas veces que hasta extrañas ver adolescentes gritando, ¡a ese nivel!

En conclusión, La Maldición de La Llorona (como su nombre en Latinoamérica) es una película demasiado pobre que no vale ni el tiempo de un domingo de aburrimiento en casa, mucho menos un boleto para el cine. Es el tipo de cine que se quiere evitar a toda costa, no solo porque no aporta nada memorable, sino porque ni siquiera representa un entretenimiento medio para desenchufar el cerebro por un par de horas.

Acerca del autor

Kim Tobias   @kimm_tobias   behance.net/kimtobias

Enamorada del cine clásico y los guiones astutos. También odio los finales felices... ["La estimulación visual es la razón del cine. De otra manera podríamos simplemente apagar las luces y llamarlo radio" R.A.]


Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

*

*

*