The Empire Strikes Back: La cúspide y el punto de partida de Star Wars

Su amigo, servidor y eterno fan del cine se declara orgullosamente un “FanBoy”, sin llegar a una ceguera y reconociendo claramente la división plena, objetiva y lógica entre los seis productos fílmicos hasta ahora paridos por el Sr. Lucas.

Así que es un honor proyectar mis pensamientos del que fue, el mejor logrado episodio de la saga intergaláctica el cual curiosamente, es uno de los dos que no estuvo dirigido por el “Sr. Light & Magic”: “The Empire Strikes Back (1980)”, dirigido por Irvine Kershner, segundo film en la saga y quinto en la cronología “starwariana”, poseedora de uno de los guiones mas envidiables del genero fantástico (Ohhh si señores, Star Wars es fantasía, teniendo solo aspectos del genero SF), y uno de los giros mas imprescindibles en la historia de la cinematografía.

Repasemos un bello y sencillo guion: “El Imperio encuentra a los rebeldes, los ataca y vence, pero estos escapan. Los héroes se dividen, uno para ser entrenado como Jedi y otros para esconderse. El Imperio les da alcance a estos últimos y el que se fue para ser entrenado vuelve para el encuentro final  con la maldad encarnada en “Darth Vader” y ¡Shock absoluto!”, cerramos telones y próximo capitulo por favor.

A ese simple y hermoso guion, hay que agregarle los aspectos que la saga, y en lo particular este film, puso de moda en la cultura pop y cinematográfica aun vigente en nuestros días: el anti-romance, el villano de antología, el héroe malcriado, el maestro sabio, la bondad si suele perder, el humor espontaneo y los personajes terciarios que se convertían en leyendas e insisto, el giro devastador pronunciado por la voz de James Earl Jones: “I am your father”, que volcó a todo el mundo de cabeza en aquel 1980 y a los pocos ignorantes afortunados en no saberlo aun en 1997 (yo fui uno de ellos).

Las actuaciones en conjunto sobresalen del resto de los films y la dirección otorga una poderosa experiencia visual, empezando en la batalla de Hoth, pasando por los asteroides y finalizando en Bespin con un soberbio final, el cual hace tangibles todas la referencias al cine de Kurosawa y al genero ”western”.

No bastando esto, el genio llamado John Williams entrega lo mejor de su carrera al sonorizar esta entrega, siendo la banda sonora un concepto artístico totalmente independiente del film, con la capacidad de ser apreciada por si sola, sin la dependencia del ya de por si, excelso film.

“The Empire Strikes Back” es la cúspide y el punto de donde emana  la conclusión de la saga y adonde deben llegar sus 4 antecesoras. El cuento mitológico en el espacio se hace real, donde el padre da una muerte espiritual a su hijo, desprendiéndolo de una parte física y proporcionándolo de ese lazo de energía, el cual los llevara a ese equilibrio de la fuerza del que todos hablan en la galaxia y el cual, es el meollo de toda esta maravillosa, aunque algunas veces accidentada saga.

Acerca del autor

El Fett   @El_Fett   cinescopia.com

El más realista y cabrón crítico de cine que pueda existir. Ente sin misericordia que tiene el halago de transmitir a los mortales su sentir y sabiduría en el mejor recinto sobre el séptimo arte. Cinéfilo de corazón y crítico crudo por vocación. Alter ego del Licenciado en mercadotecnia y RRPP Oscar M Rodríguez (FB) Sigueme en twitter @El_Fett


5 comentarios

  • Buen recuento, aunque breve. Espero que el autor ya haya leido el más reciente número de la revista Entertainment Weekly donde se publican algunas fotos del rodaje con motivo del 30 aniversario del estreno en mayo de 1980.

    Responder
  • Oscar M. Rodriguez abril 14, 2010 @ 1:53 pm

    Muchas gracias Sr. Antonio, ya tuve la oprtunidad de ver algunas fotos en algunos blogs, aunque no estoy seguro que fueran de la revista que usted menciona. pero gracias por el dato. Como veo que que usted es fan como su servidor, nuevamente hablare de los otros productos filmicos de la saga.

    Responder
  • Aunque mi edad me permite presumir de haber visto la trilogía original en sus respectivos años de estreno, no tenemos por qué caer en los formulismos de “señor”. Y espero los siguientes posts para leerlos con interés.

    Responder
  • Ojo: el “sobre el autor- sigueme en twitter” no funciona aún, sólo digo.

    Responder

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

*

*

*