The Kindergarten Teacher: Poético thriller sobre abuso infantil

Ganadora de la mejor dirección en el pasado Festival de Sundance y participante en la reciente edición de Toronto, uno pensaría que la americanización de una buena cinta israelí resultaría innecesaria e incluso poco interesante para el occidente, sin embargo la joven cineasta Sara Colangelo no solo logra desarrollar un mejor trasfondo de los personajes y contextualizar los elementos que la componen bajo el entorno americano, sino que también acierta en delegar casi todo el peso del film en la excelente degradación psicológica de su protagonista, una maestra de kínder obsesionada por un niño genio que acoge bajo su cuidado y tutela con el objetivo de explotar y desarrollar su talento.

No por nada se llevó el premio a la mejor directora independiente del año en Estados Unidos, y es que Colangelo logra que una película sobre “niños” y poesía se transforme con cada plano y progresión de sus hechos en un tenso thriller que denota no solo la deconstrucción humana, sino también el peligro que se forma alrededor del individuo neófito y su obsesión por apreciar un arte que no logra comprender en su totalidad.

Compleja y peculiar desde su extraño tono de abuso infantil, este elemento es el que marca la mencionada tensión entre sus dos personajes: un niño que debido a la ausencia de sus padres se expresa a través de una poesía salida de un comportamiento casi autista, y una maestra que ve en dicha criatura la oportunidad de solventar su inestabilidad familiar y sus objetivos fallidos como esposa, madre y profesión; ambos sufren en silencio, ambos crean una codependencia, sin embargo Colangelo inteligentemente construye alrededor de esta relación un antagonismo que la conduce a la aniquilación de la inocencia, sin duda uno de los crímenes más imperdonables en la humanidad y que aquí se origina a través de una apreciación errónea del arte.

A pesar de los ciertos baches narrativos y personajes circunstanciales que llegan a aletargar el relato y no aportan ninguna sustancia (la sobrada participación de Gael García Bernal es un ejemplo claro), la sutil pero precisa banda sonora acompaña una efectiva tarea de estructura que de su guion, ve emerger a la brillante y verdadera estrella de este film, una Maggie Gyllenhaal que quizá en lo que se ha convertido en el mejor papel de su carrera, entrega un exquisito y enfermizo (y hasta un poco sexual, sello de la casa) retrato de obsesión y auto destrucción con una singular frialdad que para su clímax llega a estremecer. Ella es el punto clave del film que acapara todo su metraje y en el que recae todo el sentido y esfuerzo directivo de Colangelo, en lo que se convierte en una química directora – actriz fascinante

Mención aparte merece el otro elemento clave dentro de esta asociación tripartita, un muy joven y entrañable Parker Sevak como el infante en cuestión, el poeta, el foco de la obsesión, un niño en efecto preescolar que debe su desempeño a la guía de las dos mujeres guías, directora y compañera de reparto. Completan reparto el mexicano García Bernal (que al parecer le espera un redondo año con Museo) y Michael Chernus.

En conclusión, Sundance este año reconfirma su posición como cuna de calidad fílmica, viendo en este remake una compensación narrativa en los pocos pero más vistosos errores de su también eficiente original. Una excelente opción que se posiciona para su servidor como una de las imperativas obras del año, que sin llegar a ser extraordinaria,  logra combinar un tópico de poesía en un thriller de abuso infantil, resaltando por sobre todo una excepcional interpretación de la dama Gyllenhaal.

Etiquetas:  

Acerca del autor

El Fett   @El_Fett   cinescopia.com

El más realista y cabrón crítico de cine que pueda existir. Ente sin misericordia que tiene el halago de transmitir a los mortales su sentir y sabiduría en el mejor recinto sobre el séptimo arte. Cinéfilo de corazón y crítico crudo por vocación. Alter ego del Licenciado en mercadotecnia y RRPP Oscar M Rodríguez (FB) Sigueme en twitter @El_Fett


Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

*

*

*