The Snowman – ¡La bendita maldición de las adaptaciones literarias!

The Snowman, lo nuevo de Michael Fassbender, es hoy por hoy una cinta de opiniones divididas en donde la última palabra la tendrá el espectador. Puede que le guste o puede que no, pero como siempre, habrá detractores de las películas basados en libros. No ahondaré en eso ya que no he tenido el gusto de leer la novela en la que se basa, pero sí sé que hay muchísimos cambios en el camino de la adaptación al cine.

¿De dónde viene?

La serie del detective Harry Hole, del escritor noruego Jo Nesbo, es una saga que a la fecha se compone de las siguientes novelas:

The Bat (1997)

Cockroaches (1998)

The Redbreast (2000)

Nemesis (2002)

The Devil’s Star (2003)

The Redeemer (2005)

The Snowman (2007)

The Leopard (2009)

Phantom (2011)

Police (2013)

The Thirst (2017)

Siendo la de The Snowman la número 7, es la primera vez que se adapta una historia del detective Hole. Pero vamos al grano ¿de qué se trata?

El Detective Harry Hole (Michael Fassbender) es una de esas almas en pena que deambula por las calles de Oslo cual si de zombie se tratara, le ha ido mal en la vida, se puede ver,  no solo es un fumador empedernido, sino que tiene un problema de alcoholismo que no se molesta en ocultar; a pesar de ello es el mejor detective que tiene la división y el único que pasó el entrenamiento del FBI y que ha trabajado con policías de varios países para resolver crímenes muy complicados… y por eso no lo han corrido.

A su escritorio llega una carta que le parece curiosa y posterior a ello una serie de asesinatos brutales se desatan en lo que aparentemente está ligado con crímenes cometidos muchos años atrás, cuyos casos fueron cerrados por carecer de evidencia que perseguir.

Se le asigna un grupo de investigadores al detective Hole para dar con el criminal. Pero su investigación comienza a tomar un giro extraño que lo lleva incluso a desconfiar de su compañera, la detective Katrine Bratt (Rebecca Ferguson).

No le miento, tiene sus fallos, cabos sueltos que uno se da cuenta que quedan inconclusos y situaciones que se sienten como apresuradas o fuera de lugar,sin embargo el director Thomas Alfredson hace lo que puede con el guión de Hossein Amini y Peter Straughan en lo que dijo fué muy poco tiempo para filmar.

Ya cuando un director comienza por justificarse… malo el cuento.

Según dicen, el presupuesto que les dieron era poco y el tiempo de filmación reducido y por si fuera poco les adelantaron las grabaciones unas semanas y por ello no tuvieron tiempo de sacar toda la fotografía incidental que se requería. Vaya usted a saber.

Lo cierto es que hay demasiadas escenas e incluso personajes que no terminan de cuadrar en la historia o tal vez sea problema de la edición que  no supieron redondear la historia y darle coherencia y por ello ciertos personajes nos parecen como que están de más. Porque dígame usted, el personaje de J.K. Simmons de qué la movía, básicamente pudimos aventarnos la película sin las 3 escenas en las que vemos al hombre haciendo nada. Total desperdicio de talento.

Oiga y Val Kilmer… yo ya ni me acordaba que aún existía y aquí que nos lo reviven. Se ve como de 70 años pero mal cuidado, viejísimo ¿se acuerda cuando él y Tom Cruise robaron nuestros corazones en Top Gun? bueno, pues el maldito cáncer le dio la arrastrada de su vida y al parecer ya va levantándose de nuevo el pobre hombre. Aquí nos lo topamos en una serie de Flashbacks que de ratos nos confunden más de lo que nos ayudan hasta que de pronto descubrimos porqué está en la película y aaahhh… Entonces todo cobra sentido. Sin embargo lo que sigue es parte de la adaptación libre que se hizo de la novela y seguramente molestará a unos cuantos.

Aciertos

Lo que si le puedo decir, y que a mi parecer es lo mejor de la película, es que hicieron maravillas con la preciosa fotografía a cargo de Dion Beebe, es bellísima,sobre todo en la ciudad helada de Bergen. Y es que a la historia, que se desarrolla en las calles y carreteras nevadas de Oslo y Bergen, le ayuda muchísimo el sentimiento de ansiedad que tanta blancura puede llegar a causar en la psique. Fuera de transmitir paz como si de un paisaje navideño se tratara, la fotografía nos otorga esta sensación de desamparo y soledad, intranquilidad pues, que parecen perseguir al detective Harry Hole.

A mí en lo personal los parajes nevados me parecen hermosos y al mismo tiempo misteriosos y la música a cargo de Marco Beltrami termina por mimetizarse con el ambiente helado de Noruega otorgándole ese halo de misterio que rodea la historia.

En Conclusión: No estamos ante el mejor trabajo de Michael Fassbender pero hace lo suyito el hombre, sin embargo, el guión y la mala edición llegan a afectar en demasía una historia que se antojaba rica en suspenso y termina por ser un rompecabezas armado con piezas metidas a la fuerza y dejando huecos que hacen imposible que uno disfrute de la historia como debería.

Decida usted si la ama o la odia y díganos que le pareció.

 

¡Hasta Pronto!

Etiquetas:  

Acerca del autor

Chikilla    

Nacida en el norte, con gusto por el cine y la música retro ochentera y noventera, amante de las nubes esponjaditas y los días lluviosos, las segundas meriendas y el vino tinto. El cine es el mejor vicio que uno puede tener.


1 comentario

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

*

*

*