The Truth Beneath: ¡Cine coreano que no hay que perderse!

Mientras todo mundo anda con el hype de La Liga de la Justicia, que no se me antoja mucho ver, mejor me dedico a ver buen cine, cine asiático. En esta ocasión la sorpresa es esta película coreana que se llama The Truth Beneath.

Es una película del año pasado, dirigida por la coreana Lee Kyoung-mi, una directora que en su haber tenía puros cortometrajes y participaciones como asistente del director y cosas así. Sin embargo en 2005 formó parte del equipo de Park Chan-wook como scripter y asistente del director para la aclamada película Simpatía por la Señora Venganza y al parecer, algo en ella le interesó al director Park, pues en 2008  produjo el debut en la silla de Kyoung-mi con su ópera prima ‘Crush and Blush’ que le diera una serie de premios en varios festivales de cine como el Blue Dragon Film Awards, donde recibió el premio a Mejor Nuevo Director y Mejor Guión en 2008.

The Truth Beneath es la segunda aventura tras la cámara para Kyoung-mi quien a su vez escribe el guión junto a nada menos que Park Chan-wook. Esto ya debe indicarnos que estamos ante algo que vale la pena ver con detenimiento. Y vaya que vale la pena.

La historia

Un aspirante a político, Kim Jong-chan (Kim Joo-hyuk) ve cómo su carrera política que apenas comienza, se tambalea desde el primer día de campaña, cuando su hija Kim Min-jin (Shin Jii-hoon) desaparece sin dejar rastro aparente.

Su esposa Kim Yeon-hong (Son Ye-jin) se lanza en busca de su hija sin importar lo que tenga qué hacer para encontrarla. En su búsqueda todos logran convertirse en sospechosos de la desaparición de su hija, tanto el candidato del otro partido, como los mismos compañeros de su  hija y lo peor es que se va dando cuenta que en realidad NO conocía a su hija tan bien como pensaba.

Una serie de secretos  perturbadores van saliendo a la luz mientras esta madre trata desesperadamente de localizar a su hija.

Actuaciones por demás excelentes por parte de todos los actores, pero es de resaltarse el papel de Son Ye-jin, misma que ganó varios premios como mejor actriz en los festivales en los que se presentó la película, y es que no es para menos, su interpretación va escalando poco a poco de la típica mujer coreana ama de casa, frágil y sumisa, hasta llegar a ese fabuloso y super genial momento del climax en que su desempeño no deja lugar a dudas del porqué fué que ganó tales premios.

 

El resto del reparto lo componen

Kim Joo-huyk

Kim So-hee

Shin Ji-hoon

Choi Yoo-hwa

Park Jin-woo

Kim Eui-sung

 

Ahora bien ¿porqué es tan buena?

Bueno, a mi un libreto en el que trabajó Park Chan-wook, siempre será satisfacción garantizada. Pero sin lugar a dudas esta mujer sabe hacer su trabajo tras las cámaras de una forma que casi desapercibida, lo va llevando a uno de la mano durante el proceso de transformación de Yeon-hong de la frágil y sumisa madre coreana a la mujer que hará lo que tenga que hacer hasta llegar a la verdad.

Además el ritmo que le imprime, hace que uno no le quite el ojo de encima porque algo se te puede pasar. El nivel de drama es tal y tan bien llevado que no hay necesidad como en otras cintas, de recurrir a los gritos e insultos (coff, coff, películas mexicanas, coff, coff) aquí uno es llevado poco a poco a través de algunos flashbacks a entender mejor la situación que se está viviendo.

El único arrocito negro sería la música que en algunas escenas no ayuda en absoluto y le baja la intensidad de fea manera pues se emplean sonidos que provocan que el drama en la escena se vea rebajado a un mero cliché cinematográfico. Tipo como poner música de estadio de béisbol al dar una mala noticia… o sea, ¿perdón?

Fuera de eso la cinta es redonda, si, tendrá uno que otro cabo suelto o más bien, nos dejará queriendo saber qué pasó con tal o cuál personaje pero es sin duda una de esas joyas que hay ver y disfrutar.

Si se la encuentra en algún lado dele la oportunidad, y si de casualidad llega a los cines, no la deje escapar que le aseguro que lo dejará muy satisfecho.

 

¡Hasta Pronto!

 

 

Etiquetas:  

Acerca del autor

Chikilla    

Nacida en el norte, con gusto por el cine y la música retro ochentera y noventera, amante de las nubes esponjaditas y los días lluviosos, las segundas meriendas y el vino tinto. El cine es el mejor vicio que uno puede tener.


Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

*

*

*