TOP 20: Las mejores muertes en el cine (2 de 3)

Proseguimos con la revisión a esta rica ensalada de muerte en sus mejores y más recordadas versiones dentro del séptimo arte.

Como lo mencionamos en la primera parte, el cine es una plataforma exquisita para proyectar el fin del mortal, ya sea masacrado, vapuleado, atropellado, apuñalado, agujereado, explotado, ahogado o bien víctima de una legendaria técnica oriental, al final todo se resume y es consecuencia de un libreto, la visión del director y finalmente la interpretación, hacer que estos sucesos traspasen el burdo límite de la normalidad para llegar hacia la inmortalidad ¿Qué bonito se escucha no? Pero se ve aún mejor con estos antagonistas carismáticos, no importa que sean unos hijos de puta de primera clase o al final terminen reivindicándose con las buenas costumbres.

Del lugar 14 al 8 nos encontramos con:

 

14. Billy Batts (Frank Vincent, Goodfellas, 1990)

Tipo de muerte: Masacre con golpiza, apuñalada y disparo incluidos

Cuando eres un maloso mafioso italiano y burlón, no cabe ninguna duda que tus probabilidades de una sangrienta muerte se incrementarán casi a un 100%. Ahora, si siendo un tal hijo de puta te atreves a hartar a un dúo de mayores hijos de puta más híper violentos que tú, puedes dar por sentada tu muerte tan brutal y en episodios que hasta causarás una tremenda mofa a cualquier espectador que la aprecie, y eso es exactamente lo que pasa cuando James Conway (Robert DeNiro) y Tommy DeVito (Joe Pesci) le ponen la chinga de su vida (y muerte) al recién salido de la cárcel Billy Bats cuando este se atreve a hacer una serie de chistecitos al chaparro personaje de Pesci en esta extraordinaria joya del cine gansteril y sin duda el mejor film de Martin Scorsese. Veamos esta paliza.

Quizás estén de más esas puñaladas y esos disparos tan malnacidos, sin embargo Scorsese encuentra el equilibrio entre la violencia y el mejor humor negro para usar este asesinato como punto de partida del conflicto que terminará separando a este grupo de gánsteres traicioneros. Ya le llegará el turno a Pesci  en la cabeza y a un Eric Clapton musicalizar toda una odisea de muertes creativas, pero sobre estos también excelsos ejemplos de muertes, es este el momento de donde Goodfellas despega y a donde tiene que llegar.

 

13. Pike Bishop, Dutch Engstrom, Lyle y Tector Gorch, Ángel y El General Mapache (Wiliam Holden, Ernest Borgnine, Warren Oates, Ben Johnson, Jaime Sánchez y Emilio “El Indio” Fernández, The Wild Bunch, 1969)

Tipo de muerte: Tiroteo campal

Como lo pueden notar, esto es una fiesta de sangre y tiroteo sin igual en el género western. Un grupo de mercenarios forajidos son contratados por la milicia revolucionaria del General Mapache para robar un tren lleno de armamento y así poder vencer el ejército de Pancho Villa ¿El problema que desata el enfrentamiento? Los vaqueros gringos caen en cuenta que su empresa no es ética, que su contratista es un cabrón sin misericordia y que uno de los suyos es cautivo por este alacrán, tal y como se nos muestra al principio de la cinta a través de una mágica secuencia de créditos donde un grupo de hormigas combaten a un gran escorpión hasta la muerte. La película de Sam Peckinpah (Quizá junto con Leone, el mejor director de género) es una poesía de muerte, desde este legendario inicio hasta el preámbulo de su final enfrentamiento con “El Corrido de Santa Amalia” como marcha fúnebre (Siendo también unas de los mejores momentos en el cine), solo estos cazarrecompensas pudieron responder la pregunta de Emilio Fernández: ¿Y ahora que quieren estos gringos? Matar General, matar.

Creo que al final esos gringos si se tomaron muy en serio esa cuestión de El álamo después de todo

 

12. Max Cady (Robert DeNiro, Cape Fear, 1991)

Tipo de muerte: Ahogamiento

Volvamos con uno de los maestros cinematográficos de la muerte, el señor Martin Scorsese, el cual de la mano de su actor fetiche Robert DeNiro (Cuando todavía era genial) se encargaría de presentar una versión más tendenciosa, violenta y hasta un poco caricaturizada del clásico thriller hollywoodense, todo de acuerdo a su tono y estilo narrativo lleno de suspenso e impregnado de un ritmo impecable y redecorando así una muerte que se extiende de manera terroríficamente grandiosa, pues después de ser quemado y cumplir el sueño de muchos presos (Agarrar a su abogado a chingadazos), al violador, cruel e intratable psicópata Max Cady le llegará la hora de hundirse en el cabo de miedo ¿Miedo? A cualquiera le quita el sueño un DeNiro todo desfigurado y viéndote fijamente mientras se ahoga, aunque seas un durísimo y seriamente drogado Nick Nolte , cuando aún conservaba su voz.

Como en todo el film, el suspenso y el timing del autor es magistral, finalizando en una muerte que hace lo que pocas pueden… inculcar miedo y no tranquilidad por haberse deshecho de un verdadero hijo de puta. Lo bueno para Cady es que estaba rete contento antes de sumergirse por completo.

 

11. Dr. King Schultz (Christoph Waltz, Django Unchained, 2012)

Tipo de muerte: Sacrificio impulsivo

¡Cuestión de libreto mi estimados mortales lectores! Cuando un personaje es tridimensional y su complemento actoral es sinónimo de calidad indiscutible, lo que tenemos aquí es quizá el mejor sacrificio de un personaje dentro del séptimo arte a sabiendas que se va a morir (No como el capitán y tripulación de una nave llamada Prometehus que al parecer ingirieron grandes cantidades de opio espacial y decidieron estrellar su caraja nave nada más así por nomás); no por el magnífico escenario planteado, tampoco por la estructura de Tarantino, sino simple y sencillamente por lo entrañablemente triste que resulta que el Dr. Schultz se nos vaya de Django Unchained, un trascendental personaje en el género que sencillamente “No se pudo resistir”, que de paso, resulta el mejor diálogo del film servido también a su mejor momento.

Tengo que aceptarlo, esta secuencia fue la culpable y el principal motivante para ponerme a revisitar el triste pero también grandioso suceso de la muerte en la raza humana dentro del cine, y es que a pesar de la intermitencia del film, despachar a Calvin Candie con el gesto del Dr. No tiene precio (Para todo lo demás existirán mejores films de Tarantino)

 

10. Rorschach y Comedian (Jackie Earle Haley y Jeffrey Dean Morgan, Watchmen, 2009)

Tipos de muerte: Desintegración y asesinato

Este empate es un claro ejemplo de como dos personajes se pueden volver de culto gracias a una inexorable situación, destacarse por ser los más rudos en una película llena de rudeza. En esta extraordinaria e infravalorada película del genio visual Zack Snyder, por un lado tenemos al Comedian, un héroe bastante peculiar, lleno de violencia, ultrajador, asesino que sin embargo, entiende perfectamente como la sociedad se está yendo al carajo ¿Su recompensa? Una extraordinaria secuencia de muerte que desata todo el conflicto del film en donde Edward Blake vuela de un lado para otro en su habitación mientras un extraño antagonista le pone la friega de su vida, todo esto al ritmo de Unforgettable de Nat King Cole y un poderío estético revolucionario. Por otro lado tenemos al otro justiciero que entiende perfectamente las cosas que están pasando, poniéndosele incluso al tú por tú al súper hombre Dr. Manhattan ¡Esos son cojones! Dándose una de las muertes más emocionales y sentimentales en el género donde el simple mortal cuestiona la conveniencia y la ética moral de un ser supuestamente superior en conocimiento e inteligencia y poderes; sencillamente de antología.

Mientras uno le pide perdón a su madre santa, el otro clama por la muerte para callarse ante la sociedad. Con lo que el hombre azul no contaba es que toda la voz off del film es un diario de los testimonios sobre el genocidio que los héroes acababan de cometer ¡No que muy sabio el cabrón!

 

9. Messala (Stephen Boyd, Ben-Hur, 1959)

Tipo de muerte: Atropellamiento romano

Este romano sí que era un tío aguantador ¡Imagínense! Sin morfina ni suerito aguantar tu cuerpo desquebrajándose por todos lados después de que carrozas y varios caballos te pasen por encima, todo, para solamente esperar a que tu archienemigo llegue y decirle la noticia que su familia es leprosa ¡Pero que malnacido! Así, Messala retiene a la muerte unos momentos mientras nosotros somos testigos de cómo un cuerpo a la mitad del proceso de convertirse en carne molida, da su último suspiro tras joderle más la vida al pobre de Judá Ben-Hur; según la Biblia, eso se merece un pase directo y sin escalas al quinto infierno.

Quizá este film ganador de 11 premios Oscar tenga muchos detractores debido a su mensaje y naturaleza 100% religiosa, aspecto banal e ignorante que en ningún momento desprestigia la calidad narrativa, argumental, directiva y actoral de esta superproducción merecedora de cuanto premio se hizo. Sobre todo esto, es la carrera de cuadrigas una de las secuencias mejores realizadas a través de toda la historia del cine, dando como resultado ese enfrentamiento final entre el héroe y el villano para desembocar en un último cara a cara donde Messala ni por mas machacado que esté, tendrá piedad con Charlton Heston

 

8. Bill (David Carradine, Kill Bill Vol. 2, 2004)

Tipo de muerte: Explosión interna de corazón

Ni un cuchillo al pecho, ni un madero con clavos en la cabeza, ni una carnicería múltiple de escuincles orientales directo para los tacos de ojo y cabeza y ni siquiera una rebanada al ras entre cuero cabelludo y cerebro se vuelven comparables a la técnica mítica y ancestral de Pai Mei: los 5 puntos de presión para explotar el corazón, la cual se convierte en el esperado final de este dúo sangriento de homenaje al cine donde un tal Bill se morirá. Teniendo el final revelado desde su principio, lo sorpréndete aquí fue el mismo Bill, un villano extravagante, sabio y coqueto excelsamente personificado por el fallecido David Carradine, al cual siempre se le recordará por la mejor lección educativa en el caso Superman y su metáfora hacía con su final contrincante: una fémina bien encabronada a la cual le sacaran el hijo de sus entrañas ¿Moraleja? Nunca hagas enfurecer a una hembra de Tarantino.

Tan ridícula como genial, nadie esperaba ni más ni menos  de como Bill terminaría con su vida, acorde al tono y humor de un film que sin duda se convertiría en el mejor homenaje al western y al cine de artes marciales en la historia, un ejercicio que debe apreciarse como tal para su éxtasis y disfrute pleno.

 

En la próxima entrega iremos con los primeros 7 lugares ¿Quién se imaginan que estarán? ¿Hasta ahora están los que esperaban? ¿Veremos una muerte natural trascendental? ¿O será que para ser legendario en el cine la muerte solo puede darse de forma violenta?

Etiquetas:  

Acerca del autor

El Fett   @El_Fett   cinescopia.com

El más realista y cabrón crítico de cine que pueda existir. Ente sin misericordia que tiene el halago de transmitir a los mortales su sentir y sabiduría en el mejor recinto sobre el séptimo arte. Cinéfilo de corazón y crítico crudo por vocación. Alter ego del Licenciado en mercadotecnia y RRPP Oscar M Rodríguez (FB) Sigueme en twitter @El_Fett


12 comentarios

  • La muerte de Bill asi tenia que ser y de ninguna otra manera, tan grande personaje solo mereceria esa muerte y mas aun cuando su ultimo dialogo es preguntar por su aspecto.

    Responder
    • Y su expiación cuando se refiere a su amada como una excelente persona. Gran secuencia y sorpresiva tambien, porque le aseguro que 9 de cada 10 presentia una batalla al estilo de O-Ren Ishi, pero Tarantino es perspicaz y meticuloso y con inteligencia hace que al muerte de Bill no sea tan espectacular pero si de antologia

      Saludos!

      Responder
  • Magnífica elección las de Tarantino, pero debo admitir que yo tenía la lágrima suelta cuando matan a Rorschach, pelado tan cojonudo que mira que morir por sus ideales no cualquiera.

    Espero que en las restantes se encuentre la muerte de Boromir (Sean Astin) y la del joven Joe de Looper, es tan buena última escena y como lleva a cabo su decisión.

    Saludos!

    Responder
  • Luis Palacios (PHD) marzo 15, 2013 @ 5:21 pm

    Me agrada la lista de momento. ¡Tendré que ver nuevamente varios films!
    ¿Estará Blade Runner en los primeros lugares?

    Responder
  • De nuevo, gran listado. La muerte del dr. Shultz es como un golpe, uno desarrolla mucha empatía con él … además ¡los alemanes carismáticos no-nazis son escasos en el cine americano!
    Por cierto, Arquicruz mencionó Looper… la muerte de Joe es genial, pero la de Seth (al principio del film) es sencillamente aterradora.

    Responder
    • Esas apuestas estan buenas mi estimado. Con el Dr. Schultz, no solo es culpable de robarnos a todos el corazón, sino tambien de hacerme crear este especial que se extenderá con las mejores muertes, pero tambien las mas estupidas, asi como tambien os que debieron morir pero sobrevivieron de manera inexplicable

      Saludos

      Responder
  • Una frase que se que va a estar en la tercera parte del TOP:
    “All those moments will be lost in time, like tears in rain. Time to die…”

    Responder

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

*

*

*