TOP 5 Casas del Cine que te dejarán embrujado

No hay nada más aterrador que una casa gigante; con sus pasillos infinitos, su intrínseca penumbra, sus ecos incesantes y su historia incompleta pues por su edad es imposible saber que sucedió en esa particular vivienda y la clase de gente que en algún momento la habitó, la llegada de gente nueva y extraña usualmente despierta la oscuridad de la misma.

 

BONUS. THE HAUNTED HOUSE (Disney, 1929)

Un vendaval cae y Mickey tiene que refugiarse en una antigua casa que parece muy cómoda para pasar el aguacero, sin embargo, esta casa contiene más secretos de los que él cree y se encuentra con unos esqueletos que le pondrán los nervios de punta, afortunadamente estos tienen más ganas de bailar que asustar.

 

THE INNOCENTS (Jack Clayton, 1961)

Probablemente la mejor película de casas embrujadas y que estableció muchas características recurrentes en este subgénero del terror. Una institutriz se va a vivir a una casa de campo en donde debe enseñar a dos niños, de repente el comportamiento de estos se torna incongruente, violento e insoportable, al mismo tiempo en la casa se sienten presencias de antiguos moradores, la institutriz cree que la conducta de los niños está influenciada por estos seres desconocidos.  Es increíble cómo funciona todo en el metraje como un reloj, no hay excesos de ningún tipo, las apariciones fantasmagóricas son precisas, el miedo va desencadenándose de a poco hasta un final lejos de moralismos o corrección a la época.

 

13 GHOSTS (William Castle, 1960)

Un acaudalado personaje les deja a sus herederos una gigantesca casa con el único detalle que está habitada por 12 fantasmas y un bonus, cada uno más aterrador que el otro y la única forma de acabar con ellos es encontrar a los 13 para eso cuentan con unas gafas de tecnología del más allá que es la única manera de ver a los espíritus.  Lo cierto es que en esta época se tiene que resolver el problema del miedo y es que en realidad no asusta, pero en su momento tuvo que dejar una huella indeleble en términos de suspenso y también horror.

 

THE HAUNTING (Robert Wise, 1963)

Una maldición recae sobre una casa y hace que de alguna manera sus habitantes mueran de forma terrible. Un grupo de investigadores se disponen a encontrar la verdad sobre esa leyenda y van a pasar un tiempo bajo su techo, una psíquica que es parte del grupo empieza a sentir que la casa tiene una relación muy íntima con ella. Obviamente las cosas se salen de control hasta que el grupo termina desesperado por salir del lugar. Lo importante en esta película es el ritmo que maneja el director y las sutilezas percibidas por el espectador como si algo realmente acechara al particular grupo y he ahí la genialidad y la maestría de Wise que no se deja llevar por el facilismo, sino que construye un muro desesperante en la mente del espectador.

THE LEGEND OF HELL HOUSE (John Hough, 1973)

Un tipo millonario no sabe qué hacer con su dinero y contrata a un grupo de personajes para ir a la mansión más embrujada del mundo, donde en un tiempo fue posesión de un pervertido asesino que desapareció sin dejar huella. Ese grupo lo conforman un doctor y su esposa, una espiritista y un físico, el cual ya había tenido experiencias metafísicas en el pasado. El doctor que intenta ser racional en medio de la situación cree que hay fuerzas electromagnéticas que hacen que sucedan las cosas extrañas en la mansión y por eso ha llevado una maquina especial para disipar esas fuerzas. Vale la pena destacar al espíritu demoniaco de la casa pues es quizás el más violento de esta clase de películas, lo cual logra un nivel de terror nunca antes visto.

 

SAINT ANGE (Pascal Laugier,2004)

Si usted vio el orfanato entonces ya sabe de qué va esta película, lo que no se entiende es que la española tenga buenas críticas y la francesa no, siendo esta la original. El director Pascal Laugier que años más tarde nos deleitaría con Martyrs logra mantener un equilibrio armónico de la historia de Ana una recién llegada a un orfanato prácticamente abandonado y la atmosfera opresiva, tenebrosa de una bestialidad de estructura que es un edificio de varios cientos de metros, a eso se le suma un final arrollador que no está limitado por la censura, sino que es consecuente con el desarrollo del metraje.

Etiquetas:  

Acerca del autor

Bedub    


Leave a Reply

Your email address will not be published. Required fields are marked *

*

*

*