Una breve observación hacia Straight Outta Compton

El problema del “gangsta rap” es que a diferencia de otros estilos musicales, su valor no radica en una apreciación musical, si no en una apreciación lírica, lo cual lo ha convertido en un reflejo de la situación social sobre la cual es producido. Pese a quien le pese, a menos que te llames Jamal o Tyrone y hayas crecido bajo la influencia del “Hood” no vas a ver nada de ti reflejado en esta película ni en las cosas sobre las cuales han hablado MC’s como Ice Cube o Eazy-E. Sin embargo, eso no quita el hecho de que músicos como Dalek, Deltron 3000, MF DOOM o agrupaciones como A Tribe Called Quest y cLOUDDEAD hayan hecho evolucionar muchísimo los estándares del hip-hop como género musical, y que con los años grupos y músicos como Bocafloja, Control Machete, o incluso Molotov han logrado adaptar el formato a la condición social de nuestro país, motivo por el cual queda justificado el interés que se pueda generar hacia esta película como una manera de aprender sobre los inicios de éste fenómeno cultural.

tumblr_lgm9caJanA1qahp72o1_1280

Straight Outta Compton, más que un documental sobre los orígenes del grupo N.W.A. (DJ Yella, Dr. Dre, Eazy-E, e Ice Cube), tambien es el mayor representante de la controversia que rodeó en sus inicios al rap en los Estados Unidos, pero más importante aún, una observación por parte de su director sobre cómo si bien las temáticas gangster ya han sido abandonadas en el mainstream desde hace mucho tiempo (Run The Jewels sea quizás de las pocas excepciones), hay ciertos actos de represión hacia las comunidades afroamericanas que se han mantenido igual por ya casi veinte años.

Sólo toma la escena inicial para comprender la situación de nuestros protagonistas, un planteamiento que rápida y eficazmente nos introduce a aquellos barrios estadounidenses de opresión policial y negocios ilícitos a finales de la década de los 80’s.

El grupo de rap N.W.A. Pioneros del género, junto a Public Enemy tuvieron un rol fundamental en hacer del hip-hop una voz de protesta, así como un sonido que resonara en la vida de estas personas, lo cual lograron con su primer y único gran álbum, Straight Outta Compton (de ahí el nombre de la película). Poco después cada uno de los respectivos miembros fueron a hacer proyectos individuales, los cuales también lograron establecer el rap cómo un estilo explotable para fines comerciales.

nwa-straight-outta-compton

La carta de presentación de cada integrante del grupo es uno de los fuertes de la película, perfectamente interpretados y estructurados, cada cual con pasados y motivaciones distintas dentro del mismo contexto social, acaban formando un vínculo satisfactorio y creible, que desgraciadamente se pierde conforme la película desvía y cambia de vehículos narrativos hacia su conclusión, sin embargo la química entre cada uno de los actores del reparto nunca se baja de la excelencia. La inclusión de ciertas figuras emblemáticas del hip-hop, si bien está justificada, no termina de verse como algo más que una maniobra complaciente para el público, y al final nunca se encuentra un punto de inflexión bajo el cual dar un cierre satisfactorio a la historia, el cual termina siendo un tremendo fallo por su cuenta (no pretendo que esto sea un spoiler, pero es una especie de maniobra publicitaria hacia Dr. Dre, Aftermath Records y la marca de audífonos Beats). Lo cual terminaría denotando como los involucrados en la producción no dieron mucho control creativo para la imparcialidad en el retrato de su historia, sin embargo cualquiera que ya haya visto la película puede fácilmente desmentir este hecho, incluso después de los incidentes ocurridos durante su filmación, ningún personaje resulta “demasiado bueno” o “demasiado malo” a excepción quizás de los temibles policías blancos, aunque dentro del enorme cuidado hacia recrear la respectiva época de su historia esa caracterización resulta creíble, el hecho de que hoy en día se pretenda victimizar a los jóvenes criminales negros ignorando las estadísticas y peor aún, los hechos, solo contribuye a que esta representación sirva para esa manipulación y tensión racial propagada por los grupos de poder en los Estados Unidos, algo lamentable, ya que esta obra no resulta tan malintencionada.

Durante la filmación, un grupo de criminales ligados a Suge Knight dispararon e hirieron fatalmente a dos personas, hecho sucedido tras un argumento con el director en el set

Durante la filmación, un grupo de criminales ligados a Suge Knight (dueño de Death Row records, y personaje muy presente en la película) dispararon e hirieron fatalmente a dos personas, hecho sucedido tras un argumento con el director en el set

Al final el interesado en este estilo musical va a encontrar mucho contenido en esta obra, y aquel público no tan optimista hacia lo que este género musical representa podría comprender mejor bajo que contexto se producen este tipo de versos, personalmente no apruebo que se glorifique este tipo de conductas, sin embargo existen, y más allá de la controversia que cause hacia puntos de vista ajenos a esta cultura, el éxito de esta película recae en el hecho de que los principales encargados en comunicar los hechos son los mismos involucrados, los cuales a estas alturas ya no tienen tanto interés en lo que se pueda llegar a comentar sobre su imágen pública, para bien o para mal.

tumblr_ljp56q7soe1qchrhto1_1280

Para el desinformado: Ésta foto es lo más cercano dentro del Hip-Hop a un “Great Day in Harlem”

Etiquetas:  

Acerca del autor

Ed Sunderland   @SkedxIsAwful   ahivienelanoche.blogspot.mx/

Cinéfilo desde que tengo una mente funcional, archienemigo de esa odiosa línea que divide a la objetividad de la subjetividad y apasionado fan de la música y los vídeojuegos desde que conozco sobre su existencia. Me gustaría decir que escribo más de lo que leo...


Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

*

*

*