Us: Cuando la ambición se sale de las manos

Después de su debut como director cinematográfico con Get Out en 2017, Jordan Peele quedó en la mira como uno de los cineastas más prometedores de la época actual, pues su particular dirección y guión no pudieron pasar desapercibidos, ni para los cada vez más desacreditados Oscars ni para la exigente audiencia en general. Así que era de esperarse que su nueva cinta Us, generara gran expectativa para terminar de consolidar a dicho director como alguien a quién seguir observando de cerca; la pregunta aquí es, ¿lo habrá conseguido?

Una familia decide pasar sus vacaciones en su casa de verano. Lo que no saben es que en ese lugar les espera una gran sorpresa pues hay una familia idéntica a ellos que aparentemente es su versión maligna. La única manera de escapar parece ser acabando con ellos. Protagonizan Lupita Nyong’o, Gabe Wilson y Elizabeth Moss.

Mientras el cine de terror va perdiendo cada vez más fuerza como un género sustentable por calidad, hay algunos que se atreven a querer resucitar dicha categoría con una propuesta que se aleje de las tendencias actuales. Caso muy evidente de Peele, que si bien utiliza ciertos recursos cliché para conformar su obra, es su muy particular estilo lo que resalta sobre lo primero, creando una atmósfera de suspenso que se mantiene a lo largo del metraje y que nivela con su ya característico tono de humor, introduciendo comedia en escenas puente entre momentos de drama intenso; algo que podríamos comparar con el humor Marvel pero sin resultar tan excesivo.

Uno de los mayores puntos a resaltar de la cinta es sin duda la dirección, contando con varias secuencias que podríamos describir como soberbias; característica que es reforzada con una fotografía precisa pero sobretodo con un soundtrack fabuloso, tan rescatable que se convierte de alguna manera en lo más aplaudible de la película. Cada escena es perfectamente conducida con geniales melodías que encajan de forma sublime, ya sean originales o clásicos de la cultura popular (probablemente no vuelvan a escuchar Good Vibrations de la misma manera por un tiempo) y que participan como el principal elemento a resaltar y a recordar en la mayoría de ellas.

Pero no todo es tan perfecto como parece, y la gran inconsistencia (o tal vez podemos llamarlo error) está en otras de las particularidades de Peele, el guion, ese que se caracteriza por su originalidad y que al mismo tiempo supone asombrar y confundir, se va tejiendo de tal manera que crea el efecto contrario, terminando por no sentirse como algo convincente o lógico dentro de toda esa fantasía que, por supuesto, sugiere la cinta. Lo poco creíble que resulta, y un giro de tuerca que se ve venir pero no convence, dejan a la historia con un sabor de boca amargo que comienza a consolidarse poco a poco desde el minuto 20 y cuyo último trago termina por cuajar en la secuencia final.

Ciertamente, Peele es un personaje muy peculiar del que no podemos quitar el ojo de encima; Us (Nosotros), resultó una obra mucho más ambiciosa que su antecesora y por lo tanto debía exigírsele aún más, situación que no pudo terminar con una reacción totalmente favorable pero que cuenta con grandes aspectos qué resaltar, mismos que mantienen la esperanza para un futuro prometedor para el aún no tan experimentado director.

Etiquetas:  

Acerca del autor

Kim Tobias   @kimm_tobias   behance.net/kimtobias

Nacida en la era equivocada. Enamorada del cine clásico y los guiones astutos. También odio los finales felices... ["La estimulación visual es la razón del cine. De otra manera podríamos simplemente apagar las luces y llamarlo radio" R.A.]


2 comentarios

  • Como lo discutia con mi esposa al ver la cinta en Chicago, el primer acto es sumamente genial y de hecho el primer encuentro de la familia con su version Tethered es simplemente tensa, realmente sientes que Peele ya tiene el balon, pero cuando pasa al segundo acto, te das cuenta que el balon se le resbalo de los pies y lejos de salir espantado del cine, terminas reflexionando en que pudo haber manejado un mejor concepto sobre los dobles… calcetinazo… aunque debo confesarlo, si sali algo asustado

    Responder
    • ¡Así es! El concepto de la historia termina por arruinar un buen suspenso, el buen gusto directivo no se niega, pero faltó enganchar con la premisa y por mucho.

      Saludos 🙂

      Responder

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

*

*

*