Vidas de Perros: 5 Historias de perros que te harán llorar a moco tendido

Todos los que tenemos o hemos tenido un perro como mascota ¡qué digo mascota, amigo! conocemos lo que es el amor verdadero e incondicional. Un perro te amará así tu novi@ no lo haga, tus padres te menosprecien, tus amigos se burlen de ti, mojes la cama o no hayas pasado Análisis Trigonométrico II.

Tu perro te amará por sobre todo y para él serás todo su mundo, nunca  jamás nadie va a quererte de igual forma y en aras de ese sentimiento tan noble que muy pocos humanos son capaces de sentir por otro ser humano es que me propongo hacer un pequeño homenaje a perros reales cuyas vidas inspiraron una historia en la pantalla grande.

El séptimo arte nos ha regalado algunas de las más bellas y moqueadoras películas basadas en hechos reales donde las historias giran en torno a los amigos perrunos. Hoy les traigo una pequeña recopilación de historias de perros que estoy segura pondrán a llorar a  más de uno.

Si al igual que nuestro querido Arquicruz, usted no soporta ver una historia de perros que sufren entonces le recomendamos no continuar. Nuestro querido compañero, como todo hombre que no le gusta que lo vean llorar se ha abstenido de ver casi todas estas cintas debido al inmenso amor por sus perros y a su desprecio por el sufrimiento de algún animalito indefenso. Así que están advertidos.

¡Comenzamos!

Eight Below (Rescate en la Antártida) – 2006 – Frank Marshall

eight-below

La Historia se inspiró en lo ocurrido a una expedición japonesa en 1957 de la cuál se hizo una película en 1983 (Nankyuky Monogatari). La película de 2006 se trata al igual que la japonesa, de una expedición en la cual, el accidente del líder científico y la llegada de una super tormenta obliga al equipo a abandonar la estación polar dejando tras ellos a los 8 perros que raza Husky siberiano y Malamute de Alaska quienes fueron los que salvaron la vida del accidentado científico, sin embargo no pudieron llevarlos en el helicóptero de rescate debido a la falta de espacio y son dejados en la tormenta, a su suerte. El guía de los perros Jerry Shepard (Paul Walker) promete regresar por ellos pero sus intentos por rescatarlos son infructuosos pues no cuenta con el apoyo económico ni los permisos necesarios para acudir en su rescate.

Así los perros se convierten en los protagonistas y al ser perros salvajes sus instintos de supervivencia despiertan y son llevados al límite en el invierno más duro que existe en el planeta, el invierno Antártico. No es tan moqueadora pero muestra la difícil vida que llevan los canes en los polos y cómo el instinto es lo único que los mantiene vivos en las difíciles condiciones de supervivencia.

La mayor parte de la película transcurre sin diálogos dado que es la historia de supervivencia de los animales lo que vemos, su difícil travesía para conseguir comida y la lucha por sobrevivir de los depredadores que se topan en el camino. Pero también nos muestra el nivel de amor y confianza que un perro tiene para con su amo. Estos animales duraron cerca de 6 meses sobreviviendo por su cuenta en el invierno ártico y nunca dejaron de esperar el retorno de su amo, lo que es un ejemplo más de la lealtad y el amor que un perro es capaz de depositar en su amo humano.

Marley and Me (Marley y yo) – 2008 – David Frankel

Marley

Basada en la vida y novela del periodista John Grogan, la cinta donde Owen Wilson y Jennifer Aniston son los protagonistas junto a un hermoso labrador nos cuenta lo difícil que puede llegar a ser  la vida de una pareja recién casada que intenta adaptarse al matrimonio mientras se preparan para hacer crecer a la familia y dado que Grogan no se siente preparado para iniciar una familia, su amigo Sebastian (Eric Dane) le sugiere que compren un perro.

El resultado de ese consejo es Marley, un hermoso perro labrador de pelaje dorado que llega a cautivar a su esposa y a destrozar los sueños del mismo Grogan de una vida de aventuras como corresponsal de noticias. Si algo trae Marley a la vida de los Grogan es emoción. La cinta nos muestra como Marley pasa de un hermoso cachorro a un perro adulto que jamás aprende a comportarse y es expulsado de la escuela para perros.

Conforme la vida de los Grogan da varias vueltas y los hijos llegan, Marley siempre está presente en cada evento importante y se vuelve motivo tanto de peleas como reconciliaciones convirtiéndose en un miembro más de la familia Grogan. Y es que eso es lo que pasa cuando uno tiene perros como mascotas, se convierten en un miembro más de la familia.

Si bien la cinta es contada desde el punto de vista de Grogan, nos muestra el rol tan importante que Marley tiene en su familia, siendo uno de los pilares y el motivo del éxito del periodista, quien utiliza sus andanzas con Marley en sus columnas, para hacer analogías de situaciones que retrata con su perro. Con un final que todos conocemos por su dramatismo, esta es sin duda una de las cintas que lo harán reír y llorar por igual y que disfrutará en compañía de sus hijos y probablemente al final corra al albergue más cercano a adoptar al siguiente miembro de su familia.


Red Dog – Kriv Stenders – 2011

Prepárese a moquear y llorar como Magdalena con esta bella historia que incluye a Josh Lucas y Rachel Taylor en los roles principales y que está basada en la leyenda local del pueblo de Dampier.

Película australiana que como ya se indicó, se sitúa en el pueblo de Dampier, uno de los más grandes puertos en el oeste australiano en el verano de 1971. Basada en la novela Red Dog de Louis de Bernieres que a su vez se basó en las historias y la novela de la escritora australiana Nancy Gillespie y en su recopilación de poesía y anécdotas sobre el perro rojo a lo largo de toda la costa australiana.

Red-Dog-UK-Poster

La película es tanto cómica como dramática e hilvana inteligentemente una serie de anécdotas que cada personaje de la película tiene con el perro en cuestión. Red Dog es un perro que de pronto aparece en la carretera pidiendo aventón a quien se lo dé y de a poco se va ganando el corazón de todos en Dampier. Sin embargo nadie  logra ganarse el corazón del perro para que éste lo considere su humano, hasta que llega un nuevo camionero al pueblo y luego de varios infortunados encuentros, entre ambos surge una amistad que va más allá de lo que habían visto hasta entonces. Red Dog se convierte en el mejor amigo del camionero John Grant (Josh Lucas) y comparten juntos las vivencias de los trabajadores de Dampier que tratan al perro como uno más de ellos. Con la llegada de la nueva secretaria al pueblo, Red Dog conoce a su némesis, Red Cat, de quien los lugareños aseguran que es un gato endemoniado e intolerante.

Entre Red Dog y  Red Cat tenemos una divertidísima escena tipo duelo del viejo oeste que vale la pena ver por lo original que es. El vínculo entre John y Red Dog es tan fuerte, que cuando un buen día John no regresa a casa, Red Dog se embarca en la búsqueda de su amo por todo lo largo y ancho del territorio costero. Una búsqueda que cuentan en Dampier, le llevó años. Algunos cuentan anécdotas que lo sitúan yendo en avión hasta Japón y recorriendo miles de kilómetros en todo el territorio australiano. Hay incluso una estatua que hoy día sigue en pie en el pueblo de Dampier.

Estoy segura que se le aguaran los ojos con esta cinta que en Australia fué acreedora a muchísimos premios y que estamos seguros que a más de uno lo hará moquear como si de machos cortando cebolla se tratase.

 

Love leads the way: A True Story – Delbert Mann – 1984

Cinta que narra la historia de la perra Buddy y su amo Morris Frank. La importancia de Buddy radica en que fué la primera en todo el mundo en ser perro guía. Morris Frank era un chico cualquiera con planes para el resto de su vida que se vienen abajo cuando debido a un accidente queda ciego, intenta adaptarse a su nueva condición sin éxito debido en principio a su deseo de ser independiente.

love leads the way

En el proceso de adaptarse a su ceguera de una forma digna e independiente, escucha un artículo de una revista que habla de perros que están siendo entrenados para ser los guías de gente invidente. De inmediato se pone en contacto con la entrenadora y vuela a Suiza con el fin de regresar con su perro lazarillo.

Si bien no es tan dramática si muestra la lucha de Buddy y el señor Frank, por entonces un mozuelo de 20 años, para conseguir que los senadores aprobasen leyes que les permitieran a los perros guía, viajar en el tren, aviones, autobuses y taxis con sus dueños así como su entrada en los restaurantes.

Real Morris Frank

Lástima que no podamos decir que la cinta le rinda un buen homenaje a la perra Buddy pues el guión es tan plano y sin chiste que creo que tuvieron que utilizar  a varios perros porque morían del aburrimiento. Quizá la escena más dramática o que valga la pena de toda la cinta es esa referente a la prueba que les pusieron los senadores; una demostración de que los perros les son indispensables e inteligentes pues al menos en la cinta esta prueba se da en los último días de vida de la perra Buddy que a pesar de todo su dolor y sufrimiento logra pasar la tramposa prueba de los senadores.

Oh, hay que mencionar que a pesar del tono serio casi aburrido de la película, se las ingeniaron para introducir un momento gracioso con el gato del vecino tratando de hostigar a Buddy.

 

Hachiko – Lasse Hallström – 2009

Probablemente la más triste de todas las historias de perros que hayamos visto.  Basada en la vida de Hachiko, el perro japonés de raza Akita que vivió de 1923 a 1935 de los cuales, 9 años estuvo esperando diario en la estación del tren de Shibuya el retorno de su amo. El profesor Hidesaburo Ueno tomó al cachorro Hachi como mascota y juntos crearon esta rutina donde Hachi espera su regreso en la estación del tren, sin embargo un día el profesor ya no regresa y Hachi continúa asistiendo a diario por el resto de su vida a la estación del tren.

Hachiko

Richard Gere en la cinta norteamericana interpreta el personaje del profesor y amigo de Hachi, quien al encontrarlo extraviado en la estación del tren decide llevarlo a su casa y aún contra las protestas de su esposa, Hachi se convierte en miembro de la familia.

La cinta nos retrata los hechos que se saben de la vida del Hachi original, como ese artículo que se le escribiera cuando apenas llevaba 2 años de espera por su amo, mismo artículo que lo pondría en la mira del país y lo convertiría en leyenda.

Se dice que en Japón, cuando fué escrito este artículo en 1932, el investigador, que era justamente un antiguo estudiante del profesor Ueno, descubrió que en todo el Japón solo existían 300 perros de la raza Akita y a raíz de la popularidad de Hachi el mismo emperador ordenó que se protegieran los ejemplares restantes. La historia del perro que espera fielmente a su amo todos los días dio la vuelta por todo el país e incluso en la actualidad se tiene entre los padres como un ejemplo de lealtad que se enseña a los hijos pequeños.

Si es capaz de ver toda la película sin derramar lágrimas le aseguro que al menos sus ojos se aguarán al llegar a la escena final. Básico para un amante de los perros tenerla entre su videoteca.

Así que si lo suyo son los animales y lloró por la muerte de Ant-thony en Antman, entonces esta lista de películas lo harán llorar como Magdalena o correr a adoptar un perro a algún refugio. No olvide que los perros no solo son mascotas o juguetes de los que uno pueda deshacerse, los perros son miembros de nuestra familia así que le rogamos sean dignos merecedores de un amor tan incondicional como el que solo un perro es capaz de otorgar.

¡Adopte, NO COMPRE!

 

Etiquetas:  

Acerca del autor

Chikilla    

Nacida en el norte, con gusto por el cine y la música retro ochentera y noventera, amante de las nubes esponjaditas y los días lluviosos, las segundas meriendas y el vino tinto. El cine es el mejor vicio que uno puede tener.


Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

*

*

*