Videocrítica: The Joker, El ascenso a la Locura

¿Qué pasaría si tomáramos el camino del héroe y lo torcemos para crear un villano? ¿Qué tal que si a este le damos una voluntad para alcanzar un logro tan terrible como increíble? Bueno pues tenemos a Thanos; pero ¿qué tal que si en lugar del cosmos y el camino de los titanes, nos enfocamos en un simple individuo y lo llevamos a los límites de la sanidad humana? Bueno pues en ese caso tenemos a The Joker.

Buenas noches mis valientes. La verdad no podía esperar para hablarles de esta gran cinta a cargo de Todd Phillips quien en contubernio con Scott Silver, toman lo que se sabe del enigmático Joker, en especial algunos guiños a lo de Alan Moore (que se pronuncia muir) para darse a la difícil tarea de darle un nombre, un rostro, un pasado y una personalidad que provocara apego a su oscura causa.

Claro que una buena dirección y un guion excelso no son garantía para ejecutar una cinta que ande coqueteando con la perfección; para eso necesitas al semi dios de las personalizaciones, al hombre camaleón, a uno de los actores más revolucionarios del momento, obvio hablo de Joaquin Phoenix quien se convierte en Arthur Fleck, un cascarón frágil que ocultaba dentro de él al alter ego más peligroso del mundo de los cómics, me refiero al Joker.

El tono de la cinta es trágico y deprimente, como lo dije al principio, estamos presenciando el alzamiento no del elegido para ser un paladín de la justicia, sino para representar lo más oscuro de nuestras personalidades y a diferencia de otras cintas o historias que podrán antojarse parecidas, Phillips y Silver se libran de esta trampa de solo necesitas un mal día para volverte loco.

Ellos te muestran a un personaje que ya está roto, deshecho, y que mantiene la cohesión de si mismo a base de verdades muy frágiles, que como han de imaginar, se irán derrumbando una tras otra y con cada caída, se deja ver poco a poco ese ser que todos venimos a ver: The Joker.

Cabe señalar que muy probablemente sea lo mejor de este año, pero nada más, etiquetar a esta cinta como lo mejor de todos los tiempos es algo tan irresponsable como decir que existe una versión extendida editada por Zack Snyder de la Justice League. De hecho, las debilidades de esta cinta, que por fortuna son pocas, son sus mismas fortalezas, ya que es honesta con lo que va a pasar, no hace mucho por esconder lo que va a suceder y esto a vuelve algo predecible, pero no me malinterpreten, es predecible porque es fiel a sus reglas y su funcionamiento interno; cada vez que un personaje o una situación se sale de control hay consecuencias y lo agradeces porque este damas y caballeros; es una historia sobre las consecuencias y como vivir con ellas.

Robert De Niro, Frances Conroy (como la madre de Arthur) y Brett Cullen como Thomas Wayne (si mis valientes, ese Thomas Wayne) completan la terna actoral aunque como les dije, el mérito completo se lo lleva Joaquin Phoenix.

Existen varias subtramas interesantes, guiños a los cómics, incluso al mismo Batman y Bruce Wayne y como este payaso sádico tiene algo que ver en su nacimiento de lo cual hablaremos en otro ocasión y video. Por el momento vayan y disfruten de esta cinta que vale la pena cada centavo de su boleto.

Esto es todo de mi parte, ya saben que pueden seguirme por mis redes sociales @RanaVenturas en Instagram, Facebook, twitter y youtube. ¡Hasta la próxima!

Etiquetas:  

Acerca del autor

Arquicruz   @DunedainX   dunadanx.deviantart.com/

Arquitecto, diseñador, artista digital, crítico de cine, instructor y lo que sea que ponga alimento en el plato de mis perros y gatos.


Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

*

*

*