White God (Hagen y Yo): El Origen del Planeta de los Perros

La película húngara ganadora de la sección Una Cierta Mirada en el Festival de Cannes del 2014 es el perfecto ejemplo de cómo incluso la falta de originalidad en los actuales argumentos fílmicos puede encontrar mediante una buena dirección y un planteamiento narrativo lógico y agradable un lugar digno dentro de la cinematografía. El viejo continente la conoció el año pasado como Feher isten, o lo que es lo mismo, White God (Dios Blanco), como las distribuidoras americanas la llamaron a principios del 2015; mientras tanto aquí en Latinoamérica prontamente aparecerá en cartelera como Hagen y Yo, pero para efectos didácticos y con el fin de simplificar esta crítica y apreciación aquí la llamaremos “El Origen del Planeta de los Perros”, pues si, podríamos decir que la cinta de Kornel Mundruczo es más o menos lo mismo que Rise of the Planet of the Apes (2011, Wyatt), solo que en lugar de changos, aquí hay perros.

maxresdefault (1)

Antes de comenzar el recorrido por la narrativa de esta cinta, quisiera externar algo de información relevante sobre el mundo de los perros en los medios, datos que gracias mi profesión tengo acceso cada trimestre por la agencia de investigación de mercados Ipsos Bimsa y una peculiar y poderosa herramienta llamada el Estudio General de Medios. Para no impartir clase de mercadotecnia e ir directo al grano, el llamado “EGM” contiene todo lo que te gusta, haces, observas, comes, vistes, consumes, a lo que estas expuesto e incluso das “like” y compartes en redes sociales . En 2013 el resultado de este último comportamiento especialmente en el sexo femenino fue ni más ni menos que cachorritos y animales, llámense perros, gatos, hurones, leones, osos, changos, pero animales al fin y al cabo, y dentro de ellos los canes como el #1 de preferencia entre las usuarios de estos canales. Por tal razón, no es coincidencia que en el 2014 la tendencia publicitaria se resuma a campañas en televisión donde marcas trasnacionales como Volkswagen, Chevrolet, Budweiser, Doritos y muchas otras usen a los perritos como protagonistas de sus tramas y elementos claves para lograr la emotividad y comportamiento deseados

"Feher Isten" Photocall - The 67th Annual Cannes Film Festival

Pero ¿Por qué estas clases fugaces de poder informativo y mercadológico? Sencillamente porque parece que esta tendencia se acaba de confirmar en cine con la película en cuestión , pero que a diferencia de muchas otras sortean el falso drama e imposición de la lágrima para representar una ficción – thriller bastante llamativo bajo un desarrollo hábil, escondiendo así su copia y truco, el cual es conmover de principio a fin a casi cualquier individuo que caiga en su visionado. Entonces ¿Cuáles son los resultados reales dentro del lenguaje y ponderación cinematográfica  independientemente del obvio truco voluntario de la emotividad? Veamos

 

Hagen y nosotros

Como lo pudieron haber adivinado el elemento y vehículo narrativo principal aquí es Hagen, un perro mestizo que en el panorama actual no puede ser criado en casa bajo un registro y el pago de un impuesto, aspecto que hace desesperar al padre de Lili (Junto al ruido por la noche y Co- dependencia con su dueña), el cual toma el impulso de abandonarlo en la calle de la gran ciudad pese al destrucción emocional de su hija. El panorama está asentado, los perros callejeros son tomados como una plaga y estos deben sobrevivir en la calle, perseguidos y maltratados por los humanos y el control de animales (Los verdaderos animales y antagónicos de este cuento).

1ca0fcdb114731af1adf78241639137f_cannes-2014_4

La odisea de Hagen comienza, un viaje en el que no entraré detalles para no echarles a perder la aventura (Aunque la pueden deducir) y en donde al final  este can encabezará una peculiar venganza gracias a ciertas circunstancias. Hagen es Cesar y esto es el Planeta de los Simios, perdón… perros.

Entonces ¿Qué es lo que hace de esta cinta una buena pieza de cine? Tres principales factores. Primeramente tenemos la dirección de este no tan novato director (7 largometrajes en su haber) , el cual se vale de un exacta duración para enmarcar una excelente delimitación de sus personajes tanto humanos como perrunos, los cuales convergen en un ágil ritmo que imprimen suspenso – thriller y aventura por igual en un buen y entretenido equilibrio; en segundo lugar tenemos el entrenamiento canino, una inmensa tarea detrás de cámaras que proyecta y complementa esa complejidad junto con a la dirección y la estética para mostrarse brutal, real y al mismo tiempo emotiva (Body o Hagen ene l film, el perro protagonista, es sencillamente genial); por último, la correcta decisión de posicionar a los elementos humanos como elementos secundarios e incluso hasta accidentales en la travesía del héroe, un factor que incluso la hace mejor que su fuente original (La cual aunque buena, si recae en un desequilibrio constante gracias a la relevancia del humano, imprescindible en cierta parte para este tipo de tratamientos narrativos).

dog_thumb-1418155236944

Sin embargo hay algunas piedras en el camino que no la dejan alcanzar esa plenitud como cinta además del obvio copia y pega de su argumento (Y lo cual me hace preguntarme si el truco emotivo fue el as bajo la manga para convencer al Jurado de la esta sección en Cannes), tales como ciertas secuencias o cuadros innecesarios y forzados donde al parecer el guionista y director quiere explayar una ideología y ambiente 100% “Pro – animal”, incluso con un mensaje no tan escondido a favor de lo “vegano” que se notan ajenos los objetivos del film. No es que haya una crítica hacia este tema (Toda ideología es respetable), pero parece que  el cineasta busca hacer torpemente a su film muy exclusivo para los “amantes delo animales” “amantes de las bicicletas” y los “anti carne”.

 

¿Hay que verla?

Por supuesto. Aunque no es la excelencia de cinta que muchos presumen (Supongo que los hípster adora perros y veganos, de nuevo, sin afán de ofender), White God se deja ver gracias a su calidad y ritmo narrativo. Algunas de sus secuencias pueden resultar inolvidables también gracias a la técnica y entrenamiento de los protagonistas, los cuales actúan mucho mejor que la mitad de Hollywood más Robert Pattinson, Tom Cruise y Nicolas Cage.

white_god

Aunque no hay nada innovador de su parte en cuanto al argumento, el truco de la emotividad funciona de manera excelente, así como una tangente de historia “Padre – Hija” que por cierto… es la tendencia número uno de “likes” y “shares” en redes sociales en el 2014 ¿Coincidencia? ¡No lo creo! Como nota aparte, el cuadro final es bellísimo y el prólogo a este es una catedra de suspenso fílmico ¡Disfrútenla!

Etiquetas:  

Acerca del autor

El Fett   @El_Fett   cinescopia.com

El más realista y cabrón crítico de cine que pueda existir. Ente sin misericordia que tiene el halago de transmitir a los mortales su sentir y sabiduría en el mejor recinto sobre el séptimo arte. Cinéfilo de corazón y crítico crudo por vocación. Alter ego del Licenciado en mercadotecnia y RRPP Oscar M Rodríguez (FB) Sigueme en twitter @El_Fett


9 comentarios

  • Muy interesante su critica y hasta este momento desconocia completamente la existencia de una herramienta para calcular tendencias (ya me imaginaba que habia algo por el estilo, pero no que existiera ya un indice tan grande ni que los anuncios y publicidad en general se adaptaran tan rapidamente a este). Abra que verla. Saludos!

    Responder
    • Años y años tiene dicha herramienta comercial mi estimado, incluso muchas agencias y medios de Mpexico (La mayoría) cuentan con ella, sin embargo son las marcas internacionales las que hacen uso eficaz de las mismas.
      Hay que ver la película, es buena

      Saludos estimado!

      Responder
  • Hola, Fett. Tuve la oportunidad de verla. Si bien fue algo sobrevalorada en Cannes el año pasado y en otros sitios, me parece que la valía ,aparte de la proeza técnica y el manejo de los canes, está en ese mensaje contundente y tenaz contra el racismo y la obsesión de la pureza racial (algo estúpido y más en un país como Hungría, de raíz asiática). Eso le da un plus en cuanto a argumento, tienes que reconocerlo. Es más, me llegó un poco más que la cinta de Samuel Fuller de la que parece haber tomado nociones. Ya Mundruczo nos había regalado aspectos crueles de la sociedad de su país.
    Saludos.

    Responder
    • Totalmente mi estimado, de hecho menciono por ahí que es superior a pesar de la falta de originalidad en el argumento base.
      Desgraciadamente no conozco la filmografía previa del hungaro, pero según lo que se es que esta es su mejor película ¡Po mucho! Así que no crea que me quedan muchas ganas de ver lo previo jajajaja

      Aún así le seguiremos la pista, White God es buena, no es para tanto como dicen por ahi, pero buena a secas

      Saludos estimado

      Responder
  • Disculpa, Fett, pero ¿superior a quién? Yo mencioné a “Perro blanco”, de Samuel Fuller. No a El planeta de los simios. Me parece que ahí está más la ligazón. ¿Qué cree Ud.?

    Responder
  • Creo que se trata más bien del tenor, nada más. Lea de nuevo el título.

    Responder
  • Al fin pude verla y en verdad me gusto, pero eso no le quita que este solo un poco por encima de la mediocridad. Si bien la primer hora es disfrutable (y nada mas) la cinta empieza a decaer en su segundo tramo solamente para tener una conclusión de lo mas predecible. Como me hubiera gustado que se hubiera seguido la linea del perro callejero solitario y no meter la innecesaria venganza, o en todo caso hacerlo pero prescindiendo de su ejercito canino, ademas mi estimado siento decir que el suspenso que menciona antes del final ami parecer es completamente inexistente. Para no hacerla tan larga resumiré mi opinión en los típicos “pros” y “contras”.

    Pros
    – Adiestramiento de los perros
    – Rescatable actuación tanto del padre como del maestro del conservatorio
    – Fotografía (como bien dice el ultimo cuadro es simplemente magistral)
    – Primer hora de la película que solo toma en cuenta las adversidades a las que se encuentra cualquier animal callejero y de las cuales nosotros somos los principales culpables por no decir ojetes

    Contras
    – Segundo tramo de la película que quiere meter una historia de ficción que simplemente no encaja con lo mostrado anteriormente
    – Un efecto de camara en mano que aunque en ciertas tomas resulta efectivo es extremadamente molesto cuando el objetivo es simplemente enfocar a un solo personaje o una conversación
    – Todos los chavales, es decir no había visto una actuación tan lamentable desde la perpetrada por Tommy Wiseau

    Y ya para acabarla, yo nunca vi la critica social que tantos presumen haber observado, eso de que los perros de cruza tienen impuesto es para mi un simple pretexto para que la trama avance.

    Responder
    • Mi estimado comprendo bastante bien su punto, creáme, la plataforma “realista” en la que esta basada su primera mitad llega a chocar mucho argumentalmente con su segunda, y es que la especie de drama thriller contrasta muy fuerte con el aspecto fantástico, sin embargo creo que ese es el alma del film y mi comparación hacia ciertos changos, estamos ante una fábula de mas toques fantásticos que nada ambientada en un panorama realista

      Comparto al 100% sus puntos de vista sobre la actuación de la mocosa y al igual que usted la fascinación por el final. Creo que en términos generales la película queda bien con un 3.5/5, pero el tema o tendencia “perruno” actual puede llevarla a una recordación mayor

      Saludos estimado, gracias por compartir su opinión y crítica

      Responder

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

*

*

*