¿Por qué el cine mexicano es malo?

 

“Amo a mi país, pero él no me ama a mí”

Gerardo Enciso

Con motivo del Festival Internacional de Cine en Guadalajara empezare este post (ahora sí, jajaja) a darle la razón a mi estimado Fett, con respecto a la relación entre la mercadotecnia y el cine. ¿Porque comienzo con esto? Creo firmemente que el cine mexicano es malo. Carece de creatividad, de ideas innovadoras, de guiones fuertes que compitan con algunos de Latinoamérica (en especial Argentina y Brasil) pero sobre todo carece de realizadores, de gente dentro del cine que genere ideas más allá de presentar trabajos audiovisuales de calidad, pero carentes de originalidad que posean una narrativa cinematográfica como tal. La mercadotecnia ha jugado un papel importante en el desarrollo del cine mexicano (papel bueno o malo, pero ha sido fundamental).

La falacia del no apoyo al cine mexicano

Televisa y tv Azteca así como grandes empresas en los últimos 10 años, han apoyado bastantes producciones cinematográficas. El Festival Internacional de Cine en Guadalajara se lleva a cabo año con año y se apoya a los nuevos realizadores para la exposición de operas primas y realizadores con mediana y larga trayectoria. ¿El argumento de que falta apoyo al cine mexicano se puede sostener? Claro que no. El problema central es el apoyo a producciones malas y carentes de calidad. Producciones dirigidas a una clase media, sobre todo “comedias”, o temas “polémicos” para que el morbo acompañe a la gente que está acostumbrada a la programación de la televisión abierta (El crimen del Padre Amaro, 2002).  O lo peor, películas de corte conservador, en donde se sigue creyendo que la gente va ir al cine para reafirmar sus creencias (Guadalupe, 2007)

El problema del oficio de ser cineasta

En México, el estudiar o tener alguna relación con el cine, sigue siendo una actividad elitista y esnobista. Basta ver el tipo de cursos relacionados con la profesión para ver los altos costos que genera el hecho de estudiar cine, o el adquirir un equipo de filmación. ¿Qué tiene que ver esto último con que el cine mexicano sea malo? Los estudiantes de cine (no todos, aclarando) vienen de una posición económicamente alta o media alta. Esta posición social y económica fomenta que los profesionales relacionados con el oficio, no tengan la necesidad de hacer de su profesión un vínculo con el arte o la cultura. Generando profesionistas de una posición cómoda que no están relacionados con el desarrollo de historias o guiones creativos, careciendo de “hambre” para generar proyectos interesantes. Por otra parte, la posición “estable” generada de un status económico alto, predispone a que las aportaciones creativas sean de pocas experiencias personales interesantes para contar a nivel de mass – media. Por último, las aportaciones rescatables de los realizadores que se exhiben en festivales, muy raramente llegan a la población “mortal” por lo que se sigue creyendo que el cine mexicano es solo el que se exhibe en cartelera. Y en esto último se tiene razón, el cine no es solo para exhibirlo en festivales sino para verlo en lugares donde se disfrute masivamente (la relación entre la mercadotecnia y la venta de un producto).

¿A quién se apoya?

En el siguiente orden de talento y creatividad (Alfonso Cuaron, Guillermo del Toro, Guillermo Arriaga y González Iñarritu) estos realizadores tuvieron que emigrar para mostrar su talento debido a que el apoyo en México para los largometrajes sigue siendo difícil de financiar (a no ser que sean de la temática mencionada arriba). De la misma manera, realizadores no tan conocidos y que son verdaderamente talentosos como en el caso de El Violín (2006) no son  apoyados como deberían teniendo que esperar hasta 5 años por cada producción nueva (siendo la mejor película mexicana de los últimos 25 años).

El problema de México para producir cine

Otro problema del cine nacional es que en México siendo un país golpeado a través de los años, sin una democracia de verdad, con un índice de pobreza alto, con una desigualdad económica/social y demás problemáticas sociales; se preocupe más por mantener ciertas características de entretenimiento que no fomenten el hecho de ir al cine más allá de una diversión de fin de semana. Es por esto, que lo fuerte del cine mexicano siguen siendo sus documentales de denuncia que muestren la realidad del país y cortometrajes que requieren de poco financiamiento.

Lo que no se puede permitir en la industria

Películas de clase “B” que son verdaderas películas de terror (por lo mal hechas que están) realmente chistes que retrasan el cine como tal (El secreto, 2010; Zapata: el sueño del héroe, 2004). Películas de moralina barata, con actores que representan intereses de ciertas empresas (La otra familia, 2010). Films animados con intentos muy pobres (Serafin, 2001). Propuestas con nula renovación (parafraseando a mi estimado Feet). Y el asistir al cine para ver una película nacional por el simple hecho de ser cine mexicano.

Propuesta

Con una rica y variada cultura fomentada en mitos, leyendas e historias populares y una fuerte tradición literaria, porque no fomentar el realismo mágico que siempre ha caracterizado al folklore mexicano. Alentar a que jóvenes guionistas participen en diversos festivales en búsqueda de ideas más allá de formatos o exigencias del mismo medio cinematográfico. Por otro lado, seamos capaces de diferenciar un producto cinematográfico a un producto mercadológico, en su mayoría esta última opción representa el cáncer para producir productos de calidad y en este caso cine de alto nivel. Y sobre todo dejémonos de nacionalismos baratos y exijamos buena calidad en el cine, sea nacional o extranjero.

P.D.

Presunto culpable (2010) es un ejemplo claro de la capacidad de la mercadotecnia para vender un producto. ¿Realidad o falso documental?

Etiquetas:  

Acerca del autor

Cinescopia   @Cinescopia   cinescopia.com

Equipo editorial de Cinescopia.


64 comentarios

  • Coincido en que “El violín” es de lo mejor en los últimos años.

    En el FICG pude constatar que el cine nacional es de extremos: se producen cosas muy artísticas y poco distribuibles o historias fáciles de vender, también hay películas que se van a pique por aspectos de dirección actoral o guión

    Con respecto a los apoyos te cuento que mecanismo como el Eficine solo están a la mano de lso cineastas de buena posición económica por que son los que están relacionados con empresarios quienes les facilitan el apoyo a sus proyectos, además que hay corrupción en el manejo de ese dinero.

    Destacado el papel del documental, que esperemos que con este camino que abrió Presunto culpable lleguen mas a las salas.

    Sin educación en el país ninguna industria artística podrá prosperar a pesar de las honrosas excepciones de cada década. Si queremos buen cine, buena televisión, buena oferta cultural habrá que romper los monopolios, para ello se necesita de conocimiento, liderazgo y unión, tres cosas que algunos manipulan en México.

    Responder
  • Concuerdo… es bastante malo. Cuando estudiaba cine estaba una vertiente de querer hacer un cine mas “populachon” para que así se consuma, cine muy malo. Recuerdo “la oveja negra” ganador del premio del publico de hace dos años en el festival de cine, comedia barata pero que sin embargo tiene su publico…

    Este año fue la primera vez que en 5 años deje de asistir al festival. Lei cada sinopsis de las películas mexicanas y las que no son pretenciosas a morir son aquellas que buscan retratar una realidad que no conocen…

    Responder
    • Srta. disoluta:
      Gracias por comentar. Muy interesante la nota, pero es parte de la cultura que lamentablemente vive el pais. Y si, lo que menciona es que algunas tematicas que se quieren llevar a cabo en el cine nacional no son retratadas de una manera interesante porque se desconoce la problematica. El abordaje chapucero y facilon del cine popular es otro cancer del cine mexicano. Saludos.

      Responder
  • Estimado Dr, no cabe duda que concordamos en todo esto. La posicion del cine mexicano es horrenda frente a America Latina, y solo algunos locales (Vargas, Eimbicke, Reygadas) junto con los que han emigrado (Cuaron, Del Toro, Arriaga, Iñarritu) pueden dar un buen ejemplo de la industria filmica mexicana.

    Todo es mercadotecnia (como se lo dije en aquella fiesta jaja): la cultura de los estratos sociales, los grupos de consumidores de dicho estrato junto con los grupos de refrencia (familia, compañeros, etc). La oferta y demanda d eun publico afectado por la televisora y que no es culpable, pero si es victima del morbo y del humor que ha radicado aqui durante años.

    Concuerdo que El Violin es una excelente pelicula mexicana, de las mejores de la historia la verdad sea dicha. Perocomo lo mencione en el post de Salvando al Soldado Perez… invito a l pubico a ver CINE MEXICANO DE CALIDAD y afrontar el conformismo y mediocridad que nos define como industria filmica.

    Responder
  • Coincido totalmente… y eso q te falto la ultima tendencia a hacer parecer héroe al “narcotraficante”… no salimos de películas en las q solo muestren el lado malo de México.

    y no es que quiera tapar el sol con un dedo, todos sabemos q México esta mal, pero xq estar una y otra ves con las mismas historias??

    porque en México no se puede producir historias de ciencia ficción por ejemplo, no existe la intención de crear un guion sobre esto por la comodidad de q las historias con morbo son las que venden.

    Responder
    • Sr. Xavier:
      Gracias por el comentario. De acuerdo con usted, cuando se hagan peliculas de ciencia ficcion o de terror (de verdad, jaja) el cine mexicano explotara otras vertientes que tal vez por esta via sea una oportunidad para los nuevos guionistas de figurar. Basta ver los consagrados (arriba mencionados) en donde su mejores peliculas son de corte de aventuras, ciencia ficcion o en el rubro de los comics y el terror como en el caso de Del Toro. Saludos.

      Responder
  • Creo que el análisis se queda muy corto. El problema siendo tan complejo no puede tener causantes tan sencillas.

    En muchos otros países, los que hacen cine también pertenecen a las que tú llamas clases alta y media-alta, y sin embargo sus producciones no son tan tristemente mediocres como las nuestras. ¿A qué se debe esto?

    ¿Acaso en México estas clases tienen menos cultura que en otros países? Yo no estaría tan seguro, es un análisis simplista decir que “la posición “estable” generada de un status económico alto, predispone a que las aportaciones creativas sean de pocas experiencias personales interesantes para contar a nivel de mass – media.

    Iñárritu, Del Toro, Eimbcke, y varios que has mencionado en tu mismo post provienen de la misma clase social alta, o media alta que mencionas.

    Estudiar Cine no es tampoco precisamente caro, depende de dónde lo estudies. Pero un punto importante es: ¿Necesitas estudiar cine para hacer buenas películas? ¿Es culpa de las escuelas? ¿Es culpa de los alumnos de esas escuelas? Hagamos una analogía ¿Se puede estudiar para ser un buen escritor?

    Tu concepto de mercadotecnia también es hasta irrisorio e infantil… como si fuera un villano de película barata. Me da la impresión que por mercadotecnia confundes lo que a veces es publicidad, para empezar.

    Dato curioso: Iñárritu se dedicó a la publicidad por mucho tiempo… Eimbcke lo mismo. ¿Por qué sus películas no son tan malas como las de los demás? Otro dato interesante: muchos egresados de escuelas de cine terminan trabajando en agencias de publicidad o en casa productoras de anuncios.

    Cierras mencionando la tristemente célebre “Presunto Culpable”… me parece, con tristeza, que no se necesitó mucha “mercadotecnia” ni publicidad para que la gente comprara el discurso de ese lamentable reportaje (para mi no llega ni a falso documental).

    Concluyendo, coincido con tu definición del problema y con varios puntos que ubicas como causantes del mismo, pero me parece que hay muchas más causas por las que el cine mexicano es la porquería que suele ser; y de la misma forma, creo que la solución/propuesta no puede ser tan simple y debe atacar varios frentes.

    Muchos dicen que lo que faltan son buenas historias, buenos guiones… yo creo que un buen guión puede echarse a perder con una mala producción, dirección, actuación y la larga lista de etcéteras involucrados en la producción de una película.

    Responder
    • Sr. Israel:
      Gracias por el comentario tan extenso. Primeramente es obvio que lo multifactorial del problema es extenso. Solo mencione algunas causas que para mi son las mas importantes. No son la unicas.
      Por otra parte, no estoy de acuerdo en lo que menciona acerca de las clases altas. El problema con la desigualdad economica tan marcada en paises como en Mexico es que se debe a una especie de oligarquia historica y no por una diferencia cultural, social o de conocimiento. De ahi que la mayoria de la clase alta (no toda, como mencione en este post) se mantenga en el stand by social y el estudiar cine les otorga un status de intelectual o artista. A diferencia de otros paises.
      De acuerdo en que no es necesario estudiar cine para realizar cine.
      Y la mercadotecnia no es el villano de la pelicula barata, es simplemente otro mecanismo (como la psicologia por ejemplo) que ayuda a que la gente mas alla de tener un punto de vista critico con un producto (llamese de consumo o cultural) lo consuma de manera acritica y conformista.
      Por ultimo, me quede esperando sus argumentos del porque el cine mexicano esta tan mal, aparte de lo mencionado. Saludos.

      Responder
  • La verdad, joven Waters, cada vez se unde más y más en las sinrazones, no sería mejor hablar de buen cine mexicano en lugar de hablar del malo que ya por todos es sabido cuál es. Ah.. quizá sea porque, según demuestra en su post (malísimo por cierto) no lo conoce!!!!!.
    ¿Por qué este post es malo? Porque el que lo escribe no sabe nada de cine mexicano actual… ni una alusión a Escalante, ni a Reygadas que son los más conocidos… Si únicamente conoce el Violin, eso nos dice lo paupérrima que es su cultura del cine mexicano, qué más se puede pedir de un tipo que no sabe ni escribir México….
    Pena de post…

    Responder
    • Mi querido fan:
      Gracias por leerme y estar al pendiente de mis horribles posts. Saludos

      Responder
    • Oscar M Rodríguez abril 13, 2011 @ 3:57 pm

      Ahhhhhhh! Sr. Hylico ¡Emergencia! Creo que unde va con “h”, Violín con acento y las interrogantes entre estos signos: ¿?, y otras cosillas que se me le pasaron.

      Fíjese que en su nueva entrega de odio hacia Waters, estoy de acuerdo con usted en algo: Reygadas y Escalante son referentes de calidad en el cine mexicano actual cuando en este estamos hablando de calidad (Y hay otros ¿Que me dice de Eimbicke?), pero acaso ¿este post no se refiere a lo malo? ¿el autor no se esta refiriendo a lo que para él es la mejor película mexicana en los últimos años?.

      Ud. me cae muy bien desde aquella discusión con Waters XD.

      Responder
      • Sr. Mandaloriano:
        Ya que regresó del mundo de la real academia el “Sr.” Hylico hay que meternos de lleno en ese libro que publicó para poder entablar un dialogo con él.

        “…Como el mítico filósofo moderno Hylico lo menciona en su obra literaria “Ganapanes sin ofender” (2010), Shyamalan “evidencia un desconocimiento abundante, basto y acerbo del elíptico -y a veces hiperbólico- oficio cinematográfico…”

        Jajajaja, saludos.

        Responder
  • mmm yo leo en la iIMBd y en la carátula “Violin” sin acento…
    Empero, se le agradece…

    Responder
  • Mi estimado fan:
    Sabemos que su admiracion por un servidor es grande, y que sus comentarios son altamente emocionales, pero con su vasto conocimiento debera entender que no se permiten insultos. Admireme de otra manera. Saludos.

    Responder
  • como si tus post no lo fueran, pura tripa… tanta que ni sabes lo que dices y todas las contradicciones con tus otros post… tu lógica interna ni sirve…

    Responder
    • Bien, mi estimado fan Hylico. Que bonito es hablar sin insultar y seguir las reglas, le dare un reforzador. Usted siga viendo mis entradas y sigame admirando asi. Cuidese “locutor”. jejeje

      Responder
  • Creo, mi admirado Waters, que existe alguna persona que le gusta como lo admiro, tanto que ha osado imitar mis entradas, también espero que pueda ver que Hylico no se escribe Hylicu. y aquello de “locutor” no sé si sea alguna forma rebuscada de decirme hablador. Si así es, déjeme felicitarlo por su buen uso del compendio etimológico latino.

    Responder
    • Estimado fan (el primero de 2):
      Por lo que veo, creo que ya va superando su etapa de formación reactiva con respecto a su servidor, con eso de que ya me felicita, así, se ahorrara unos pesos con el psicólogo. Por otra parte, es bueno tener 2 fans (el original y el doppelganger) ya que con esa motivación sacare mas entradas horribles. Saludos.

      Responder
  • Solo una pregunta, ¿Escalante bueno? Ví su película Sangre y es lo peor que he visto en años, una película que solo el realizador ha de saber a quien quiso dirigirla…mientras se sigan haciendo películas tan malas como esa, la gente no va a pagar por ver cine mexicano. Miss Bala es un ejemplo de lo que es una buena película mexicana que se disfruta y se puede recomendar ampliamente.

    Responder
  • las peliculas mexicanas son un asco nomas muestran la miseria y la pòrqueria de este pais

    Responder
  • mexico no deberia hacer peliculas no hacen mas que joder lo que si es una buena pelicula

    Responder
  • y que opina de los Bichir señor Alex Waters, que la hacen de todo en las peliculas.

    Responder
  • Hoy me dispuse a buscar mi tarea por Internet, solo por obligación. me tope con esta pagina y esta genial. no se mucho de tema, pero gracias de verdad, me fascino saludos.

    Responder
  • Hola Alex Waters. Comienzo con un agradecimiento y felicitación por los comentarios. Me parece, que el tema de inspiración de la clase alta no es precisamente bajo o malo para producir películas , a causa de sus parcas experiencias personales o su falta de contacto con la realidad. Me parece que siempre hay excepciones y hay personas de ‘clase alta’ que entienden perfectamente el arte y son netamente artistas, sin embargo sé que hay también muchis más artistas ‘de abajo’ con mucho mayor talento. Lo vemos claramente en México. Quiénes son los nuevos ‘artistas’ cantantes, actrices, cineastas etc ‘famosos’? Son ‘el hijo de’ o ‘la hija de’ Pocos son los que por méritos propios han alcanzado a subir, pero claro que deben llevarse bien con Televisa si quieren fructiferar su profesión.

    El caso es que , por lo menos yo, ya estoy harto candado de Gael y Diego Luna. Personalmente me molesta que no tengan méritos propios para llegar a la pantalla grande y que no les haya costado nada. Ahora en un intendo de, soy del pueblo también, conozco lugares concurridos por la raza mexicana, sienten que son más queridos por el público, sin embargo hay dos clases de mexicanos espectadores, el pueblo inteligente t crítico y el conformista e ignorante (ojo, no hablo despectivamente de ellos) quienes admiran a REBELDE ven telebasura, personas víctimas a las cuales no se les ha guiado por otro camino y otros que se han negado a ser críticos para seguir disfrutando de su mediocridad.

    Es en este punto en dónde yo les pediría que si estos señores CANANA o independientes, buscaran nuevos guiones, BUENOS, de calidad dirección. En dónde? Pues abajo, hay directores que con una mínima parte de su lanota harían una estupenda película.

    El problema del cine mexicano, es que se quiere seguir con lo mismo, que sean los mismos quienes ganen, quienes actúen y claramente los monopolios y la corrupción. Buenos directores hay, actores y actrices también, pero están enseñando actuación en alguna escuela o con algún negocio debido a las puertas que se les han cerrado. No nos hagamos, hay que terminar ya con ese monopolio publicitario que nos ofrece sólo migajas. Estad historias (aquí concuerdo con la ‘clase alta’) que piensan que México en el cine debe se la dualidad de ricos y pobres y el orgullo de pertenecer al pueblo y una falta de entendimiento del mexicano trabajador y mayoritario que vive sosteniendo a toda la basura política.

    Responder
    • Sr. Barron:
      Totalmente de acuerdo con usted. El problema es que si en México existe corrupción y amiguismos en todos los ámbitos ¿porque esperar que no hubiera este tipo de cáncer en el cine mexicano? saludos y siga acá por cinescopia

      Responder
  • Mexico deberia hacer peliculas de ciencia ficcion, accion, aventura, terror, etc.
    tal vez logre mejorar.

    Responder
  • El dia que una pelicula mexicana este a la altura de una americana las cucarachas gobernaran el mundo

    Responder
  • Hola estimado Alex Waters, buscando un tema de interés o mas bien una problemática que me genere un tema para mi tesis, me tome el tiempo de leer su interesante blog. Me parece que la forma en la que usted se expresa del cine mexicano es muy similar a la mía, concuerdo mucho con lo que dice y me ha despertado la curiosidad de saber el mas allá de esta basta y lamentable problemática de hoy en día, una de las que me enfocaré en llevar como tema es lo que usted concluye: “fomentar el folklore mexicano y la producción de guiones originales”. ¡saludos!

    Responder
  • Hola:

    Me gustó mucho su artículo, ya que usted atina a la problemática general del cine mexicano de una manera clara y concisa. Yo ando realizando una tesis con relación al cine y la realidad nacional y sin duda, mis conclusiones se acercan a su visión, que finalmente es lo que está sucediendo con la producción cinematográfica nacional. Le envío un saludo.

    Responder
  • Constantino Cobarrubias febrero 2, 2013 @ 10:13 am

    “”Generando profesionistas de una posición cómoda que no están relacionados con el desarrollo de historias o guiones creativos, careciendo de “hambre” para generar proyectos interesantes. Por otra parte, la posición “estable” generada de un status económico alto, predispone a que las aportaciones creativas sean de pocas experiencias personales interesantes para contar a nivel de mass – media.””

    Me recuerda a un “cineasta” local en baja california llamado Emiliano Castro, quien hace producciones de altisimo presupuesto pero con una integridad artistica esteril, ya que por medio de sus trabajos y su narrativa el hombre evidencia que no tiene la experiencia humana para contar algo honesto o al menos simple. Para empeorar la cosa el individuo tiene contactos en altas esferas culturales de la region y sus trabajos tienen la preferencia al ser promovidos como gran arte.
    Para mi ver, se estan generando una gran cantidad de cineastas snobs los cuales no tienen la humildad ni honestidad para crear un trabajo solido que retrate algo de humanidad en sus historias.

    Responder
  • Me apena decirlo pero el cine actual mexicano es una senda porqueria. Miren el ejemplo de la nueva pelicula por salir “Tlatelolco, verano del 68” que por el trailer se puede ver que es de lo mismo. Chica rica con chico pobre y follando dia y noche. En verdad se necesitan tantas escenas de sexo? Por Dios. Lo siento pero GUSTE A QUIEN LE GUSTE O NO ARGENTINA se lleva la batuta como el pais que MEJORES PELICULAS hacen en America Latina. “El Secreto de sus Ojos” “Infancia Clandestina” “Medianeras” son solo algunos ejemplo de la calidad de cine que tienen. Chile tambien tiene sus buenas peliculas como “Violeta se fue a los Cielos” y “No”.

    Responder
  • me parece un muy buen análisis es verdad lo que mas tiene fama son las fregaderas y documentales

    Responder
  • aunque no nos iría tan mal si hiciéramos animación pero no como los japoneses si no buena como la película francesa de la the illusionist (no la americana con personas)

    Responder
  • deberas que si hay que ser idiota para ir al cine a ver una pelicula mexicana

    Responder
    • Lamentablemente como críticos aveces nos llega algunas películas tales como “Despues de Lucia” que “debemos” de ver y que lamento no haberlo visto en su estreno para criticarla por su vació y su desconocimiento de una problemática y de una situación del país… pero bueno a mucha gente le encanta poner a hablar a sus actores como niñitos ricos con retraso mental

      Responder
  • Muy buen post, me gusta tu postura respecto al cine mexicano, pero creo que la situacion es al reves… el principal problema del cine mexicano es que hacen puros guiones originales en vez de hacer adaptaciones, en especial con la basta cantidad de libros de autores mexicanos sin aprovechar. Aunque seria bueno que tengamos un cine mas original, distintivo, creativo y fresco hay que tener en cuenta que al decir “Guiones originales” en un 80% de los casos nos referimos a: Guerra del narco, documentales pre-electorales, drogadiccion, amores perros, perros amores, etc.
    Saludos.

    Responder
    • No lo haba visto desde este punto de vista, pero uno de los problemas es la realización, desde las mismas caras en la cuestión actoral, los directores mediocres, los dizque consagrados y la influencia televisa y tvazteca como hacedores de cochinadas populares…

      Responder
      • Pues si, pero creo que aqui en Mexico es casi imposible tener el cine como un medio de expresion artistico. Hay mucha ignorancia de por medio, creo que hacer “cochinadas populares” es LA UNICA manera de que los directores mexicanos puedan tener oportunidad de triunfar.

        Responder
  • las peliculas mexicanas son malas porque siempre tratan de los mismo, gente drogandose, usan lenguje inapropiado, teniendo sexo, tiroteos, etc, como si el pais tuviera que hacer una pelicula para que el resto del mundo vea la porqueria que es mexico.
    y pagar en el cine algo que puedes ver en la calle gratis.

    Responder
  • pienso que una de las cosas que necesita mexico es crear sus propios personajes.
    superheroes de tiras comicas, personajes de accion cosas asi.
    creo que al mexicano se nos hace ridiculo eso pero ahi puede estar la solucion.

    Responder
  • Estoy de acuerdo en la mayoría de lo que se puede leer en tu nota, sin embargo, no creo correcto el hecho de categorizar a la película de Carlos Carrera “El Crimen del Padre Amaro” como una película del montón. Tiene buena dirección, buena cinematografía y sobre todo, la adaptación del guión por el maestro Vicente Leñero es -como suele serlo- excepcional. Fuera de ello, gran crítica.

    Responder

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

*

*

*