007:Spectre; Don, aburri-dón

spectre

Como lo había mencionado anteriormente en el aniversario del Palomero, este año se llenó con el tema de los espías en donde la que se antojaba a ser la joya de la corona, sería esta historia que inicio el siglo pasado inspirado en las novelas del escritor Ian Fleming y nos entregaría al modelo que todo hombre alguna vez soñó o sueña ser: El intrépido James Bond 007.

Spectre fue anunciada con bombo y platillo ya que no sólo se puede decir que Daniel Craig y el tratamiento que le dan al personaje ayudaron a revivir la franquicia y volver relevante al personaje sino que este es su film número 24 y por alguna razón consideran esa cifra como cierta especie de cabala que daría el empuje necesario a la franquicia a superar sus problemas, en especial los económicos; pero ni la magia ni el excelso tema de Sam Smith, Writing on the Wall, (que hasta ayer no sabía que existía) salvan a esta pretenciosa cinta de la mediocridad.

sam-smith-spectre-writings-on-the-wall-007-james-bond-song-2015-billboard-650

Entre homenajes y mezclas equivocadas

El mayor problema de esta cinta es que tenemos a un director y una producción emperrados a mezclar elementos de otras sagas que no tienen nada que hacer aquí, si bien querían hacer un homenaje o recordar a los villanos del pasado pero por alguna razón todo eso quedó atrás cuando se filmó Casino Royale… porqué pertenecen al pasado. Desde la un poco inflada Skyfall, estos elementos fueron introducidos a manera de guiños, como nostalgia de esas historias pasadas y estuvo bien; pero verlos aquí de nuevo caen como un lastre innecesario que afecta la dinámica de la esencia de este “Nuevo Bond”.

james-bond-spectre_3251384k

La cinta inicia con una muy colorida y explosiva secuencia de acción donde nuestro protagonista se encuentra en un Distrito Federal sin rascacielos ni rastros de edificios del siglo pasado, hasta pasado cierto tiempo la ciudad se transporta al siglo XXI . Si bien esta secuencia es memorable, al igual que otras cintas estrenadas este año el ritmo cae poco a poco, se presentan situaciones ridículas (por su facilidad) y la manera en que Bond recolecta la información es como diría el Fett, al puro estilo Las Pistas de Blue.

El mayor error de esta nueva cinta es lo predecible, plana y mal ensamblada que es, ya que debo admitir que existe una excelente secuencia de combate donde si crees que a Monsieur Bond le va a cargar el payaso, regresamos a los estúpidos clichés de voy a Torturarte mientras te doy la oportunidad de escapar muahahahaha. Al menos LeChifre fue más práctico que este Hans Landa suizo de pacotilla que fue otra de las piedras en el zapato.

MPP_LEC_220715_Spectre_15

Pero su mayor pecado es la pretenciosidad de la cinta, ya que existe una gran revelación que lo hubiera sido si las motivaciones del dichoso supervillano no se vieran forzadas a ser personales y hacer que fuera el responsable de todo el dolor en la vida de nuestro misógino favorito. De ahí en delante la cinta deja de ser siquiera interesante, recurrimos a los viejos clichés de te capturo y te torturo de formas crueles para darte la oportunidad de que escapes

En cuanto al casting que incluye de Daniel Craig, Cristoph Waltz, Léa Seydoux, Ralph Fiennes y Monica Belluci; uno no puede sino sentir un poco de emoción al ver a tanto talento de “primera” en cuadro para luego ver que la edición y el acomodo de personajes los relega a todos a un segundo y tercer plano, que es entendible porque el protagonista y figura central es Mr Bond, pero te anuncian a Belluci como toda una femme fatale y solo sale 5 minutos en la peor escena de seducción jamás filmada en este 2015. La terna la completan Ben Whishaw, Naomie Harris (quien se me hace muy linda) el desperdiciado Dave Bautista, Andrew Scott, Rory Kinnear, Jesper Christensen y Stephanie Sigman quien tiene menos tiempo en pantalla que la Belluci.

James_Bond_Spectre_3127893kSpectre mantiene intacto los valores técnicos y visuales que han hecho de esta saga, una de las más longevas y prolíficas; Hoyte van Hoytema (Interestellar) nos entrega una fotografía impecable al dar ese tono correcto que necesitan las cintas de espionaje y suspenso y no hay que olvidar el maravilloso trabajo de Thomas Newman con la música, quien nos recuerda con sus acordes que estamos en una cinta de Bond, a pesar de que en pantalla muestren otra cosa. Sam Mendes logra dos tres escenas interesantes y descabelladas, dignas de nuestro Bond, pero al momento de hilvanar la trama y las actuaciones se le hace bolas el engrudo.

En resumidas cuentas…

spectre-2

Es por eso que ya no quiero hacerla de Bond, se pasaron con esta película

Spectre es una mala mezcla entre buenos deseos, una nostalgia innecesaria y un homenaje a las cosas que volvieron a Bond prescindible en la cultura pop del siglo XXI, que si bien la estética y el ambiente si ayudan a meternos en esa atmósfera glamourosa del mundo del espionaje al estilo de la saga, arrastra con clichés dañinos y personajes mal desarrollados que terminan por destruir el Bond frío y calculador que describía perfectamente aquella rola interpretada por Chris Cornell, llamada You Know My Name.

Una raya más al Tigre, otra cinta más que genera expectativas para salirnos con estas tragedias, lo bueno es que es fin de semana ¡Hasta la próxima!

Si quieren ver como nos subimos al tren del mame con Bond, den click aquí.

Etiquetas:  

Acerca del autor

Arquicruz   @DunedainX   dunadanx.deviantart.com/

Arquitecto, diseñador, artista digital, crítico de cine, instructor y lo que sea que ponga alimento en el plato de mis perros y gatos.


1 comentario

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

*

*

*