10 Datos Curiosos de The Birds, la joya más infravalorada de Alfred Hitchcock

Dentro de mi análisis sobre la obra de Hitchcock The Birds guarda un lugar muy especial, y es que a pesar de ser uno de los más puros ejercicios sobre el suspenso dentro de su vasta filmografía, la percepción de un sector de la audiencia es que debido a su macguffin (las mismas aves), se le ha eclipsado y catalogado como una cinta menos seria en relación a otras de sus joyas (Pyscho, Rear Window, North by Northwest, Vertigo, etc). Si bien en esencia estamos hablando de una cinta de “monstruos”, su historia, producción y mito surtieron efectos mucho más complejos tanto dentro de su narrativa como fuera de su plato, siendo en mucha parte la principal culpable de forjar la figura del verdadero monstruo, un Alfred Hitchcok obsesionado con su actriz principal, la bella Tippi Hedren.

Dentro de su relato, estamos hablando de una cinta encantada por el perfeccionismo del cineasta, el cual logra no solo una de las mayores proyecciones de la claustrofobia fílmica, sino que también consigue captar esa misma sensación de ansiedad y encierro en sus exteriores, sirviéndose de botes, cabinas telefónicas, pequeños restaurantes o automóviles como elementos desolados para redondear el terror de esta aniquiladora parvada.

El sentido del terror aquí corta los hilos del romance y la comedia que Hitchcock tanto gusta de explayar, asumiendo el rol protagónico y haciendo una perfecta simbiosis con un progresivo suspenso que se corona en uno de los finales más legendarios de la historia, con ese paraje dominado por una nueva y hasta ahora muy peculiar raza, pájaros a los cuales la audiencia es libre de agregar cualquier base teórica para sus ataques, o como quizá y simplemente lo quiso su director, ser un castigador natural, una metafórica crítica a la sociedad y la distinción de sus clases sociales, una malvada plaga que quiere acabar con la belleza y la hipocresía tomando como base y origen una pequeña población costera y su choque social suscitado con la llegada de una citadina.

Sensacional, entretenida, tensa y hermosamente exasperante, Hitchcock convierte a una parvada de animales encabritados en un vehículo para denotar sus más grandes cualidades y/o enfermedades artísticas y personales, una razón más para apreciarla en pantalla grande a 55 años de su lanzamiento, con su reestreno en algunas carteleras latinas. Complementemos este análisis y reseña con 10 datos curiosos sobre su producción, influencia y repercusiones.

El origen ácido del relato

Originalmente The Birds se había contemplado para ser solo un episodio para el programa “Alfred Hitchcock presenta”, pero aunque Hitchcock se basó en una novela corta de la francesa Daphne Du Maurier (que ya había sido adaptada previamente para radio), el principal motivante e idea de usar a los pájaros en un largometraje vino de un suceso que ocurrió en 1961 cerca de su casa, donde miles pájaros irrumpieron por la noche en los domicilios de Bahía Monterrey de madrugada sin causar víctimas. Las investigaciones determinaron que el comportamiento suicida de las aves fue causada por ácido domoico, una sustancia venenosa que producen algunas algas.

El Cuervo estrella

El famoso cuervo que posa con Hitchcock y Hedren en algunos carteles, posters oficiales y demás imágenes promocionales del film no participó en el film, siendo adquirido por un miembro de la producción al ofrecerle 10 dólares a un niño por su mascota. El escuincle no tenía ganas de vender el cuervo, sin embargo cuando se le dijo con quién y para qué posaría, accedió de manera inmediata (yo hubiera pedido conocer a Hitchcock y a Hedren de perdida).

Los pájaros locos

Dos pájaros se tomaron muy en serio su papel; el primero picando en la mano a Rod Taylor, y el segundo infringiéndole una herida en la frente a la misma Tippi Hedren (no, no en la escena del bote)

Una obsesión llamada Tippi

La figura máxima en el ideal de perversión y deseo hacía con las rubias de Hitchcock fue sin duda Tippi Hedren, la cual declaró sufrir de variados acosos sexuales por parte del cineasta y ser obligada a métodos que pusieron en riesgo su integridad física y emocional. Tomemos por ejemplo el último ataque de los pájaros a la protagonista, el cual fue logrado a partir de que Hitchcok mando amarrar a las aves al cuerpo y vestuario de la actriz para dar crear una real sensación de peligro. Así mismo fuera de cámaras se suscitó un hecho que trascendió a la prensa y a leyenda negra del director, el cual obsesionado con la actriz, regaló a la hija de 5 años de esta, Melanie Griffith-, una muñeca idéntica a su madre dentro de una caja de madera que recordaba a un ataúd, con el mismo vestido verde que su personaje Melanie Daniels ¡Tétrico!

Años después Hedren declaró para varios medios como Hitchcock truncó y destruyó su carrera por simplemente negársele romántica y sexualmente

Los Simpson

Hay dos homenajes de The Birds en Los Simpson, pero el más recordado es sin duda el de la temporada número cuatro titulado “Un tranvía llamado Marge”, donde Homero al ir a recoger a Maggie a la guardería se topa con una “parvada” terrorífica de bebés

¿Hay una secuela?

Aunque usted no lo crea, existió The BIrds II: Land’s End, una abominación serie b de 1994 directa al videohome donde la misma Tippi Hedren participó en un rol secundario (diferente al de su personaje original). La cinta fue dirigida oficialmente por Rick Rosenthal, un inútil ente televisivo que dentro de su más conocida filmografía se encuentra la secuela de Halloween: Resurrection del 2002 ¡Patético! El crédito fue a parar para el seudónimo Alan Smithee, el alias de todos los cineastas que se avergüenzan de ponerle su nombre a la película.

Audrey y Cary Grant

Al parecer Audrey Hepburn no era una belleza que apreciara Hitchcock (¿será que le faltaba únicamente ser rubia?), pues nuevamente al pujar por el protagónico fue rechazada en una primera ronda. Así mismo en el protagónico masculino Hitchcock quería primero a uno de sus fetiches, Farley Granger, sin embargo el actor no pudo participar debido a  compromisos de giras teatrales, por lo que acudió a Cary Grant, arrepintiéndose tiempo después debido al límite presupuestal, declarando que los pájaros y él mismo serán suficiente atractivo y que no necesitaba el conocido y caro rostro de Grant. Al final se desvivió por Rod Taylor, una decisión por demás correcta, pues no solo se apropió del papel, sino que forjó una amistad cercana con Hedren y dicha química se nota en todo el metraje.

Maestro de la Promoción

Ya hemos hablado que Hitchcock no solo es una leyenda fílmica, sino también publicitaria y promocional dentro de su industria. Para el estreno de la cinta los invitados fueron recibidos por pingüinos, cardenales, flamencos y otras especies de aves, pero al salir estos habían desaparecido, siendo sustituidos por el mismo efecto de sonido que hacen las aves de su película con bocinas escondidas en los árboles para así causar tensión y terror entre los que acababan de presenciar su nueva joya

La mano de Disney

Desesperado por no poder encausar los efectos especiales que tenía dibujados en su mente a la hora de los ataques de los pájaros en exteriores, Hitchcock tuvo que acudir a Disney para que le proveyeran una tecnología de efectos más avanzada, el proceso de vapor de sodio, usado también en Mary Poppins un año más tarde.

El colegio embrujado.

El colegio de Bahía Bodega, donde transcurre parte de la acción de la película, tenía fama de estar embrujado. Tippi Hedren y algunos del cast y el crew conociendo estos rumores se sintieron incomodos y pidieron a Hitchcock buscar otra locación, pues sentían que el edificio estaba lleno de gente sin nada que estuviera ahí. Por supuesto que el director al saber los rumores hizo totalmente lo contrario, sintiéndose aún más animado por rodar ahí.

Etiquetas:  

Acerca del autor

El Fett   @El_Fett   cinescopia.com

El más realista y cabrón crítico de cine que pueda existir. Ente sin misericordia que tiene el halago de transmitir a los mortales su sentir y sabiduría en el mejor recinto sobre el séptimo arte. Cinéfilo de corazón y crítico crudo por vocación. Alter ego del Licenciado en mercadotecnia y RRPP Oscar M Rodríguez (FB) Sigueme en twitter @El_Fett


Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

*

*

*