10 Datos Curiosos y razones del porqué Halloween es una película de culto

Hace 14 años que no veía Halloween, y fielmente creo que la experiencia de volver a sorprenderme con aquel clásico del terror de 1978 es superior a la nostalgia que pudo haber ocasionado ahora su “secuela oficial” 40 años después. Debo confesar que aquella máscara fue casi borrada de mi memoria durante todos esos años, quizá gracias a una progresiva debacle de calidad con sus innumerables y absurdas secuelas, o simplemente por el hecho de que el subgénero no ha dado nada más que pena desde principios de la pasada década. Como sea el caso, quería una explicación del porque debía dar una oportunidad más a otro capítulo de esta atropellada saga, por lo que decidí re visionar lo hecho por Carpenter en apenas su tercer largometraje.

Que impresionante mito creó el Maestro del horror; precedido por la influencia de Hitchcock de los 50’s, de Hooper y Clark y el giallo italiano de principios de los 70’s, no es cualquier cosa mencionar que John Carpenter no solo logró institucionalizar el subgénero “slasher”, sino también influir a 40 años de su estreno a todas las películas de su especie aun preservando su esencia en un film que se mantiene íntegro y terroríficamente actual.

La figura casi surrealista de Michael Myers es solo la coronación de una serie de elementos con las que Carpenter pudo aterrorizar a toda una generación, y es que no solo aquel psicópata lograba calificarse como las más pura concepción del mito del “Boogeyman” en el cine, sino que también se establecían las bases de la “muerte adolescente” suscrita a la banalidad y a la perfección estética como el principal atractivo del film, a la “scream queen” que vería en Jamie Lee Curtis su primera e integra representación, y al elemento infantil resquebrajarse por completo con el mismo Myers, pasando de la inocencia de aquellos niños cuidados por Laurie, a la total demencia o como lo menciona el Doctor Loomis, a la pura maldad. Todo esto combinado con un halo de oscuridad en el marco de la noche de Halloween, perfecto entorno para desarrollar esta simple pero soberbiamente relatada historia, tan amateur como natural, de tan bajo presupuesto como poderosa impresión de suspenso soportada por planos legendarios y una música que desde el segundo uno estremece a cualquiera.

Halloween sigue tan vigente como su homónima festividad ¿Por qué tal vez nunca funcionó en forma de secuela? Porque ella misma era un cúmulo de influencias que procrearon una film sin precedente ni consecuentes, único en su espontaneidad desde su etapa de pre producción y modesto desde el punto en que se convertiría sin imaginarlo, en una de las más rápidas películas de culto en la historia, desarrollando un fandom y un mito que rápidamente se esparciría en aquellos finales de los 70’s hasta nuestros días.

Revisemos 10 datos curiosos sobre el clásico del 78 que sin duda alguna ayudaron a forjar su mito y dicho posicionamiento.

 

Producto austero

El film costó solo 300,000 dólares con tan solo 20 días de rodaje en Pasadena. Se ahorró tanto en la producción que las hojas de los arboles eran papeles pintados para simular que era otoño (la estación en la que filmó era primavera). Aunque recaudó alrededor de 70 millones, la verdadera recompensa es que Carpenter creó un producto 100% independiente, sin ninguna productora que le dijera que hacer durante y después del rodaje original.

Salarios mínimos

Para darnos una idea del presupuesto, Carpenter cobró solo 10 mil dólares, Jamie Lee Curtis 8 mil, Nick Castle (que interpreta a Michel Myers con mascara) 25 dólares al día y Donald Pleasence (Dr. Loomis) 20 mil, siendo el inmiscuido con mayor paga. Combinado a esto, todos los actores y actrices (menos los relacionados con Myers), tuvieron que conseguir su vestuario de sus ropero o de su paga.

Doctor Loomis

Carpenter quería que Peter Cushing o Christopher Lee interpretaran al Doctor Loomis, sin embargo ambos lo rechazaron por la poca paga. Años más tarde y debido al éxito y culto del proyecto, Lee diría a Carpenter que haberlo rechazado fue el mayor error de su carrera.

Producida por Carpenter y amigos

Si bien es de todos sabido que la legendaria partitura es composición del mismo Carpenter, su novia en aquel momento, Debra Hill, fue coguionista e incluso hasta actriz de manos (en el plano secuencia de al principio al no poder contar con el niño actor que interpretaría a Myers). Así mismo y aunque la población de Haddonfield, Illinois no existe, si Haddonfield, Nueva Jersey, donde Hill creció. Carpenter por su parte bautizó a la protagonista como una ex novia suya, Laurie Strode, a los nombres de la calles como los de su vecindario donde creció en Kentucky, y hasta a Michael Myers debido a un productor inglés que trabajó en su anterior película y el cual le había caído muy bien.

La máscara de Shatner

Otra consecuencia del limitado presupuesto fue la máscara de Myers, la cual se adquirió a 1.98 dólares y que en realidad resultó ser la indumentaria que William Shatner utilizó para la muerte de su personaje, El Capitán Kirk, en Star Trek. A esta máscara se le pintó de blanco, se le agregó cabello y se le moldearon los ojos para dar como resultado al legendario Boogeyman Michael Myers.

¡Gracias Hitchcock!

Un sinfín de influencias al cine de Hitchcock y en especial a Pyscho, comenzando por la selección de Jamie Lee Curtis como Strode, que por el hecho de ser hija de Janet Leigh influyó de manera definitiva en la decisión de Carpenter. Así mismo la primera escena del asesinato de la hermana Myers fue un homenaje a la secuencia de la bañera en Psycho, así como el nombre del Dr. Loomis, tomando como referencia a Sam Loomis, el novio de Marion Crane. Por último el personaje de Tommy Doyle le debe su nombre al teniente Thomas J. Doyle (Wendell Corey) de La ventana indiscreta.

¿Por qué Michael es así?

Cuatro meses antes de su lanzamiento, Curtis Richards, Carpenter y Hill publicaron la novela homónima donde se explayaron en contar las razones mentales y los motivos del personaje por haber cometido los asesinatos, esto con el objetivo de complementar la estructuración del personaje. Aunque es parte del canon de la saga, el intento por humanizar a Myers entorpece el objetivo final y significado de culto del film original, pues es ese misterio y oscuridad el que define al Boogeyman

Playmate 1974

Sandy Johnson, quien interpretara a la primera víctima de Myers, su hermana Judith Margaret Myers, fue una modelo y Playmate del mes de Junio en la revista Playboy de 1974. De ahí su contratación para su escena semidesnuda en la que es acuchillada por su pequeño hermano.

La Cosa en la televisión

Un dato muy curioso es que cuando los niños que cuida Laurie Strode están viendo la televisión, se encuentran observando “La Cosa del Otro Mundo”, cinta a que le Carpenter tiempo después le haría uno de los mejores remakes en la historia del cine

¿De quién fue la idea original?

Bob Clark fue considerado precursor inmediato del slasher con su cinta “Black Christmas” de 1974; siendo amigo de Carpenter por aquellos tiempos, ambos decidieron que su siguiente proyecto como directores sería una secuela de dicho film, teniendo la idea de un asesino que al escapar de un manicomio, asesina a una serie de personas durante la noche de Halloween. Tiempo después ambos directores se distanciaron y Carpenter decidió quedarse con la idea.

Etiquetas:  

Acerca del autor

El Fett   @El_Fett   cinescopia.com

El más realista y cabrón crítico de cine que pueda existir. Ente sin misericordia que tiene el halago de transmitir a los mortales su sentir y sabiduría en el mejor recinto sobre el séptimo arte. Cinéfilo de corazón y crítico crudo por vocación. Alter ego del Licenciado en mercadotecnia y RRPP Oscar M Rodríguez (FB) Sigueme en twitter @El_Fett


Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

*

*

*