10 Datos que probablemente no conocías sobre The Empire Strikes Back, a 40 años de su estreno

No solo estamos hablando de la mejor película de la saga, sino quizá también del pináculo del cine fantástico. The Empire Strikes Back cumple este mes 40 años de su estreno, siendo el nexo de toda la fuerza, a donde debió llegar aquel camino del héroe y de influencias planteado por Lucas en 1977, y de donde emanan todos los demás capítulos, seriales y universos expandidos de toda la franquicia.

Enmarcado por una labor creativa imprescindible y revolucionaria, el solemne y mejor guion de Lucas se vio ensalzado no solo por la labor histriónica y más madura de sus inmiscuidos (desde los actores hasta los titiriteros), sino también por una dirección que para bien le arrebató por momentos todo el poder y decisión narrativa a su creador, para así encausar una odisea tan simple y oscura a las órdenes de un director tan emergente como sorpresivamente talentoso (y también peculiar en ciertos aspectos y técnicas).

Los elementos mitológicos, políticos y espirituales siguen ahí, en una amalgama de romance, aventura y acción; el héroe se desprende de su ruta para ser entrenado y llevado hacía ese momento cumbre de decisión, y el espectador a su vez será testigo de uno de los giros mejor guardados, desarrollados y revelados de la historia fílmica a merced del forjamiento de uno de los villanos más legendarios. Los diálogos, la parafernalia, la banda sonora, los personajes protagonistas, secundarios y hasta terciarios, los efectos y las criaturas, todo será parte de un gran y emotivo clímax de saga que a la fecha nos hace cuestionar ¿Qué mierda fue lo que pasó?

Puristas, nuevos fanáticos y hasta ajenos a la saga pero amantes del cine en general, el Episodio V de Star Wars se vuelve el punto de encuentro, concordancia y salvamento de todo su universo, y como buena joya de culto del cine fantástico, la cinta de 1980 no está exenta de una serie de datos curiosos que incrementan aún más su mito.

¡Felices 40! Que la fuerza los acompañe

Un verdadero entrenamiento Jedi

El verdadero Maestro Jedi detrás del Episodio V fue su director, Irvin Kershner, que tras primero rechazar la oferta, terminó no solo por encargarse del mandado, sino por agregar su toque y sacar a Lucas casi de la jugada tanto creativa como narrativamente. Sin duda la mejor cinta de su carrera (dirigió 15 largometrajes, entre ellos Never Say Never Again y Robocop 2), el estilo directivo de Irvine se concentró en exigirle a Mark Hamill el mayor esfuerzo en su papel para lograr la credibilidad como alumno Jedi, y es por eso que el actor evitó usar stunts durante el rodaje, lo que le causó entre otras cosas romperse un dedo, ser mordido por una serpiente (la cual Irvine le mintió que era inofensiva), helarse en Noruega debido a la insistencia de su director por aprovechar la tormenta helada (la escena cuando escapa de la cueva del Wampa), y pegarse 16 veces en la cabeza en la casa de Yoda hasta que Kershner quedara satisfecho con la toma. Así mismo Irvine hizo que los imperiales manejaran un tono británico, mientras que los rebeldes se quedarán con el acento gringo, para lograr una veracidad en el conflicto “intergaláctico”

Es una cinta indie

Para evitar compartir los derechos con alguna casa productora, Lucas decidió evitar en la medida de lo posible la injerencia y el dinero de cualquier estudio. Para esto el reinvirtió 18 millones a la producción, dinero que consiguió de sus ganancias por el anterior capítulo y por un préstamo bancario. Lucas recuperó su inversión en 3 meses. Tras lograr los resultados (el dinero suficiente) y convertirse tras este episodio en alguien completamente independiente, repartió 5 millones de sus ganancias como bono a todo el personal que laboró en la producción

El gran Frank Oz

El papel de Yoda fue en un principio ofrecido al mismísimo Jim Henson, pero este rechazó el papel por compromisos previos y proyectos personales. En su lugar recomendó a Frank Oz, titiritero y voz de personajes como Fozzie, Miss Piggy y Animal. Lucas quedó tan impresionado por su talento y compromiso, que invirtió en una campaña para llevar a Oz hacía una nominación al Oscar, la cual por obvias razones fracasó. Así mismo y debido a que las tomas en el set de Dagobah eran las más complicadas para Hamill, Oz llevaba de manera constante a Miss Piggy al estudio para alegrar el día detrás de cámaras.

La fiesta de los Monty Pyhton

Durante las filmaciones en Londres, Carrie Fisher se hospedó en una casa rentada por el actor Eric Idle, miembro del Monty Python.  Mientras estos filmaban “Life of Brian”, una noche Idle ofreció una fiesta para el crew de la película donde invitó a Harrison Ford y a su huésped Carrie, y ofrecieron un licor creado por él mismo Pyhton al que bautizaron como “El limpiador de mesas tunecino”.  La fiesta duró hasta altas horas de la madrugada. Al día siguiente se filmaban las escenas de la llegada a la Ciudad de las Nubes, declarando Carrie que aquella fiesta y licor fue la explicación de porqué lucen Harrison y ella tan felices en su estadía en Bespin. Años después Idle dijo estar feliz por haber tenido un poco de influencia en el buen resultado del film.

Con dinero baila el Alec

Además de que es bien sabido que Alec Guinness no disfrutó del todo el hecho de interpretar a Obi-Wan en 1977, antes de arrancar el rodaje se había sometido a una cirugía oftalmológica, por lo que a pesar de aparecer en el guion, Lucas nunca estuvo seguro si el legendario actor repetiría su rol. Finalmente lo hizo, trabajando un solo día, el 5 de septiembre de 1979, de 8:30 am a 1:00 pm, tiempo por el que obtuvo bajo contrato el pago de un cuarto de un punto porcentual de la utilidad bruta de la película, que valía millones de dólares ¡Hello there!

Face Off

Mito y realidad. Tras sufrir un serio accidente de carro que prácticamente le reconfiguró su rostro de la primera a la segunda película, la escena del Wampa no fue hecha para justificar las “cicatrices” que Mark Hamill sufrió, pues aquel accidente fue en 1977, y las escenas de Hoth fueron hechas dos años después, en 1979. Sin embargo, dicha secuencia coincidentemente sirvió para justificar “desde cierta perspectiva” el notorio cambio de rostro que sufrió el actor.

Todo Boba Fett

Aunque ya es muy sabido que Boba Fett fue interpretado por Jeremy Bulloch (que también hizo del guardia imperial que toma a Leia en la escena en la que advierte a Luke “que es una trampa”), lo que usted probablemente no conocía era la existencia de un tal Jason Wingreen, que fue la voz desacreditada del más famoso cazarrecompensas de las galaxias. Wingreen audicionó originalmente para la voz de Yoda, pero le fue otorgado el de Fett, trabajo que hizo tan solo en 10 minutos (para las 4 líneas del personaje). A pesar de eso y que su voz fue utilizada también para la publicidad en los juguetes y demás mercancía, Wingreen nunca fue reconocido o recompensado por regalías, incluso siendo cambiada su voz por la de Temuera Morrison a partir de las precuelas (mala, mala decisión).

Emperatriz Palpatine

Otra de las grandes escenas alteradas a partir de las versiones de 2004 fue la del Emperador con Darth Vader. En 1979 Lucas aún no contaba con Ian McDiarmid para interpretar al Sith, por lo que el papel de Palpatine fue interpretado físicamente por una mujer, la actriz Marjorie Eaton, que también permaneció sin crédito alguno. A su aparición le fueron impuestos ojos de chimpancé y la voz corrió a cargo del actor Clive Revill, veterano de variadas voces en muchas caricaturas en épocas posteriores.

Cambio en los diálogos

Son ya famosos los dos cambios de diálogos que a la postre se convirtieron en momentos de la cultura pop. El primero de “Luke, I am your father” (como estaba originalmente descrito en el libreto) a “No, I am your father”, el cual se originó simplemente porque James Earl Jones se equivocó; el segundo de “Just remember that, Leia, because I’ll be back” al simple “I Know”, propuesto por el mismo Ford, pero que al contrario de lo que se cree no fue improvisado, sino planeado por el actor y el mismo Irvine Kershner en un complot secreto detrás de cámaras. Este último cambio causó indignación tanto en Carrie Fisher, la cual declaró no haber sido informada, como en el guionista Lawrence Kasdan, el cual reclamó que la respuesta de Han Solo era de las mejores líneas que había escrito para el libreto ¿Ustedes que dicen?

¿Lando nació en Kamino?

Este les va a encantar a quiénes no lo sabían, pero en un primer borrador del guion, Lando era un clon sobreviviente de las Guerras clónicas, que dirigió huestes de clones a un plantea inhóspito para asentarse y construir la Ciudad de las Nubes y su gremio comerciante. Originalmente este clon se llamaría Lando Kadar

Y otro como bonus…

Los AT-ATs fueron inspirados de los caminadores de “La Guerra de los Mundos” de H.G. Wells.

Etiquetas:  

Acerca del autor

El Fett   @El_Fett   cinescopia.com

El más realista y cabrón crítico de cine que pueda existir. Ente sin misericordia que tiene el halago de transmitir a los mortales su sentir y sabiduría en el mejor recinto sobre el séptimo arte. Cinéfilo de corazón y crítico crudo por vocación. Alter ego del Licenciado en mercadotecnia y RRPP Oscar M Rodríguez (FB) Sigueme en twitter @El_Fett


2 comentarios

  • “¿Qué mierda fue lo que pasó?”

    Se lo diré: un creador altanero que pasó años sin hacer nada después de esto, sin nadie en su contra sino más bien elogiándolo como un genio, un universo demasiado expandido, Disney, el progresismo y un fandom eternamente insatisfecho (lo volveré a decir: si los 40 millones de videos en Youtube contra el Episodio VIII y de cómo el feminismo y la escena del casino han arruinado la saga no son suficiente prueba de ello, que baje Dios y lo vea).

    La mejor de la saga porque fue en la que Lucas se involucró menos. ¿Coincidencia?

    Responder

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

*

*

*