10 Películas LGBT para celebrar el cumpleaños y el lado femenino de Arquicruz

Fue un 18 de junio cuando dos ilustres personajes, bien diferenciados tanto cultural como geográficamente, decidieron que era el momento preciso para abandonar los vientres de sus mamás e iniciarse en este viaje al que llamamos vida. Uno de ellos es uno de los hijos predilectos del estado norteño de Coahuila de Zaragoza, unos de nuestros ilustradores favoritos, amante de la comida basura, los cómics y el cine de efectos (y afectos) especiales. Es el amigo que todos quieren tener, un hombre hecho y derecho, que lo mismo te diseña una casa, como te dibuja una fiel caricatura, un tipo noble y con agallas, en el que puedes confiar libremente y que siempre está ahí para lo que necesites; una persona que lo mismo desata su furia repartiendo patadas voladoras en un tatami, que al rato le hace mimos a un adorable gatito. Un hombre que en ocasiones pierde su identidad y le sale su lado más femenino y se vuelve loca de remate por amores no correspondidos. El mío, sin ir más lejos. Creo que su esposa, para paliar este trastorno, le ha regalado un unicornio, con el que él se identifica y le sirve para alimentar esa dualidad que habita en su cabeza.

Introducing "Arquicornio".

Introducing “Arquicornio”.

Por eso y por mucho más hoy queremos celebrar a nuestro querido Arqui Cruz con una selección de títulos con temática gay. Una selección de películas con las que nuestro intrépido compañero se emocionará y alguna que otra lagrimita dejará caer sobre sus mejillas. Porque él es un tipo duro del norte, pero con sentimientos. Felicidades amigo y que cumplas muchos más! Y que nosotros lo veamos! Ah, por cierto, el otro es Paul McCartney.

Mr. Wolf

 

Tacones lejanos (Pedro Almodóvar, 1991)

Cat Movie Lee

2988563dd2c835a822d8ee2333fcf0f6

Es un poco duro escribir sobre asuntos que atañen a la comunidad LGBT en estos días tan difíciles por las razones que todos ya sabemos. Vale que aquí estamos de cachondeo- diría Mr. Wolf, pero la realidad es que por ningún motivo estas personas merecen los daños que han estado sufriendo. Desde aquí, mi apoyo incondicional a los amigos con los que he tenido la fortuna de compartir escritorio, risas y experiencias que llevo en el corazón.

Ahora sí, respetando la cuestión gay que tanta fascinación provoca en nuestro querido y cumpleañero arquitecto, me permito hablar de “Tacones lejanos.”

Pocos como el manchego Almodóvar, han sabido sacarle tantísimo jugo y sustancia a la temática LGBT en sus películas, logrando personajes francamente entrañables en el entreteje de historias que se engarzan y se van como hilo de media (nunca mejor dicho).

De esta cinta de 1991 en donde Victoria Abril y la sensacional Marisa Paredes se disputan el amor de un hombre que termina muerto por causas que no le voy a spoilear para que la vea (segura estoy que no lo ha hecho) y donde Miguel Bosé hace uno de los performances más memorables que yo haya visto interpretando a la sensual Femme Letal cantando Un año de amor, quedaron varios Premios Goya y una candidatura en los Golden Globes a mejor película de habla no inglesa. Y ya si a toda esta escamocha de frutas, le añadimos un sabor acidito con la magistral interpretación de Luz Casal, cantando Piensa en mí como los ángeles, poco queda por decir.

Mi buen arqui, fuera ya de este contexto tropical y jacarandoso, sabe que se le estima en harta medida y que le deseo siempre lo mejor. A usted me une este espacio cómico, mágico y musical, el amor por los mininos y Mr. Wolf. J Que los cumpla muy feliz.

 

Toro (Martin Hawie, 2015)

Mrs. Punisher

13442139_10154048674584713_6708464717508193739_n

Cuando pienso en todos esos seres humanos que viven bajo la máscara de lo que no son, me inunda la tristeza. Muchas veces los entiendo, más con las muestras de odio que siguen llenando los titulares de las noticias, sin embargo no puedo dejar de pensar que esos asomos del closet que no terminan con  el abrir la puerta de par en par y salir en busca de la felicidad son equivalentes a un niño mirando la dulcería desde afuera. En el cine LGBT las películas circulan en todos los géneros, pero sin duda en el apartado de dramas predominan los protagonistas de closet.

Toro”  película alemana del director peruano radicado en tierras germanas  Martin Hawie, combina un montón de temas alrededor de su protagonista. Uno de ellos la migración, tema que no sueltan las películas europeas y por lo visto el cine gay tampoco. También toca el tema de la religión como un factor opresivo, la amistad y camaradería entre dos hombres que emergen de los barrios bajos de la ciudad y finalmente el tema de la aceptación.

Toro (Paul Wollin) y Víctor (Miguel Dagger) son dos migrantes viviendo en Alemania, mientras Toro se gana la vida vendiendo placer a las damas que pagan muy bien por sus servicios, Víctor es un adicto reincidente, que es capaz de tener encuentros sexuales con hombres sólo por conseguir dinero. Los grandes amigos ignoran la vida secreta de uno y otro.  Toro se “sacrifica” en su oficio para juntar cada peso, cada euro mejor dicho, que terminará en la culminación de sus sueños. Por otro lado Víctor no hace más que meterse en problemas por conseguir la droga que necesita, contando con que su amigo siempre vendrá a rescatarlo.

Toro” es sombría, de  fotografía sublime en blanco y negro, la cual acentúa más su halo depresivo, sin embargo la ausencia de color le da cierta majestuosidad a las locaciones. Departamentos maltrechos, calles sucias, bares de mala muerte y fincas abandonadas. “Toro” parece brillar en el inframundo, su cuerpo forjado por el ejercicio se convierte en el templo donde vierte su represión. El amor que siente busca la redención, sus constantes visitas al templo alimentan las frustraciones que va y libera con el saco de boxeo.

Toro esconde su amor, permite que la censura dicte su proceder, entra en una lucha interna en donde condena  sus sentimientos y perderá la cabeza buscando perdón por sus pecados.

Mi estimado Arqui Cruz, espero que haya entendido el mensaje, recuerde que todos en Cinescopia (y me atrevo a decir que hasta “La Lechuza Viajera”) lo queremos  por lo que es, estamos felices de que no tenga reparo en mostrar sus sentimientos y nos llene el muro de unicornios multicolores.  Que no pase un año más dentro del closet del miedo al rechazo.

¡Feliz cumpleaños Arqui! Perdone la broma, juro que no fue mi idea, soy inocente, pero creo que los celos de Cat Movie Lee tuvieron algo que ver.

 

The Adventures of Priscilla, Queen of the Desert (Stephan Elliot, 1994)

Chikilla

the-adventures-of-priscilla-queen-of-the-desert-531c389d21a2c

Mi buen amigo y camarada, nuestro compañero Arquicruz, cumple años y para festejarlo nada como festejar su espíritu gay con algo selecto para su diversión y la de ustedes también.

Corría 1994 y el director Stephan Elliott nos deleitaba la pupila con un buenísimo Guy Pierce ataviado en shorts ajustados que dejaban poco a la imaginación, junto a blusitas ombligueras transparentes. Acompañando al hombre de mirada recia, Hugo Weaving, quien con su peluca rosa, el tocado de plumas en la cabeza y su baile cadencioso hacía las delicias de cuanto antro de mala muerte se topaban por el camino en los inhóspitos terrenos del desierto australiano en el viaje emprendido en Priscila.

A ellos se les sumaba el grandioso Terrence Stamp como el transexual Bernardette en esta aventura que recorre buena parte del desierto australiano hasta la ciudad de Alice Springs en donde el trio actuará en el salón de fiestas de un hotel.

En el trayecto les pasará de todo y Priscila, el autobús que los lleva en la aventura  será parte importante de eso. No se crea que las cosas son fáciles en la vida de un gay que se acepta tal cual es, no… uno de nuestros chicos cometió un pecadillo… y hay un hijo de por medio y una esposa… y un drama… Además qué sería de la vida si no nos arrojásemos a explorar y descubrir.

Tip. Ponga atención a la escena con los aborígenes, es simplemente lo mejor de la vida floreciendo.

Esta interesante cinta con un reparto tan excelente sirve perfecto para festejar al rudo Arquicruz que además de golpear duro en sus entrenamientos de Muai Thai saca su lado femenino cada que se sienta con su esposa a gritar de emoción cuando sale Tuxedo Mask en pantalla en el divertido anime Sailor Moon.

De modo que no me resta más que felicitar a la chamaka que cumple años, decirle que lo aceptamos con todo y su lado femenino que a veces se desborda detrás de sus pantaloncillos rosas de boxeo pero que se le quiere de veras. Que  sigas siendo uno de mis mejores amigos chamaka, y que podamos seguir disfrutando de las bellezas de la vida, cada quien a su manera. Felicidades chikillo.

 

Rope (Alfred Hitchcock, 1948)

Kim Tobías

alfred_hitchcock__s_rope_poster_by_escdesigner-d3jkt24

Y llegó el momento de la recomendación clásica de esta armoniosa lista. Ya que al arquicruz le da de repente por adentrarse en esta bella rama de la historia del cine, no está de más recomendarle otra de las buenas cintas de Alfred Hitchcock que, polémico para la época, se atrevió a filmar una historia en la que la los protagonistas eran claramente homosexuales.

Filmada totalmente en planos secuencia y en una sola locación, Rope trata sobre dos compañeros de universidad que estrangulan a un tercero, momentos antes de que se dé una fiesta en ese mismo lugar al que acudirán el padre, una tía, la novia y un profesor del fallecido estudiante; esto con la finalidad de demostrarse a sí mismos que han realizado el crimen perfecto.
A pesar de que nunca se menciona directamente, la inclinación homosexual de la pareja protagonista era muy evidente (incluso pudiendo afirmar que mantenían una relación) causando gran revuelo en los años 40’s cuando el tema era un tabú; razón por la cual otros actores como Cary Grant y Montgomery Clift rechazaron participar. Lo cierto es que la cinta significó un gran experimento para el cine en esos tiempos (muy favorable además) razón por la que la recomiendo ampliamente si usted gusta de buenos guiones y sobretodo largas conversaciones ingeniosas.
Estoy segura que el Arquicruz encontrará muy cautivadora esta película, conociendo su reciente gusto por el cine de antaño y por los unicornios la temática LGBT que se vuelve un tema cada vez más recurrente en nuestros días pero que evidentemente tiene también sus raíces en el mundo del celuloide desde hace décadas. ¡Feliz cumpleaños al arquitecto más querido de Cinescopia! Ese que con su alegría y buena vibra se ha convertido desde hace tiempo en un gran pilar de este querido blog.

 

La vie d’ Adele (Abdellatif Kechiche, 2013)

Dr. Dark

20619464

Existe un hecho innegable: la homofobia es hipocresía pura. Y es que uno podría ser el más conservador, persignado y macho de pelo en pecho y jurar no soportar siquiera la mera existencia de los “maricas”, pero hierve cual géiser ante la visión de un par de hermosas féminas dándose afecto… Esa es la razón por la cual seguramente está película trascendió en prestigiado festival pese a carecer de grandes méritos artísticos.

La verdad sea dicha. Antes de la existencia de los teléfonos inteligentes y de internet generalizado, además de los celebradísimos sitios gratuitos de entretenimiento para adultos, conseguir “porno” era una hazaña. Quienes tenemos ya cierta cantidad de tacos de almanaque pasábamos horas cazando las películas softcore de algún canal de cable especializado en películas de poco lustre y por obvias razones verlas en secreto. Para muchos esta película debió ser un flash back a la pubertad y adolescencia…

Basada en la novela gráfica del mismo nombre, nos cuenta la historia de Adele (la angelical Adele Exarchopoulos) y su intenso y accidentado romance con Emma ( la diosa Lea Seydoux ), en lo que representa un escabroso viaje de auto descubrimiento. Matizada con prolongadas y explícitas escenas de sexo lésbico y por la controversia resultante por el trato cuasi esclavista dispensado por el director a las bellas protagonistas ( quien, nada tonto, obligó a las actrices a repetir las escenas sexuales una y otra vez… Seguro le dio taquicardia), es un filme correcto y entretenido que sin embargo poco o nada aporta como vehículo dramático. Más recordada será por ser una versión “final” de un filme softcore y por la cara se hastío de las heterosexuales Adele y de Lea, forzadas a darse besos y tomarse de la mano durante las giras promocionales. La cara deprimida de Adele en uno de tantos es de antología…

¿Pero a quien le importa? Mi estimado Arqui, sírvase a disfrutar de este filme para desintoxicarse de tanto trolleo sodomita en este especial. Nada como un par de hermosas féminas para olvidar la mala vibra.

 

Le Placard (Francis Veber, 2001)

Bedub

le-placard-movie-poster

Cuenta la leyenda que el cumpleañero Arqui  supo por voz de sus compañeros de trabajo que iba a ser despedido, era un momento desesperado de su vida pues las cuentas no dejaban de llegar y su estilo de vida nihilista no lo podía dejar atrás.  Así que recurrió a un amigo quien le aconsejo que dijera que era gay y así protegerse  bajo las leyes de no discriminación.

Efectivamente así lo hizo y como había dicho su amigo no fue despedido, sin embargo la cuestión no quedó solamente en la protección de su trabajo sino que su vida entró en una etapa de dudas sobre todo en lo que creía. La gente lo miraba extraño y las cosas que antes parecían normales ahora resultaban raras: Levantar el dedo meñique mientras tomaba té, el ponerse panty-medias, los guantes de boxeo rosa y un sinfín de situaciones.

Su vida se convirtió en una comedia pero para él era un drama. A pesar de ello, recapacita sobre su existencia, sobre los prejuicios y apariencias que él mismo había hecho sobre otras personas, y lo llevó a permitirse la aceptación de los demás sin ningún tipo de distinción. Finalmente se había convertido en una mejor persona. Si bien a estas alturas no sabemos si la mentira que dijo es realidad, ni el mismo lo sabe y a decir verdad los unicornios no ayudan para nada.

Feliz cumple Arqui

 

Funeral Parade of Roses (Toshio Matsumoto, 1969)

Ed Sunderland

funeral-parade-of-roses-poster

Tema escogido vagamente en éste post celebrando al Arquicruz, la homosexualidad en el cine ha creado polémicas desde Pasolini hasta Ripstein, pasando por ésta joya del cine japonés que a mi parecer es no sólo la mejor abordándolo, si no la más intelectual al momento de presentar una propuesta sobre la formación de identidad en el cine, un prototipo de montaje avant-garde con ideas visuales que van más allá del propio mensaje de la película.

La historia es muy sencilla, lo suficiente como para que un incentivo para verla sea el desconocimiento de ella, y honestamente no le doy mucha importancia. Siendo una obra de New Wave, lo interesante está en las técnicas e innovaciones aquí presentes, varias de las cuales Kubrick admitió influenciaron enormemente a La Naranja Mecánica (cualquiera que ya haya visto ésta película lo notará en seguida). Agresiva, vulgar, plagada de cinismo en su escenografía. Cosas que siempre que veo en películas niponas me resulta de gran agrado, razón por la cual ésta es una de mis películas favoritas en general. El final es inolvidable, enormemente recomendada.

 

Brokeback Mountain (Ang Lee, 2005)

Mr. Wolf

brokeback_mountain

Nos encontramos ante una de las mejores películas del director taiwanés, ganadora de tres premios Oscar: mejor director, mejor música original y mejor guion adaptado. En China se alabó la trayectoria de Lee cuando ganó el Oscar, aunque, allí, la cinta nunca fue presentada (como no podía ser de otro modo)

Brokeback Mountain es una bonita de historia de amor entre dos hombres. Dos vaqueros, Ennis Del Mar (Heath Ledger) y Jack Twist (Jake Gyllenhaal) que se conocen en el verano de 1963 mientras hacen cola para pedir trabajo a un conocido ranchero del pueblo de Signal, en Wyoming. Finalmente consiguen el trabajo y son enviados al ficticio paraje de Brokeback Mountain para ejercer de cuidadores de ganado. Allí empiezan a forjar su relación y poco a poco irá surgiendo algo más entre ellos y de la amistad pasarán a una profunda atracción.

Cuando termina la temporada, tienen que abandonar la montaña y volver a sus respectivos hogares y separarse. Ennis se queda en Wyoming y se casa con su novia de toda la vida Alma (Michelle Williams) y tienen dos hijas. Jack vuelve a Texas y comienza una relación a Lureen Newsome (Anne Hathaway), que es una figura del rodeo. Se casan, tienen un hijo y Jack trabaja en los negocios del padre de su mujer.

Después de unos años; un día, Ennis recibe una postal de Jack que viene a Wyoming. Ennis lo va a esperar y tan pronto de reconocen se vuelve a avivar la llama entre los dos. Ambos se dan cuenta de lo mucho que se han echado de menos y que realmente sus relaciones con sus mujeres son un farsa. Durante los años posteriores mantendrán encuentros clandestinos. Finalmente ambos matrimonios se deterioran. La mujer de Ellis acaba por conocer la verdad sobre su relación con Jack, el cual se acaba distanciando de Lureen. Jack regresa a Wyoming cuando se entera de la ruptura de Ellis con su esposa para así poder estar juntos, pero éste teme abandonar a sus hijas y las repercusiones que puede traer que su relación se haga pública.

Y el final, queridos lectores y lectoras, no se lo voy a destripar. Si no la han visto, se la aconsejo encarecidamente y si ya la han visto coincidirán conmigo en que es una de las películas de amor más bellas de la historia. De amor correspondido, como el que le gusta a nuestro querido vaquero, a la par que unicornio, René “Arqui” Cruz.

Feliz cumpleaños figura!

 

The Crying Game (Neil Jordan, 1992)

El Fett

697_CryingGameThe_Catalog_Poster

Estamos aquí para celebrar la feminidad de este hombre ¿Qué no?  Característica abundante en él que no solo le hacen empatizar con las mujeres y los mininos, sino que le da también ese toque de delicadeza que detrás de ese macho karateka del norte de México, refleja y equilibra a un individuo sensible y con gran talento y dedicación en todo lo que hace ¡Sea dicho! La feminidad en el hombre no está mal, no debe esconderse, e incluso es una tendencia  de consumo actual con tanta cremita, barbería, fitness… y en montar unicornios, como al Arqui le gusta.

Antes de pasar a mi recomendación me gustaría aclarar mis respetos hacia la comunidad LGBT y hacia al Arqui también, al cual le tengo un agradecimiento y admiración infinita déjese usted por la dedicación, manutención, creatividad y tiempo que le invierte a este carajo blog que no le da ni un pinche centavo ¡No! Sino simplemente por la persona que es, un individuo creativo, conocedor del aspecto social y cultural, que posee un estilo artístico que constantemente desarrolla y mejora en su obra y que lucha día a día con y por su familia siendo un respetable profesional y profesionista con su labor de arquitecto, uno que también gusta de montar unicornios de colores… bueno.

Mi participación para usted mi estimado colega es The Crying Game, thriller irlandés que refleja firmemente el tema de “su lado femenino”. Le cuento que unos terroristas secuestran a un soldado que, durante su confinamiento, entabla amistad con uno de los criminales pidiéndole que si lo matan vaya a ver a su novia. Tiempo más tarde, el terrorista queriéndose alejar de su grupo criminal, viaja a Londres al pub donde trabaja la novia ¿Y adivine qué? Véala.

Una cinta que como su título lo indica, es un juego de géneros que requiere la aprobación ideológica de su espectador para someterse a la misma piel de su protagonista, un hombre aterrado y trágico que deberá aceptar sus cambios intrínsecos debido a las circunstancias que sus mismas decisiones han forjado. Para muchos Jordan divide su film, primero en un thriller y luego en oscuro romance, sin embargo creo que dicha apreciación no le hace justicia  esta obra que podríamos resumir como la aceptación de dos seres complementarios que actúan en consecuencia a su placer y deseo por sentirse plenos, haciéndole frente a las pesadillas que los persiguen, ya vengan estas de la parte criminal o de la misma sociedad.

Arqui, sepa usted que tiene que ver esta cinta para de nuevo montarse en su unicornio, así como también comunicarle que su obra y calidad humana han sido una influencia  para su servidor y para todo el proyecto de Cinescopia ¡Feliz cumpleaños!

 

Lawrence of Arabia (David Lean, 1962)

El Fett

Lawrence-of-arabia-poster

Sí, yo de nuevo.

Arqui, la eternal discusión debe terminar aquí. Lawrence of Arabia conlleva una temática homosexual obvia, tanto en su personaje (Históricamente hablando), como dentro de la narrativa del maestro David Lean, el cual como Lawrence, proyecta pudor en dicho tema al no mostrar nada explícito y solo una relación amistosa que despliega ciertos guiños hacia esta tendencia que también es aceptada y corroborada por la comunidad LGBT.

Así pues, usted podrá notar esto en el desarrollo y consecuente resquebrajamiento entre la respetuosa interacción Ali – Lawrence, siendo esta el foco de su negación y muy posiblemente la causa de su gusto por los unicornios ¡Acéptelo ya!

Etiquetas:  

Acerca del autor

Cinescopia   @Cinescopia   cinescopia.com

Equipo editorial de Cinescopia.


1 comentario

  • Estúpidas! Mi cumpleaños!

    Jajajajajajajaja bola de cabrones! No podía esperar menos de una banda de inadaptados como somos en Cinescopia y bueno como todo patán y troll que soy debo admitir que quizás me merezca esta colorida broma XD

    Muchas gracias a todos por todo el esfuerzo en hacer este post, Bedub, Ed y Punisher pusieron las cintas que más me llamaron la atenicón, aunque la reina del desierto también se me antoja mucho, pero eso ya la conocía.

    Muy amables a todos, en especial al pinche Fett que me hizo mentarle la madre con su extra recomendación! No hay ninguna insinuación en la cinta, solo en tu mente de gay de clóset.

    Hasta la próxima!

    Responder

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

*

*

*